¿Conduces con aplicaciones GPS? Esto le pasa a tu cerebro

Pexels gps
GPS
GPS pixabay
El GPS puede ser bueno para ubicarte, pero malo para tu cerebro.

Un reciente estudio de University College London (UCL) publicado por Popular Science, reveló que las aplicaciones de navegación como Waze de Google y otras que utilizan sistema GPS para indicar rutas y direcciones, reducen la cantidad de energía mental que se necesita para llegar de un lugar a otro, y los investigadores han establecido notables diferencias en la actividad cerebral cuando se utilizan estas.

Según el estudio, un gran porcentaje de conductores se ha vuelto dependiente de su GPS para poder llegar a muchos lugares, ignorando cómo cambia la función cerebral al navegar desde la memoria y seguir las instrucciones paso a paso.

«Cuando tenemos tecnología que nos dice qué camino seguir, estas partes del cerebro simplemente no responden a la red de calles. En ese sentido, nuestro cerebro ha desconectado su interés en las calles que nos rodean» afirmó Hugo Spiers del departamento de psicología experimental de University College de Londres al portal APP.

GPS vs. Cerebro

Tras diversos análisis, los científicos han descubierto que la gente que usa estos servicios, efectivamente, desconecta partes del cerebro que de otra manera serían utilizadas para simular diferentes rutas y aumentar las habilidades de navegación. Cuando se navega manualmente, la actividad en el hipocampo y la corteza cerebral prefrontal regiones cerebrales picos. Pero estos no fueron identificados mientras los sujetos de prueba seguían instrucciones sencillas de GPS.

Los resultados de los estudios indican que cuando las personas tienen que hacer el duro trabajo mental de averiguar qué camino tomar, hay más actividad en el hipocampo de los sujetos, una parte del cerebro asociada con la memoria y la navegación espacial. Además de una conexión directa entre la cantidad de actividad cerebral y cuántas conexiones y opciones de ruta que tiene una calle con otras carreteras. En resumen, cuanto más compleja sea la calle, más actividad habrá en esa parte del cerebro. 

El resultado fue como «una montaña rusa de actividad hipocampal dependiendo de la red de calles», dijo Spier. No obstante, la preocupación de los expertos es que si seguimos usando estas aplicaciones en gran medida, a largo plazo resultará casi imposible viajar a cualquier lugar sin ayuda, y ¿qué pasará cuando no haya conexión para utilizar aplicaciones GPS?

Imagen: Pexels, Pixabay.

Aura Izquierdo

Aura Izquierdo

Entre deporte, política, economía, y otros, decidí empezar a escribir sobre tecnología en un computador ya pasado de moda. Aficionada a la trilogía 'El Señor de los Anillos'. -Un anillo para gobernarlos a todos-. Algo adicta a la Coca Cola. Estudié Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de La Sabana.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos