El iPad Air busca ser más que un tablet

Si usted tiene un iPad, es posible que desde hace tiempo realice en ese dispositivo varias tareas que antes hacía en un computador personal. En mi caso, por ejemplo, algunas de ellas son navegar por Internet, leer el correo electrónico, disfrutar de videojuegos, ver series de televisión en servicios de streaming, leer ebooks, participar en videoconferencias, publicar contenido en redes sociales y reproducir música.

Poder hacer eso en un iPad tiene varias ventajas: ese tablet es mucho más liviano que un portátil; el dispositivo se maneja con los dedos en una interfaz muy amigable; uno lo puede utilizar en cualquier parte, incluso mientras permanece de pie; es fácil de cargar a todo lado; y permite tomar notas o dibujar a mano si uno compra un Apple Pencil.

Y lo más llamativo es que este tablet ofrece en cada nueva versión características que lo acercan aún más a las capacidades de un computador personal, como un altísimo poder de cómputo, sin perder las cualidades que lo hacen atractivo como dispositivo móvil, entre ellas su reducido tamaño y peso.

iPad Air y uso con Apple Pencil

El iPad Air de quinta generación, que Apple lanzó recientemente en Colombia, dio un paso más en ese camino, ya que ahora su ‘cerebro’ es un procesador usado en varios computadores personales de Apple. Ese chip es el M1, y con él este tablet ganó en poder de cómputo en general y también en desempeño gráfico.

Apple asegura que la nueva CPU del iPad Air, de ocho núcleos, ofrece hasta 60 por ciento más rendimiento que en la generación anterior del Air (un modelo del 2020). Por su parte, la GPU (el componente del procesador que se encarga del trabajo gráfico) duplicó el desempeño frente al iPad Air de cuarta generación.

Adicionalmente, el nuevo iPad Air trae una cámara frontal de mayor resolución y con Encuadre Centrado (una función muy útil en las videoconferencias, que más adelante describimos); tiene un puerto USB-C nuevo que duplicó la velocidad del modelo anterior, algo ideal cuando se le conectan dispositivos externos; y ahora ofrece soporte a la tecnología 5G (en el modelo que ofrece red celular).

El precio de este tablet en Colombia es de 3,2 millones de pesos con 64 GB de capacidad de almacenamiento, y de 4 millones de pesos con 256 GB. Hace un mes estoy probando el nuevo iPad Air y aquí le cuento cómo ha sido la experiencia.

M1: sin limitaciones de potencia

Los tablets de Apple en general ofrecen buen rendimiento, pero esa compañía elevó el listón el año pasado cuando llevó al iPad Pro el chip M1, un procesador utilizado en varios computadores de Apple, como el Mac Mini, el MacBook Air y el MacBook Pro de finales del 2020. Ahora es el iPad Air el que recibe ese procesador, que está complementado con 8 GB de memoria RAM.

El poder de cómputo de este equipo me quedó claro al crear un tráiler con la aplicación iMovie, de Apple. Lo creé para el cumpleaños de una amiga, como una especie de ‘avance’ de lo que sería la película de su vida en adelante. Y me implicó trabajar con una gran cantidad de videos de ella y de nuestros amigos comunes, que tuve que importar a esa aplicación, recortar y que complementé con fotos y con videos de servicios gratuitos de Internet.

Usualmente, eso lo habría trabajado en un computador Mac de buen rendimiento, pero pude crear la totalidad del tráiler, editar todos los videos y exportar el resultado final a un archivo .mp4 sin tener que recurrir jamás a mi computador personal. Además, el iPad Air realizó todas las tareas de edición de forma inmediata y sin demoras.

Un paréntesis: si nunca ha usado iMovie, una app gratuita que quizá ya tiene en su iPad o su Mac, vale la pena que le dé una mirada. Es fácil de manejar aunque uno no sea experto en edición de video. Y una actualización del mes pasado agregó dos características que hacen muy fácil crear películas o videos: Película Mágica, que ayuda a crearlos de forma medio automática; y Guion Gráfico, que ofrece plantillas gráficas en donde uno monta sus textos y videos (es decir, la ‘estructura’ ya está prediseñada, lo cual facilita la labor).

Volviendo al nuevo iPad Air, también me ofreció una gran experiencia con un par de videojuegos muy ricos en gráficos y bastante exigentes para un dispositivo: el simulador de autos de carreras ‘Asphalt 9: Legends’ y ‘PlayerUnknown’s Battlegrounds Mobile’, un juego de disparos de estilo battle royale.

El procesador M1, sumado a una pantalla de buen tamaño y resolución, hacen que uno disfrute de juegos que cargan rápidamente, que permiten saltar al instante entre las incontables pantallas que muestran algunos videojuegos antes de permitir que se empiece a jugar, y que ofrecen imágenes muy realistas, video fluido, texturas nítidas en el entorno, y reflejos e iluminación que se ven naturales en la pantalla. Y en la calidad de la experiencia aportan dos características del Air: su escaso peso y sus parlantes estéreo.

En ‘Asphalt 9’, por ejemplo, es fácil controlar la dirección del vehículo moviendo el tablet como si fuera un timón, sin que uno se canse de estar sosteniendo el dispositivo durante jornadas largas. Y los parlantes estéreo (que quedan ubicados a cada lado cuando el tablet está en modo panorámico) ofrecen un audio de buen nivel que ayuda a sumergirse en el juego.

También probé Tinkercad, una app gratuita de Autodesk que permite crear diseños en 3D, y que está muy enfocada en la enseñanza de esas habilidades. Las apps de diseño tridimensional también son muy exigentes para el hardware de un dispositivo, pero en Tinkercad pude crear estructuras en 3D a partir de objetos tridimensionales sencillos, hacer modificaciones, cambiar los tamaños, rotar las creaciones para verlas desde diferentes ángulos, y ver cómo se veían en mi apartamento (mediante realidad aumentada), y todo ello ocurrió de forma instantánea, sin ningún tipo de retrasos.

Por supuesto, las tareas cotidianas en este equipo también se realizan a gran velocidad, las apps cargan al instante, y uno puede saltar de forma fluida entre las diversas apps que tiene abiertas. Es decir, estamos hablando de un tablet con un poder de cómputo sobresaliente, cuya principal novedad sin duda es la incorporación del procesador M1.

La pantalla, otra cualidad

La pantalla LCD del iPad Air es otro de sus plus. Es de buen tamaño (10,9 pulgadas), es luminosa y ofrece buena resolución: 2.360 por 1.640 píxeles, con una densidad de 264 píxeles por pulgada (ppi). Además, tiene poco borde, de manera que uno puede sacar provecho de una pantalla que es grande para un tablet, pero en un dispositivo liviano, delgado y que no es demasiado voluminoso: este Air pesa 461 gramos y mide 24,7 por 17,8 centímetros (su grosor es de solo 6 milímetros).

Además, esta pantalla maneja varias tecnologías de Apple que mejoran la calidad de las imágenes, como Wide Color Display (P3), que le permite presentar una gama muy amplia de colores; y True Tone, que ajusta automáticamente la temperatura de color de la pantalla a la iluminación del entorno.

La pantalla también responde muy bien cuando se la utiliza con un Apple Pencil 2. Ese lápiz de Apple permite tomar notas a mano sobre la pantalla, crear dibujos o ilustraciones, resaltar documentos, poner firmas, etc. La sensación es similar a la de escribir sobre una hoja de papel, y por eso es un muy buen complemento para este iPad, si se tiene el presupuesto: este lápiz se debe comprar aparte, y en el país cuesta 720 mil pesos.

En ese tablet leí un libro sobre Elon Musk –como parte de la investigación para el artículo central de la revista ENTER de mayo– y no extrañé el papel, pese a que sigo apreciando los libros tradicionales. La razón es que el tablet es tan liviano –o más– que algunos libros de papel, la resolución de la pantalla es muy buena (no sentí los ojos particularmente cansados; al contrario, es un alivio poder agrandar bastante la letra), y me resultó mucho más sencillo resaltar partes del texto con el dedo –o tomar notas con el Apple Pencil– que haber tomado apuntes de un libro de papel.

Cámara mejorada y con Encuadre Centrado

La cámara frontal del iPad Air ahora es de 12 megapíxeles, frente a los 7 megapíxeles del modelo anterior. Y esa cámara renovada tiene otra novedad que uno aprecia mucho en las videoconferencias: Encuadre Centrado.

Esta característica, que Apple ha venido incluyendo en varios de sus dispositivos, hace que la cámara siga al usuario cuando este se mueve para mantenerlo centrado en la escena. Por ejemplo, si uno está enseñándole a preparar un plato a alguien por videoconferencia, el foco de la cámara se mueve a medida que uno se desplaza por la cocina para mantenerlo en el centro. Y cuando otra persona entra en la escena, la cámara aleja un poco el encuadre para incluir al recién llegado. Lo mismo sucederá si alguien está haciendo una presentación de trabajo para su oficina al frente de un tablero, por ejemplo.

La cámara trasera, por su parte, se mantuvo en 12 megapíxeles, que es una resolución más que suficiente para tomar fotos o para aprovechar el iPad para otras labores, como escanear documentos. Esta cámara, además, puede grabar video en resolución 4K hasta a 60 cuadros por segundo.

El puerto USB-C duplicó la velocidad

A diferencia de los iPhone, que se han mantenido con un puerto propietario (el Lightning, de Apple), los tablets de esa empresa se han venido moviendo a un puerto estándar de la industria de tecnología, que es cada día más usado: USB-C (el tema central de la ENTER de abril está dedicado a esos puertos). El iPad Air ya incluía un puerto USB-C, pero en el modelo 2022 este ofrece el doble de velocidad (ahora trabaja a máximo 10 Gbps).

Esto es importante para las personas que necesitan conectar dispositivos externos a su iPad Air, y que ahora obtendrán una gran velocidad al transferir sus archivos: es decir, a un fotógrafo le tomará menos tiempo importar imágenes desde una cámara profesional, o uno podría copiar videos más rápido desde y hacia un disco duro externo, entre otros.

iPad Air 2022 con disco externo USB-C

Y ese puerto tiene otras aplicaciones. Por ejemplo, algo que siempre hago con mis portátiles es conectarlos a monitores externos para trabajar en una pantalla de gran tamaño, porque es mucho más cómodo para los ojos. ¿Se puede hacer eso con el iPad Air? Por supuesto: yo me di el gusto de disfrutar de largas jornadas de ‘trabajo’ con varios videojuegos móviles en un monitor externo de 27 pulgadas y resolución 5K.

Ese monitor, un Studio Display de Apple, trae un puerto Thunderbolt 3 (no tiene HDMI) con el cual es compatible el puerto USB-C del iPad Air (lo conecté a través de un cable Thunderbolt). Y no hubo un impacto negativo en el rendimiento del tablet mientras lo usé para disfrutar de los videojuegos conectado a ese monitor externo (el Air también se podría conectar a un monitor con puerto HDMI, pero obviamente se necesita un adaptador).

Soporte a redes 5G y otras características

Otra novedad del iPad Air es que este equipo ahora soporta las redes celulares 5G (hay un modelo de iPad Air que tiene acceso a la red celular, y otro que es solo Wi-Fi). En nuestro país, sin embargo, no se sabe cuándo se iniciará el proceso para implementar esas redes celulares de alta velocidad.

En cuanto a la batería, el iPad Air generalmente me ofreció suficiente energía para toda una jornada de trabajo, pero la duración depende de la labor que uno realice y de la app que se utilice. Le doy un ejemplo: reproducir 1 hora de video en la app de Directv consume 24% de la batería con el brillo máximo en la pantalla; eso significa que un par de partidos de futbol devorarán casi toda la batería. En cambio, con un uso menos intenso en video y con un brillo más moderado en la pantalla la batería suele aguantar toda una jornada.

Este iPad soporta carga rápida, y viene con un cargador de pared de 20 vatios. Este permite llevar el tablet de 0 a 25% de carga en 30 minutos, y de 0 a 50% en 1 hora, aproximadamente (la carga completa me tomó cerca de 2 horas y 20 minutos).

El iPad Air modelo 2022 se ofrece con 64 o 256 GB de capacidad de almacenamiento; tiene un lector de huella digital en el marco; soporta Wi-Fi 6, la versión más reciente de esa tecnología inalámbrica; y viene en cinco colores (gris espacial, blanco estelar, rosado, azul y púrpura).

Para finalizar, vale la pena mencionar otro accesorio que hace este tablet mucho más útil: el Magic Keyboard, de Apple. Se trata de una especie de cubierta protectora que además incorpora un teclado de buen nivel –que incluye un trackpad–, lo cual permite que uno trabaje en el Air como si estuviera utilizando un portátil, como se ve en la imagen inferior. Parte de la gracia del Magic Keyboard es que mantiene el tablet ligeramente elevado (el equipo se adhiere de forma magnética) y que permite inclinar la pantalla en diversos ángulos. El único problema de este accesorio es su precio: cuesta 1,7 millones de pesos en Colombia.

iPad Air de quinta generación con Magic Keyboard

Fotos: Apple

Javier Méndez

Javier Méndez

A mediados de los años 80 tuve un paso fugaz por la facultad de Ingeniería de Sistemas de la Universidad de los Andes, pero me tomó pocos meses descubrir que escribir código era mucho menos apasionante que escribir artículos. Desde entonces pienso que la tecnología es más divertida cuando se la disfruta desde afuera que cuando se la sufre desde adentro. Y aunque mis primeros pasos en el periodismo los di en la sección deportiva de El Tiempo, era cuestión de tiempo para que aterrizara en el mundo de la tecnología. Llevo 28 años escribiendo sobre este tema, primero en El Tiempo, y ahora en la revista ENTER y EmpresarioTek.co.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos