Evaluación: Lenovo Yoga Slim 7, análisis con características

Yoga Slim 7
La Lenovo Yoga Slim 7 es una Ultra Book Premium que le apuesta a una configuración de primer nivel, sin la mayoría de problemas que tiene este tipo de portátiles.

Las ultra books (laptops ultra delgadas) tienen más relevancia hoy que nunca. Muchas oficinas están cambiando a un sistema semi-presencial, con lo que el equipo de trabajo tiene hoy que ser más portátil que nunca. Lenovo, desde hace muchos años, se ha posicionado como uno de los fabricantes con mayor lugar en los equipos de oficina y personales, con su línea de dispositivos portátiles ultra delgados. Su propuesta para 2020 es la Lenovo Yoga Slim 7: una ultra portátil que se encuentra en el tope más alto de esta línea de productos del fabricante.

En Colombia puedes encontrar la Lenovo Yoga Slim 7 por un precio de : pesos en su variante con procesador Intel Core i5 y 5.000.000 de pesos en su versión con Ryzen 7. Un precio que a primera vista puede parecer alto, pero que de nuevo corresponde al segmento al que quiere alcanzar Lenovo con esta laptop: aquellos en búsqueda de una ultrabook Premium.

Ficha técnica Lenovo Yoga Slim 7

Procesador: RYZEN 5 4500U/Intel CORE_I5-1035G4/RYZEN 7 4700U

GPU: Gráficos integrados

Sistema operativo: Windows 10

Memoria: 8GB

Pantalla: 14 pulgadas IPS

Puertos: 2 x USB-A 3.2, 2X Tipo C (uno para carga), 1 audio Jack, 1 microSD Y 1 HDMI 2.0

Batería: 60.7WH

Material: Aluminio

Categoría: Ultrabook Premium

Las tres S: sobria, sólida y sutil

Lenovo siempre se ha caracterizado por apostar a diseños sobrios. Esto no sorprende, pues de nuevo la compañía durante años se especializó en los equipos para oficina. Con las ultra books, lo que hemos visto en años recientes es que el fabricante ha llegado a un punto en el que mantiene esta estética sobria, que resulta perfecta para estos equipos, que de igual manera están pensados para trabajo, pero al mismo tiempo les otorga elementos que les dan una apariencia sobria y sutil.

Por ejemplo, el cuerpo de la Lenovo Yoga Slim 7 está construido en aluminio, lo que de inmediato la separa de las ultra books de un segmento menor. Es un material fabuloso, primero porque la apariencia metálica opaca del equipo le da sobriedad, pero no lo hace ver aburrido o barato. También es perfecto porque recoge muchas menos las huellas. En la parte superior no tenemos bordes o decoraciones, excepto por el nombre de la Yoga en un relieve metalizado en una esquina, junto con una pequeña placa de Lenovo al otro lado.

 Yoga Slim 7

Y con aluminio de material uno podría pensar que la Lenovo Yoga Slim 7 es pesada. Pero la ultrabook solo tiene un peso de 1.4 kg. Es un equipo que fácilmente puede ser soportado en una sola mano sin problema. Las dimensiones del equipo son 320.6 x 208.2 x 15.1 mm, con lo que todavía tenemos un dispositivo bastante delgado y cuyo peso desaparecerá sin problema en la maleta.

La tapa de la Lenovo Yoga Slim 7 se puede abrir con una sola mano, pero también resiste la gravedad y requiere de presión para ser levantada. Más importante, la bisagra cuenta con un ángulo de 180 grados que es perfecto para la versatilidad que ofrece, pero que quizás nos hubiera gustado viniera acompañado con una pantalla táctil.

Dicho esto, uno de los puntos en los que consigue opacar otra de las ultrabooks en el mercado es en el de los puertos. Muchas de estas laptops ultra delgadas no cuentan con los puertos necesarios para pasar del modo portátil a semi-escritorio. La Yoga Slim 7 viene con dos USB 3.2, dos puertos USB tipo C, un puerto para MicroSD  y, quizás más importante que todo, entrada de audífonos y una entrada para HDMI (que tanta falta hace al trabajar con una segunda pantalla o compartir con un TV).

 Yoga Slim 7

En cuanto a la pantalla, tenemos un monitor IPS a 300 Nits de 14 pulgadas, con resolución full HD y una taza de refresco a 60Hz. Los ángulos de visión son bastante buenos y la reproducción de color es sólida. También ayuda mucho que los marcos son muy reducidos, de manera que la relación de pantalla es de más de 90%. En la parte de arriba tenemos una cámara de 1MP, que cuenta con Windows Hello para desbloqueo facial. Otro elemento importante de esta ultrabook está en el sonido.

Este es un aspecto que usualmente es algo descuidado en este segmento de computadores. Sin embargo, en la Yoga Slim 7, consigue un sonido bastante sólido gracias a varios factores: primero están los dos parlantes que se encuentran a la izquierda y derecha del equipo (al lado del teclado). Luego está que tenemos un sonido Dolby Atmos que permitirá disfrutar de películas sin necesidad de periféricos.

Por supuesto, dependiendo de la configuración, recibirás un desempeño diferente. La referencia más deseada es la que viene con un procesador Ryzen 7 4800U, que es un procesador de 8 núcleos, 16 hilos y un TDP de solo 15. Pero incluso con su configuración de Intel i5 resulta en un desempeño más que sólido. No es una laptop para jugar, pero no deberías tener nada de problemas en correr tareas pesadas en el equipo u ocupar su pantalla con múltiples ventanas de navegador.

Y, para los que se lo preguntan, tampoco es una ultra book ruidosa. Los dos ventiladores expulsan el calor a través de una rendija en la parte inferior de la computadora. En la parte inferior también hay un soporte de goma que evita que el equipo se resbale. Tampoco es un equipo que sufra de problemas de temperatura. De hecho, reproduciendo de manera continua películas y videos la Yoga Slim 7 ni una sola vez se sintió caliente. Esto va acompañado de una autonomía de hasta  12 horas (más si no se realizan tareas muy pesadas) gracias a una batería de 60.7 Wh.

Conclusión

La Lenovo Yoga Slim 7 sobresale en muchos aspectos. Si bien se trata de un equipo Premium, compensa con creces su precio. El hecho de que sea una PC ultra delgada y que aun así tenga muchas ventajas como el contar con una variedad de puertos, una construcción sólida, sonido impresionante para una ultrabook, buena independencia y cero problemas con la temperatura o el sonido de sus ventiladores. El resultado es una computadora delgada, que no tiene la mayoría de desventajas que traen estos equipos.

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos