Evaluación: Nokia 5.3

El Nokia 5.3 llegó este mes a Colombia, prometiendo una cámara cuadruple para aquellos con un presupuesto limitado ¿Pero cumple con lo prometido?

Desde hace unos años, Nokia se ha convertido en la marca de celulares para los de un presupuesto ajustado. Y el mismo fabricante ha adoptado (en cierta medida) esta identidad. En vez de ocultar el hecho de que no tiene cómo competir con los súper celulares de gama alta, Nokia le está apostando a dispositivos para un bolsillo modesto, con smartphones enfocados en la gama media y baja. El Nokia 5.3 es el dispositivo más reciente que el fabricante trajo a Colombia. Se trata de un equipo perteneciente a la gama media/baja cuya mayor cualidad, en las palabras de Nokia, es ser el primer smartphone con cuatro cámaras de la marca, además de contar con otras ventajas como es la promesa de dos años de actualizaciones del sistema operativo.

Nokia 5.3 especificaciones

– Pantalla: 6.55 pulgadas IPS LCD con Corning Gorilla Glass 3

– Procesador: Snapdragon 665.

– RAM: 4GB RAM

– Almacenamiento: 64GB.

– Cámara trasera: lente principal de 13MP, cámara ultra gran angular de 5MP, lente macro de 2 MP y  lente de profundidad de 2MP.

–  Cámara frontal: 8MP.

– Sistema operativo: Android 10 con capa de personalización Android One.

– Batería: 4000 mAh.

Diseño

Con una pantalla de 6.55 pulgadas, el Nokia 5.3 entra dentro del tamaño en el que encontrarás la mayoría de equipos de la gama media. Su cuerpo está hecho de plástico y, en cuanto a presentación, hace falta el agregado que otros teléfonos de su competencia traen para ‘camuflar’ al celular y darle una apariencia más metálica y elegante. En la parte de atrás encontramos el módulo de la cámara circular en donde están sus cuatro lentes. Su disposición está bien, aunque quizás aquellos que utilicen lentes para tomar fotos encuentren que puede probar ser poco práctico. En el mismo espacio contamos con un lector de huellas que, además, tiene un gesto que permite bajar las notificaciones al deslizar hacía abajo.

En la parte superior contamos con el puerto Jack para audífonos, en el lado derecho tenemos los botones de encendido/bloqueo y control del volumen, mientras que en el izquierdo tenemos la bandeja de SIM junto con el botón para activar el asistente de Google. Abajo tenemos un puerto tipo C (estándar en estos días) y la salida de audio del dispositivo.

La pantalla busca dar una experiencia casi completa de visión, con una muesca de tipo gota en la parte de arriba para la cámara frontal. En general no es un equipo pesado y se puede trabajar bien con él utilizando una sola mano. Pero, en términos de diseño, quizás no sea una de las propuestas más atractivas en el mercado. Por desgracia, la pantalla también tiene una resolución poco óptima,  que sufre cuando se intenta observar en condiciones de mucha luz.

Desempeño e independencia

Este es el mayor punto de venta del Nokia 5.3. El dispositivo viene equipado con Android 10 con capa de personalización Android One. La interfaz es bastante limpia y, más importante, tiene la promesa de la actualización y soporte para Android 11, lo que garantiza un mayor tiempo de vida útil al dispositivo (que es clave en aquellos que están, precisamente, buscando equipos para aliviar el bolsillo).

En términos de rendimiento, el celular funciona muy bien. Las transiciones entre aplicaciones son fluidas y, en nuestras pruebas, no resultó en aplicaciones colgadas o fallos importantes. Tampoco experimentamos problemas de rendimiento, incluso cuando teníamos aplicaciones corriendo de manera secundaria o videos disminuidos con otras aplicaciones en el primer nivel.

El Nokia 5.3 no es un equipo gamer, pero eso no quiere decir con él no se pueda disfrutar de juegos. En nuestras pruebas jugamos ‘Call of Duty’ y ‘Fortnite’ con el dispositivo y no presentamos caída de frames o problemas de temperatura del equipo.  Dicho esto, también recomendamos que configuren los juegos con gráficos de tipo medio para evitar problemas y para una experiencia sin algún tipo de fallas.

En términos de independencia, el dispositivo viene con una batería de 4000 mAh que, aunque tiene mucho que desear a los monstruos de Xiaomi, se mantienen en el rango que se espera hoy de un equipo de gama media. En nuestras pruebas podíamos sacar más de 24 horas de uso utilizando apps de alto y medio consumo. Por desgracia, no cuenta con carga rápida, por lo que puede tomar poco más de tres horas el que su batería pase de 0 a 100, lo que lastima un poco este apartado.

Cámaras

Uno de los principales puntos de venta del Nokia 5.3 está en su configuración de cuatro cámaras. El fabricante pone mucho énfasis en que, para el rango de precios del dispositivo, ofrece una configuración para cubrir la mayoría de situaciones. Pero el número de cámaras no es sinónimo de un equipo todo terreno. En el tema de fotos con luz natural, el equipo captura bien los colores y la inteligencia artificial de equipo no satura muchos las imágenes. Las fotos con la cámara gran angular, por desgracia, no tienen muy buena calidad y la inteligencia artificial puede empeorarlas al darle un efecto de ‘degradado’ a ciertas superficies. Lo mismo se puede decir de sus fotos con su lente macro. La cámara frontal de 8MP se mantiene en la tendencia de tomar fotos competentes de día.

Foto tomada con el Nokia 5.3 con el lente gran angular.
Nokia 5.3
Foto con la cámara selfie
Nokia 5.3
Foto tomada con el modo AI

Pero, por otro lado, la cámara nocturna es más bien decepcionante. El equipo cuenta con un modo noche que, por desgracia, no ayuda mucho. Las fotos se ven granuladas y retocadas en extremo, con los colores y las sombras sobresaturadas para compensar la falta de luz de natural. Y este es el mayor problema del dispositivo. En el papel depende mucho de su inteligencia artificial, pero en la realidad entrega resultados un poco decepcionantes.

A la izquierda, foto con el modo nocturno. A la derecha, foto sin uso de AI.
Nokia 5.3
Foto con la cámara selfie usando el modo ncturno

En temas de video, tanto la cámara frontal y principal (que también se apoyan en IA) mantienen los mismos problemas antes mencionados. Los videos se sienten sobre saturados y granulados. Nokia también aseguró que cuentan con estabilización para ayudar a que los videos sean menos erraticos al momento de ser grabados. Pero, en nuestras pruebas, los resultados son más bien poco notables.

Veredicto

Con un precio de 724.900, el Nokia 5.3 resulta un equipo bastante económico (está dentro del segmento excluido del IVA), que por desgracia no se destaca en su principal punto de venta: su cámara. En este campo, el usuario puede encontrar mejores opciones si está dispuesto a pagar 100.000 o 200.000 pesos más. Dicho esto, también nos sorprendió el desempeño del dispositivo, así como la autonomía de su batería (incluso con los tiempos de carga extendidos). En términos de diseño, se trata de un equipo que está en el punto medio de contar con una construcción sólida, pero al mismo tiempo carente de algún elemento sobresaliente. Si la fotográfia no es la razón principal para cambiar tu celular, estás buscando un equipo que puedas mantener contigo por lo menos durante los próximos cuatro años y tienes un presupuesto límitado, el Nokia 5.3 te permite disfrutar de la mayoría de ventajas de gama media con pocos compromisos.

Imágenes: ENTER.CO y Nokia 5.3

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos