El error de Netflix: apostar por los juegos, en vez de la animación

Netflix
Netflix apuesta a sus juegos en vez de sus series animadas. Un movimiento que desconoce la razón por la que seguimos suscritos.

Las últimas semanas han sido complicadas para Netflix. La plataforma anunció por primera vez una pérdida de suscriptores, al mismo tiempo que se hacen preguntas sobre el futuro del servicio ahora que aumenta sus precios en los Estados Unidos y cierra las puertas a las prácticas de compartir contraseña. Pero esto no es lo único que ha hecho el servicio de streaming, sino que también ha hecho una apuesta interesante: invertir en más videojuegos. Por desgracia, creemos que le está apostando al caballo equivocado.

Esta semana Netflix anunció que piensa terminar con 50 juegos originales creados. Esto lo hará a través de la adquisición de más estudios independientes y el lanzamiento de al menos cinco nuevos cada mes. Todos los juegos que serán lanzados están dirigidos para plataformas móviles. También está la inversión en contenido alternativo, como es su película de Exploding Kittens. De hecho, este solo mes la plataforma está, por ejemplo, lanzando más juegos para su aplicación que series animadas para adultos.

Y ahí está el problema.

¿Qué pasó Netflix? Antes eras chévere

La misma semana que Netflix anunciaba el peor reporte de su historia, una de sus primeras acciones fue cancelar una cantidad (que no se ha confirmada) de proyectos animados.

Se entiende por qué razón las series animadas son las primeras en recibir el hacha de la productora. Son costosas de producir y en la mayoría de los casos atraen menos ojos que otros productos más populares como un ‘Stranger Things’ o un ‘La Casa de Papel’. Es un mal natural de la animación el que una buena parte de la audiencia no se sienta atraída a estos contenidos por considerarlos ‘para niños’.

Y, sin embargo, la gran mayoría de mejores productos en años recientes de Netflix son producciones animadas: Castlevania, Bojack Horseman, Arcane, She-Ra y las princesas del poder, Klaus, The Mitchells vs. the Machines… por tan solo mencionar algunos ejemplos y dejando de lado las series y películas de anime de las que ha servido como productora.

Te puede interesar: Así puedes controlar los datos que consumes cuando utilizas Netflix

Es posible que algunas de estas series no generaran el impacto que quería Netflix. Bojack Horseman terminó sin ganarse un Emmi y The Mitchells vs. the Machines no se llevó el Óscar. Pero estas producciones son la razón por la que muchos mantuvieron Netflix. Eran una prueba de que Netflix estaba apostando a contar historias diferentes, en formatos diferentes y con una calidad que no podíamos recibir en otra parte.

Ahora el remplazo es el mismo juego runner que puedes descargar gratis para tu hermanito en Google Play.

No Netflix… no puedes ser el nuevo Game Pass

Es extraño que Netflix esté apostando por los videojuegos. Resulta imposible pensar en un futuro en el que mantenga mi suscripción porque necesito jugar el título móvil de la Casa de Papel. De hecho, esta como las demás estrategias del servicio huelen a desesperación. La plataforma parece estar interesada en cortar esquinas. Está tan preocupada por cumplir con el número de usuarios que no entiende que el contenido siempre tiene que ser lo primero. Disney ha demostrado que no necesitas sacar 10 shows nuevos cada temporada. Solo necesitas una serie que haga la diferencia. Solo necesitas un show animado que no encuentres en el tono familiar de Marvel o la manía de HBO de reciclar sus licencias.

También hace este cambio en un momento extraño. Apple no ha podido despegar con su servicio de suscripción de juegos móviles, Game Pass revoluciona en el segmento y Netflix realmente no tiene la experiencia. ¿Por qué competir en un segmento que no tiene cabida en su producto? ¿En verdad espera Netflix convertirse en ese lugar donde puedes ver series y jugar? Te tenemos una mala noticia: esto se llama cualquier consola o computador en existencia.

Esperemos que Netflix lo entienda, antes de que sea muy tarde. El tiempo corre y las personas dudan de mantener la suscripción. Y puede que yo sea la excepción de la regla, pero en la vida he tocado la sección de juegos en su app móvil.

Imágenes: ENTER.CO

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos