Esta semana fue el cumpleaños número 29 de la World Wide Web, o de la Internet. Y para celebrar esta ocasión, su creador le dijo al mundo que ese espacio no se está usando correctamente.

En una carta abierta publicada en The Guardian, Tim Berners-Lee explicó que el actual mundo del Internet está todo mal. Está dominado por unas pocas plataformas que tienen limitada a la innovación. Y sobretodo, impiden que se visibilicen los pequeños blogs y sitios. Pero no es muy tarde para cambiar, dice Lee. Sin embargo, para lograr volver al curso correcto, necesitamos un buen equipo de negocios, ingenieros, gobiernos, académicos y artistas que cooperen y construyan la web que “todos queremos”.

internetLo más probable es que las principales críticas de Lee se refieran a las grandes plataformas de nuestra era: Facebook y Google, entre otras. Ellas dominan sus propias esferas y se han convertido en los guardianes de los espacios que controlan. “Ellos controlan qué ideas y opiniones son vistas y compartidas”, dice Lee en su carta.

Y lo peor es que estas empresas compran a las pequeñas empresas que los podrían desafiar con innovaciones. Y también acaparan todos los talentos de la industria. A esto le sumamos que ellos tienen una gran ventaja competitiva en cuanto a todos los datos sobre los usuarios que almacenan. Así, los próximos 20 años serán menos innovadores que los más recientes, pronostica Lee.

¿Por qué esta ‘oligarquía’ es tan peligrosa? Hay muchas desventajas en este panorama. Pero cuando el Internet está tan centralizado pueden suceder cosas como que una caída en los sistemas de Amazon Web Services pueden hacer que cientos o miles de servicios en línea se caigan al mismo tiempo.

Y lo que puede ser peor es que el Internet se puede usar como un arma, explica Engadget. Ya hemos visto cómo se usaron las redes sociales, como Facebook y Twitter, para influenciar las pasadas elecciones en Estados Unidos. Actores externos (los rusos) lograron maximizar sus esfuerzos de manipulación gracias a un Internet centralizado, en opinión de Lee.

Según el padre del Internet, las grandes compañías que controlan todo están muy mal equipadas en su labor social. Lee dice que los gigantes tecnológicos tienen su foco en las ganancias. Y es por eso que necesitan urgentemente más regulación. Ya hemos visto cómo las leyes están, poco a poco, cayendo sobre el poderío de Silicon Valley. Y es así como un marco normativo claro, que determine objetivos sociales puede ayudar a mejorar la situación, dice Lee.

¿Quién podría arreglar el futuro del Internet?

Lee dice que por supuesto, los encargados de volver a encarrilar al Internet somos nosotros, los usuarios. Los individuos dentro de una sociedad que pueden superar a las gigantes corporaciones.

Pero hay otro problema con el Internet que no tiene que ver con Facebook y Google. Tenemos que cerrar la brecha de las personas que aún no están conectadas. Estas personas son en su mayoría mujeres, pobres, viven en zonas apartadas de las ciudades y/o en países de tercer mundo. Cuando todos ellos estén dentro del Internet, tendremos más voces y más diversidad. Y ahora que las Naciones Unidas dice que el Internet es un derecho humano, lograr esto sería una labor moral.

Imágenes: Flickr y Pixabay.

Susana Angulo

Susana Angulo

Antes de Internet ya me gustaban la música clásica, los animales,
cocinar postres, y leer cuentos de terror. La tecnología me ha
permitido ahondar en estas y tantas otras pasiones, que sería un error
pensar en la cultura digital como tema exclusivo de 'geeks'. Soy
periodista de la Universidad del Rosario.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.