Colombianos crean app para que personas con baja visión puedan leer

Aplicación

El famoso escritor argentino Jorge Luis Borges es quizá uno de los casos de pérdida de visión más famosos. Para un poeta y cuentista, tan amante de la literatura que se imaginaba el Paraíso como una especie de biblioteca, quedar ciego es una ironía brutal, un mal chiste de la vida, porque supone no poder leer o escribir más, salvo con ayuda. Tanto es así que él mismo escribió, en el Poema de los dones, “Nadie rebaje a lágrima o reproche/ esta declaración de la maestría/ de Dios, que con magnífica ironía/ me dio a la vez los libros y la noche”.

No sabemos a ciencia cierta qué podría pensar Borges de los audiolibros o de que una máquina le ayudara a leer. Sin embargo, Colibrí, la aplicación creada por Orlando Hernández Núñez, estudiante de Administración de Sistemas Informáticos de la Universidad Nacional, seguramente le hubiera sido de mucha ayuda al escritor argentino, sobre todo en la época en la que comenzó a perder la visión, hasta quedar completamente ciego cuando tenía 50 años de edad. Pero no solo le habría a Borges: también a todos aquellas personas que tienen problemas de visión, aunque no necesariamente sean invidentes.

¿Cómo funciona la aplicación?

Colibrí es una herramienta gratuita, que solo requiere que sea instalada en cualquier computador, cuya principal utilidad es tomar archivos en PDF, ya sean escaneados o creados, para convertirlos en un un audio en mp3, cuya voz el usuario puede escoger para que sea robótica o humana. En el caso de elegir la voz humana, solo se le configura la velocidad, eligiendo entre lenta o normal. La robótica puede escoger velocidad, que se da en palabras por minuto, y el tono, con el fin de obtener una voz más natural y cercana, como se puede leer en la página de Unimedios.

AplicaciónPor otro lado, la voz robótica tiene la ventaja de que se demora 2 minutos y 42 segundos en convertir una página de PDF a audio, mientras que la humana tarda 21 minutos y 18 segundos, ya que depende de una conexión a Internet. El usuario puede elegir si quiere convertir todo un documento en PDF, una página solamente o un número determinado de ellas.

Aunque en la actualidad hay herramientas que convierten archivos de texto en audiolibros, no están diseñadas para el idioma español ni enfocadas en personas con leve o  poca visión. Colibrí, en cambio, es una aplicación que tiene una interfaz gráfica muy fácil de usar, que no requiere de la ayuda de otra persona, asegura Hernández Núñez, citado por Unimedios.

Para más notas sobre la Universidad Nacional, ingresa a este enlace.

Colibrí, que fue diseñada en el Grupo de investigación en ambientes inteligentes adaptativos (Gaia), de la Universidad Nacional, actualmente está siendo probada por un estudiante de Administración de Empresas de esa institución educativa, en la sede Manizales, y estará disponible para descargar a final de año, en el sitio web de Gaia.

Imágenes: Unimedios.

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos