La nueva interfaz de búsqueda Google es bastante engañosa

La semana anterior, Google presentó al mundo su nueva Interfaz de búsquedas. El cambio que la compañía resaltó en su momento fue la adición de iconos al lado de los resultados de búsqueda. Pero otro cambio mencionado en la publicación era la modificación de la manera en la que los anuncios eran presentados. Ahora los usuarios verían un texto en negrilla indicando cuando un resultado fuera un anuncio. La argumentación era una interfaz más limpia y una visualización más clara entre resultados orgánicos y pagos.

Pero la consecuencia del cambio parece ser la contraria pues, como han resaltado varios usuarios en redes, las opciones ahora son más difíciles de distinguir entre un anuncio u otro.

Google

De hecho, un usuario realizó una comparativa entre la manera en la que se mostraban los anuncios en 2007, en comparación a como aparecen hoy en el buscador:

La comparativa entre la evolución de estos anuncios a lo largo de los años permite ver, de manera más clara, cómo se ha camuflado a los anuncios de los resultados más orgánicos. Inicialmente Google resaltaba los resultados pagos con un color diferente, además de un bloque de color en el que se encontraba el texto de ‘Anuncio’. De hecho, este fue uno de los elementos que inicialmente le hizo ganar popularidad, separándolo de otros buscadores que buscaban esconder más aquellos resultados que sí les generaban monetización. A medida que pasó el tiempo el resaltado se perdió, pero todavía había elementos visuales distintivos de que permitían, a primera vista, identificar qué era lo que se estaba buscando frente a aquello que no.

Te puede interesar: ‘Crece con Google’ llega a Colombia por primera vez

Este elemento ha sido ampliamente criticado por los usuarios del buscador, que acusan a la compañía de hacer similares los anuncios a los resultados orgánicos. En última instancia, parece que el cambio más reciente de su interfaz tiene como objetivo el dificultar diferenciar unos de otros.

https://twitter.com/richmissey/status/1216788709053517825

«Una etiqueta publicitaria «en negrita» que, visiblemente, se pierde dentro de los coloridos favicons que aparecen a continuación. El truco de UI genera más dinero que los esfuerzos de divulgación limpios y honestos del pasado, como agregar una sombra de fondo a los anuncios pagados en los resultados».

Y aunque muchos usuarios han detectado, de inmediato, la manera en la que este cambio hace más difícil de percibir los anuncios, es probable que una buena porción de los usuarios no lo detecten y, de manera inocente, hagan clic en el primer resultado de búsqueda, metan un par de billetes en el bolsillo de Google y quizás pierdan su tiempo en alguna tienda virtual.

Imágenes: captura de pantalla

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos