Japoneses aterrizan dos rovers en un asteroide, como en ‘Armageddon’

En la película dirigida por Michael Bay ‘Armageddon’ (*suena ‘I Don’t Miss A Thing’ de Aerosmith*), un asteroide amenaza con destruir la Tierra y deciden enviar a un equipo de perforadores petroleros dirigidos por Harry Stamper (Bruce Willis) para que pongan una bomba nuclear en el centro del objeto espacial. Allí deben llegar en dos transbordadores: el Libertad y el Independencia, que logran aterrizar, uno con mayor fortuna que el otro.

Ahora, la ficción se volvió realidad, aunque sin Bruce Willis, amenaza a la Tierra, equipo de perforadores ni bomba atómica. La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (Jaxa, por sus siglas en inglés) logró que su sonda Hayabusa 2 posara dos pequeños rovers, los Minerva II 1A y 1B, en la superficie del asteroide Ryugu, como informa Jaxa en su cuenta de Twitter.

En el trino, la agencia nipona confirmó que las dos sondas aterrizaron bien, están enviando imágenes y se moverán en la superficie. De hecho, publicaron algunas imágenes enviadas por los Minerva II, que están en el Ryugu. La sonda Hayabusa 2 llegó a ese asteroide en junio de este año, luego de tres años y medio de viaje, de acuerdo con BBC.

Para leer más sobre el espacio, ingresa en este enlace.

Un asteroide mítico que puede guardar un gran secreto

El nombre del asteroide, Ryugu, le fue puesto en 1999, cuando lo descubrieron, y es un homenaje al palacio del dios dragón del mar, que tiene paredes de coral. Según una leyenda japonesa, un pescador fue recompensado con una visita a ese palacio, de donde trajo a la tierra de los hombres una caja con un secreto. Ese secreto puede ser detalles de la formación y evolución de la Tierra, que es lo que buscan los rovers en su estudio del objeto espacial, que es de una variedad muy primitiva.

Aunque anteriormente la Agencia Espacial Europea había aterrizado un vehículo robótico en un cometa helado, esta es la primera vez en la historia humana que dos naves terrícolas se posan en un asteroide. Para lograrlo, el Hayabusa 2, que orbita a 20 kilómetros de la superficie del Ryugu, debió descender a 50 metros para soltar a los Minerva II.

Ahora nos queda esperar para ver si los dos rovers encuentran al dios dragón del mar y su caja que contiene el secreto del origen de nuestro planeta, de su evolución. Mientras tanto, maravillémonos con las imágenes que vayan enviando en su búsqueda.

Imágenes: @haya2e_jaxa (vía: Twitter)

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos