Gobierno y empresas se rajan en uso de tecnología

Empresas y gobiernos deben hacer un mejor uso de su infraestructura de comunicaciones y cómputo, si desean aprovechar el potencial económico y el impacto social que las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) pueden ofrecer.

Así lo estableció el reciente estudio Connectivity Scorecard diseñado por la firma de telecomunicaciones Nokia Siemens Networks y realizado por London Business School y la consultora económica global LECG.

El estudio, que mide la dimensión total de uso de las tecnologías de conectividad por parte de los gobiernos, negocios y consumidores, estableció que ni siquiera los países mejor conectados están usando las tecnologías de comunicación a su máximo potencial. Además concluyó que en muchos casos las acciones regulatorias y políticas diseñadas para promover la conectividad resultan insuficientes o no logran un impacto eficiente.
El Connectivity Scorecard ubica a Estados Unidos como la primera de un grupo de 16 economías impulsadas por la innovación (así definidas por el Foro Económico Mundial), aunque su calificación fue sólo de 6,97 sobre un máximo de 10 puntos posibles.

«Lo que este estudio demuestra es que ni los países más ricos del mundo pueden conformarse con el perfil actual de sus infraestructuras de telecomunicaciones y computación. Cada una de las naciones analizadas debe llevar a cabo cambios sustanciales para conseguir un puntaje ideal en conectividad», dijo Leonard Waverman, profesor de economía de London Business School y creador del Connectivity Scorecard.

Luego de Estados Unidos se ubican Suecia y Japón, con 6,83 y 6,8 puntos, respectivamente. Entre los países que superan el umbral de los 6 puntos también están Canadá, Finlandia y el Reino Unido; mientras que el primer país latinoamericano en el estudio es México, que alcanzó un puntaje de 4,37, superando a Brasil que registró 4,28 puntos en el sondeo. 

]]>

Archivos