A vísperas de la era post-PC, Microsoft se diversifica

Hay quienes aman a Microsoft, hay quienes lo odian, pero nadie discute su continuado éxito. Imagen: Titanas (vía Flickr).
Durante el anuncio de sus estados financieros, el gigante del software hizo mucho más que romper records, además mostró que se ha adaptado para aprovechar nuevas áreas de negocios.
Hay quienes aman a Microsoft, hay quienes lo odian, pero nadie discute su continuado éxito. Imagen: Titanas (vía Flickr).

Durante los últimos días muchas empresas emblemáticas de la industria de tecnología como Google, Apple e Intel han demostrado que van por muy buen camino. Tan bueno que han roto sus records de ganancias, pero quizás uno de los reportes más prometedores e interesantes de todos fue el de Microsoft. El gigante de software que se ha caracterizado durante décadas por su producto estrella, Windows, dejó muy claro que está adaptándose con éxito a los nuevos horizontes lucrativos que hay en la tecnología.

Microsoft reportó un aumento de 12% en sus ingresos durante el año fiscal 2010, el cual terminó el pasado 30 de junio y representó un récord al son de 69.900 millones de dólares. Las divisiones de negocios que más crecieron en comparación con el año anterior fueron la de negocios (+16%), la de la de servidores y herramientas (+11%), la de servicios en línea (+15%) y la de entretenimiento y dispositivos (+45%). El único lunar –y vaya lunar– fue la división de Windows, que decreció 2%.

Este paisaje demuestra que los días en que Microsoft dependía de solamente de Windows y Office para sobrevivir están quedando atrás. El crecimiento en sus servicios en línea fue en gran parte a causa de los buenos resultados de Bing, el buscador de la empresa del que muchos se burlaron por llegar tarde a competir con Google y Yahoo!, pero que evidentemente fue una buena apuesta para la empresa.

También es de destacar que cada vez es mayor negocio para la empresa meterse en el mundo de dispositivos y de entretenimiento, es decir que sus ratones, teclados y el Xbox 360 acompañado de Kinect pasaron de ser experimentos interesantes a verdaderos pilares financieros. Office continuó su buena racha, pero el otro producto emblemático de Redmond, Windows, cayó y esa es quizás la parte más interesante de la historia.

Hace no mucho tiempo, si Microsoft les decía a sus inversionistas que Windows no estaba creciendo, se podía inferir que la empresa no estaba creciendo. Hoy siguen siendo malas noticias, pero no son un cataclismo gracias a la exitosa diversificación de la empresa. Es importante recordar, además, que Windows no está en problemas. Es difícil decir clasificar como un problema haber vendido 400 millones de licencias de Windows 7.

Sin embargo, el declive en Windows y las razones que Microsoft dio para ello pueden ser el primer campanazo que avisa la llegada de la era ‘post PC’ que Steve Jobs tanto ha profetizado. Parte del declive de Windows se debió a que hubo una baja de 1% en las ventas de computadores con Windows a consumidores y el crecimiento de 11% en ventas a negocios no compensó por esa baja. Los tablets, liderados por el iPad, así como smartphones cada vez más potentes han afectado las ventas de computadores según analistas, y con la continuada innovación en estas áreas es de esperarse que esa tendencia se mantenga.

Las buenas noticias para Microsoft y sus seguidores es que la empresa está preparada para ello, algo que no solo se ve reflejado en sus finanzas y en el éxito de sus otras divisiones, sino en su visión del futuro. Hace poco el mundo conoció por primera vez a Windows 8, el nuevo sistema operativo de Microsoft y que está pensado precisamente para una era ‘post PC’, donde otros aparatos serán grandes protagonistas. Microsoft ya dejó claro que planea llevar a la marca Windows a lugares donde jamás ha estado, como en tablets y aparatos con procesadores ARM, y parece que lo dice en serio.

Estos resultados financieros demuestran sobre todo que Microsoft está cada vez más cerca de dejar a un lado su imagen como empresa reactiva para convertirse en una mucho más proactiva. Quizás si logra de verdad innovar y descrestar con Windows 8 no solo en computadores sino en todo tipo de aparatos, los mejores días de Windows no están en el pasado, sino en el futuro.

Notas relacionadas:

Luis Iregui V.

Luis Iregui V.

Soy un adicto a la tecnología. Lo acepto y lo celebro. Como buen adicto, tengo toda una historia detrás de mi condición. Comencé con una obsesión por los videojuegos que con los años se transformó en una pasión por todas las cosas relacionadas a la tecnología. Esta manía me ha llevado a mantener mi cuenta bancaria en ceros, siempre a la merced del último gadget, el último juego o el último celular. Intenté satisfacer mi adicción estudiando sistemas en Estados Unidos, pero no quedé convencido y terminé desubicado en Los Andes, graduado como abogado pero frustrado por no tener un futuro tecnológico claro por delante. Para mejorar mi situación, comencé una página dedicada el cubrimiento del mundo de los videojuegos (lapaginadejuegos.com), pero incluso eso no fue suficiente para satisfacer mi apetito digital. Después de muchas vueltas, llego a ENTER.co con el sueño de convertir este sitio en el lugar de referencia para los adictos latinoamericanos como yo, que jamás están satisfechos y viven al borde de sus sillas, pendientes de todo lo que ocurre en el maravilloso mundo de la tecnología.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos