Crowdfunding ayudaría a biólogo acusado de compartir tesis en internet

A mediados de junio, la Fundación Karisma reveló información sobre su nueva campaña de crowdfunding para apoyar a Diego Gómez, el biólogo egresado de la Universidad del Quindío que fue acusado en 2013 de violación de derechos de autor. A pesar de que el pasado 24 de mayo Diego fue absuelto en primera instancia de este delito, el proceso legal continúa.

La campaña de financiación colectiva se denomina ‘Compartir no es delito’ (o ‘Sharing is not a Crime’) y tiene como objetivo obtener los recursos necesarios para poder financiar los costos derivados de la apelación del caso, además de buscar nuevos caminos legales que permitan que situaciones como las de Diego no se repitan.

Cuando era estudiante de biología de la Universidad del Quindío, Diego compartió una tesis de maestría de un estudiante de la Universidad Nacional de Bogotá en la plataforma de documentos en línea Scribd, pensando en que otras personas pudieran acceder a ella. No hubo plagio ni ánimo de lucro, pero por este acto Gómez ha tenido que enfrentar un juicio de más de tres años.

Fundación Karisma y su lucha por el acceso abierto al conocimiento

“La decisión de la juez es un paso importante que alinea el derecho penal colombiano con los estándares internacionales donde esta arma se reserva para la lucha contra la piratería. El caso debe ser el detonante de una discusión profunda en el país sobre el sentido y pertinencia del acceso abierto”, dijo Carolina Botero, directora de la Fundación Karisma, a propósito de la absolución de Diego en primera instancia.

En 2014, la Fundación Karisma inició el proceso de asesoría y acompañamiento a Diego desde dos frentes: apoyo legal y difusión para «contarle al mundo su caso y educar a la sociedad sobre el acceso abierto al conocimiento». Ahora, junto a varias organizaciones aliadas (como Creative Commons), han lanzado una campaña de crowdfunding o financiación colectiva en Indiegogo que busca ampliar el apoyo en esta nueva etapa del proceso.

¿Qué se espera de la campaña?

La meta inicial era recaudar 40.000 mil dólares en un lapso de cuatro semanas. Con este dinero, como lo dijimos previamente, Karisma espera cubrir el dinero para enfrentar el proceso de apelación y buscar nuevos caminos legales que eviten situaciones de esta índole. Igualmente, pretende producir un caso de estudio que permita contar la historia de Diego y evidenciar la necesidad del acceso abierto al conocimiento.

Sin embargo, existen gastos adicionales como poder cubrir el alojamiento y el transporte de Diego cuando sea necesario, ya que actualmente él trabaja en una reserva natural en Costa Rica como coordinador de investigaciones y sus desplazamientos son costosos. Así mismo, en caso de que se deba interponer un recurso de casación, será necesario costear los honorarios de un equipo de abogados.

«La persecución a Diego es una muestra de las consecuencias desproporcionadas de la violación al derecho de autor en la era digital. ¿Por qué estamos persiguiendo estudiantes por compartir conocimiento? Eso no está bien, y podemos hacer algo para cambiarlo», concluyó Botero.

Para donar puedes ingresar al siguiente enlace.

Imágenes: Fundación Karisma

Ana María Luzardo

Ana María Luzardo

Nunca me imaginé escribiendo sobre tecnología, ya que mi vida transcurría entre textos de sociología y política, caminatas a las montañas del Quindío y danzas afro. Sin embargo, amo la multiculturalidad y -debido a que no hay nada más entretenido, colorido y diverso que la relación del ser humano con la tecnología- qué mejor lugar para percibir y vivir esa diversidad que ENTER.CO. Soy comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos