Los niños no necesitan redes, en Google Docs chatean y hacen bullying

Yo no tengo hijos, pero tengo sobrinos, y sé muy bien que uno de los peores castigos para ellos es quitarles el celular y dejarlos incomunicados. Eso es especialmente duro cuando están en la adolescencia, su grupo de amigos crece y hasta comienzan a tener pareja. A mi sobrino menor, por ejemplo, básicamente le vibra el celular todo el tiempo, alguien le escribe casi cada minuto. ¡Tiene más vida social que yo! Al menos en redes.

Aunque creemos que eso de «hecha la regla, hecha la trampa» es una cosa solo de la idiosincracia colombiana y de la mal llamada ‘malicia indígena’, parece que es algo inherente del ser humano. Entonces, un niño piensa: «Si me quitan el celular, ¿cómo hago para comunicarme con mis amigos, saltando el castigo de mis padres?». Fácil: haciendo que luzca como si estuvieran haciendo tareas en una herramienta virtual.  El nombre mágico de la trampa es Google Docs, que luce como una inocua página de Word. ¿Quién puede sospechar?

Cuánto ingenio

No estoy dando ideas, está pasando. De hecho, los niños y adolescentes me dieron la idea a mí y me hicieron sentir un tonto por no pensarlo antes. Ellos usan Google Docs para chatear, compartir memes, crear ‘chismógrafos’ y mil cosas más. La ventaja es que, además de lucir como si estuvieran juiciosos haciendo tareas, pueden eliminar todo rastro del delito.

En Twitter, los usuarios, muy sorprendidos, dan a conocer algunos casos de niños y adolescentes que usan Google Docs como red social. Una, por ejemplo, dice que un grupo de jóvenes que no conocen la invitaron, por error, a un grupo de Google Docs en el que están haciendo una lista de sus mejores amigos.

Algo que también pasa en Reddit, donde el usuario 9th_Planet_Pluto cuenta, con una imagen de apoyo, que a su hermana le bloquearon Hangouts en la escuela y, para poder chatear con sus amigos, usan Google Docs. La imagen muestra que usan distintos colores y ponen una lista de emoticones para que copien y peguen para usar.

They blocked google hangouts at my sister (middleschool)’s school so now they use google docs as a groupchat from teenagers

Lee más sobre redes sociales en este enlace.

Además, la periodista del New York Times y el World Street Journal, autora del best seller ‘So You Want To Talk About Race’, Ljeoma Oluo, cuenta que su hijo de 10 años encontró en Google Docs una solución «inteligente y adorable» para el problema de que ella no lo deje tener redes sociales. A partir de su trino, se creó un largo hilo de padres y usuarios que cuentan otras experiencias con el uso de jóvenes y adolescentes de la herramienta de Google como red social.

El ingenio usado para el mal

Pero no todo es tan lindo como lo pintan estos usuarios. Bark –una empresa cuya labor es ofrecer un servicio de monitoreo de mensajes de texto, YouTube, correos electrónicos y 24 redes sociales para encontrar casos de ciberbullying y otros problemas de seguridad y acoso que afecten a los niños y adolescentes por medio de una app y de Inteligencia Artificial– afirma en su blog que descubrieron 60.000 casos de niños que usan Google Docs para chatear con el fin de hacerles bullying a otros compañeros, escribiendo cosas malas e hirientes.

Ese mismo medio afirma que otros niños y adolescentes crean en conjunto ‘libros del mal’ privados para burlarse de alguno de sus compañeros, que no es invitado a la conversación. Entonces, ¿cuál es la solución? Parece que ninguna. Puedes quitarles el Internet cambiando la contraseña, pero encontrarán alguna forma para comunicarse, hacer bullying y compartir memes. Siempre la hay. Antes, cuando Internet no era tan accesible, nos comunicábamos con cuadernos que se pasaban por los pasillos del colegio o con el viejo chismógrafo artesanal, quizá vuelvan a eso. Igual, ¡en mis tiempos los niños no eran tan anarquistas!

Imágenes: BrianAJackson (vía: iStock).

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos