YouTube llevaría videos de niños a otro lado para evitar pedofilia

Desde los primeros meses del año YouTube está metido en una controversia por acusaciones que indican que la plataforma de streaming de video se ha convertido en un paraíso para los pedófilos. Dichos señalamientos han sido recogidos por distintos medios alrededor del mundo.

Por ejemplo, en febrero BBC Mundo publicó un artículo en el que habla del video de más de 20 minutos, titulado ‘YouTube está facilitando la explotación sexual de niños, y está siendo monetizado’, que publicó en youtuber Matt Watson, conocido como MattWhatItIs.

En esa grabación, Watson denuncia que el algoritmo de YouTube y sus recomendaciones les facilitan a los pedófilos la tarea de encontrarse e intercambiar información y enlaces en los comentarios, donde también buscan ponerse en contacto con los menores de edad. Asegura que, con pocos clics, una persona puede tener su sección de recomendaciones llena de videos de niños realizando acciones inocentes: jugando, probándose biquinis o haciendo ejercicio.

¿Qué ha hecho YouTube?

Un vocero de YouTube le dijo a BBC Mundo que existen políticas claras que prohíben cualquier acción dentro de su plataforma que ponga en peligro a los menores de edad y que han estado borrando cuentas y canales. El portavoz también señaló que YouTube tiene una tecnología de vanguardia que el año pasado eliminó 46.000 cuentas de ciberdelincuentes.

Por otro lado, en una entrada en su blog, YouTube indicó que ha tomado más medidas para proteger a los menores de edad en su plataforma. En el texto cuenta que inhabilitaron los comentarios de decenas de millones de videos con menores de edad que podrían estar sujetos a comportamientos de pedófilos. También indicó que ha estado trabajando en un clasificador que identifique y elimine comentarios abusivos.

Lee más sobre YouTube en este enlace.

Sin embargo, un nuevo informe de Wall Street Journal parece indicar que todos estos esfuerzos no han dado el resultado esperado y por eso estarían pensando en hacer algo más drástico: eliminar todos los videos con menores de edad y trasladarlos a una plataforma separada, YouTube Kids, enfocada en menores de 13 años de edad.

Esta jugada podría tener un impacto fuerte en los ingresos de la compañía, debido a la gran popularidad de los videos infantiles. Sin embargo, la ventaja es que podrían tener mayor control sobre este contenido para evitar que el público menor de edad esté expuesto a los depredadores. Habrá que esperar a ver si esto soluciona el problema o lo incrementa.

Imágenes: Sam Thomas (vía: iStock).

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos