Los días que cambiaron al mundo

Por JAVIER MÉNDEZ
Editor de Tecnología de EL TIEMPO

¿IBM Corporation anunció hoy el sistema de cómputo más pequeño y barato: el IBM Personal Computer. Diseñado para empresas, colegios y el hogar, este sistema fácil de usar se vende por solo 1.565 dólares. Ofrece muchas características avanzadas y, con software opcional, puede usar cientos de programas populares¿.

Esa introducción ¿que no insinuaba el nacimiento de un producto revolucionario¿ tenía el comunicado de prensa que IBM envió a los medios el 12 de agosto de 1981, cuando lanzó su primer PC: el IBM 5150 (más conocido hoy como IBM PC). El dispositivo, que cumplió 25 años este mes, se convirtió rápidamente en el estándar de PC en todo el mundo.

El precio de 1.565 dólares no era muy real: por esa cantidad se entregaba el computador ¿pelado¿, o sea sin monitor, ni unidad de disquete (disco duro tampoco) y con apenas 16 kilobytes (KB) de memoria RAM. Para tener un IBM PC con esos ¿lujos¿ y una cifra más decente de memoria (64 KB) había que desembolsar 3.000 dólares.

Aunque sus especificaciones suenan poco atractivas hoy en día, ese computador tuvo una acogida notable. En 1984 el dominio de IBM en el mercado de los PC era tan abrumador que vendía más que sus 11 siguientes competidores juntos. De hecho, en 1981 IBM esperaba vender 240 mil unidades en cinco años, pero antes de completarse ese tiempo estaba despachando esa cantidad cada mes.

En gran medida, el éxito se debió a una estrategia no habitual en IBM: como tenía afán de sacar un PC al mercado, violó su costumbre de fabricar todos los componentes del producto. En su lugar, lo ensambló con partes disponibles libremente, como un procesador 8088 de Intel (de 4,8 MHz) y el sistema MS-DOS de Microsoft.

Gracias a ello, al año siguiente otras compañías comenzaron a fabricar copias del IBM 5150, conocidas como clones, y así surgió la industria de los PC tal como la conocemos. Todos los PC actuales, con excepción del Mac, descienden del modelo de IBM. Curiosamente, esa empresa ya no fabrica PC; en diciembre del 2004 le vendió su unidad de computación personal a la firma china Lenovo.

Antes llegaron otros

El equipo de IBM transformó el mercado de los PC, pero no fue el primer computador personal. Ese honor se le atribuye al Altair 8800, lanzado en 1975.

El Altair no tenía la apariencia de un computador; carecía de teclado, monitor, disco duro y otros elementos comunes en un PC moderno (los usuarios le daban órdenes por medio de 16 interruptores y 16 luces del panel frontal). Pese a su complejidad, el Altair permitió que, por primera vez, cualquier persona pudiera tener un computador, un lujo que estaba reservado a las grandes compañías.

Durante los años siguientes surgieron docenas de fabricantes de microcomputadores en E.U. Muchos eran empresas de garaje creadas por jóvenes aficionados a la electrónica. Una de ellas fue Apple Computer, fundada en 1976 por Steve Jobs y Steve Wozniak.

En 1977, ellos construyeron el computador más exitoso de su tiempo, el Apple II, diseñado por Wozniak. A diferencia de los demás equipos de la época, el Apple II se vendía ensamblado, lo cual lo hizo muy popular; tuvo tal acogida que Apple ingresó a la lista de las 500 compañías más grandes de E.U. en sólo cinco años, un tiempo récord. Finalmente, la compañía descontinuó el Apple II y se concentró en el Macintosh, presentado en 1984.

Wozniak, en Vida Digital 2006

Como protagonista de esa época gloriosa, Steve Wozniak tiene muchas cosas que contar sobre los primeros años de la computación personal, lo cual hará en una conferencia el 22 de septiembre en Bogotá, en la segunda feria Vida Digital, organizada por ENTER 2.0 y El Tiempo.

También dará su visión sobre los factores que pueden motivar a los niños y estudiantes a dedicarse a la tecnología. Esa, de hecho, es su pasión actual. Wozniak dejó de lado Apple para dedicar buena parte de su tiempo a la labor pedagógica.

Wozniak es uno de los gurús de la tecnología en E.U. En 1985, el presidente Ronald Regan le entregó la Medalla Nacional de Tecnología, el máximo reconocimiento en ese país a la innovación. También recibió el premio Heinz, y en el año 2000 entró al Salón de la Fama de los Inventores de E.U.

]]>

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos