De vuelta a los clásicos

Gonzalo Piñeros
[email protected]

El aire de diciembre es distinto, único. En su atmósfera reposan imágenes que arrastra el alma: el sol de vacaciones junto a los amigos del barrio, la ilusión infantil depositada en la lista de regalos para el Niño Dios y la angustiosa espera hasta su nacimiento sobre una imitación de pesebre debajo de un árbol de plástico; una auténtica agonía.

En medio de estos recuerdos se cuelan los primeros pasos hacia el mundo de los videojuegos; las inolvidables visitas a la ¿maquinitas¿ para matar ¿marcianitos¿ y evitar la invasión del planeta o recorrer un laberinto y devorar fantasmas gracias a una píldora mágica. 

Cientos de horas invertidas frente a estos armarios con TV incorporado. Una palanca y un par de botones eran los cómplices en uno de los primeros vicios de la vida moderna. Por ellos valía la pena gastar el dinero para las onces en el colegio, asaltar las monedas de los bolsillos de algunos de los padres, e incluso faltar a clases para tener más tiempo y alcanzar el siguiente nivel.

Suena el teléfono de la oficina. Adiós al momento feliz. Efímera sonrisa. La niñez está décadas atrás y hoy la calvicie y los años llegan más rápido. ¿Cuánto pagaríamos por volver a esos días? No se deprima. Aliste su tarjeta de crédito. La industria de los videojuegos han escuchado las plegarias: ya sea a través de descargas por Internet o por evolución natural, están de vuelta los clásicos.

Las cifras respaldan la tendencia 

Las tres consolas de nueva generación (Wii, de Nintendo; Xbox 360, de Microsoft; y PlayStation 3, de Sony) permiten a los usuarios descargar a través de la Red juegos arcade (así se conocen a clásicos como Tetris, Pac-Man y Space Invaders), versiones de prueba de títulos próximos a lanzarse y la posibilidad de jugar en línea, entre otros.

Los números confirman que la idea es un éxito. La Consola Virtual, como se conoce el servicio de Nintendo, en octubre del 2007 alcanzó 7,8 millones de descargas y su portafolio ya supera los 100 títulos, en los que se encuentran juegos de las versiones anteriores a Wii (Nintendo, Super Nintendo, y Nintendo 64), como Super Mario Bros, la Leyenda de Zelda y Metroid.

Por su parte, Xbox Live, de Microsoft, que nació antes que la Consola Virtual, se jacta de tener cerca de 7,1 millones de usuarios activos y haber superado la barrera de los 55 millones de descargas, de los cuales más de 15 millones pertenecen a juegos arcade.

Sony, con la PlayStation 3, le apuesta a su naciente servicio PS Network y por ahora alcanza la esperanzadora cifra de 1,5 millones de usuarios, con al menos 5 millones de descargas.

Estas iniciativas tienen por objetivo obtener la mayor tajada de un pastel de 289 millones de dólares, que de acuerdo con la firma analista Screen Digest, será la cifra que en el 2010 alcance el mercado de descargas de juegos para PC y consolas.

Sin embargo, la otra estrategia de los estudios desarrolladores de títulos y fabricantes de hardware es apelar a la evolución de los juegos clásicos, aquellos que rompieron récords en ventas y marcaron una tendencia en la industria. 

Donkey Kong, Need for Speed, PacMan, Príncipe de Persia y Mortal Kombat son algunos ejemplos de juegos que han perdurado en el tiempo y han saltado de consola en consola. No obstante, para el gozo de la memoria, ENTER 2.0 presenta el esperado regreso de uno de los mejores juegos de la historia; alguien que se ganó un espacio en el nostálgico aire de diciembre. 

Mario,  por siempre Mario

El fontanero más famoso de la industria de los videojuegos estuvo a punto de ser bautizado Jumpman (el saltador). Pero dichosamente para la historia, Shigeru Miyamoto, su creador, tuvo la suficiente fortuna para apostarle al nombre de Mario; que por razones del azar se debe a Mario Segale, el entonces propietario de la oficina donde funcionaba la sede de Nintendo en Estados Unidos, quien se encontraba en una reunión exigiendo el pago de un alquiler atrasado. 

En sus primeros pinitos, 1981, el personaje bigotudo compartió papeles protagónicos con el simio Donkey Kong. Era un desconocido carpintero, quien tenía que subir escaleras por un tablero y rescatar a su novia mientras esquivaba los barriles que arrojaba el peludo villano. 

Dos años después llegó el momento de ser protagonista y usar su nombre con letras mayúsculas. Con guantes blancos, overol azul, camisa y gorra roja, cambió de profesión (ahora era fontanero) y empezó su carrera hacia la gloria. El juego llamado Mario Bros. (a secas) también fue el debut de su hermano Luigi y de las molestas tortugas que los han perseguido durante su existencia.

Pero la consagración apareció en 1985 con Super Mario Bros. Un revolucionario título para la naciente consola Nintendo Entertainment System (NES, o Nintendo como se popularizó). Allí Mario desplegó todo su potencial, se sumergió en cuanta tubería encontrara a su paso y venció a todos los enemigos para convertirse en una leyenda.

Sin embargo, su destino como héroe tras la princesa secuestrada lo siguió perturbando. Su misión, y no podía rechazarla, era liberar al reino Champiñón de la invasión de las temibles tortugas Koopas, al mando del rey Bowser que arrojaba bolas de fuego por la boca. No había opción, la princesa Toadstool lo esperaba en el último castillo, así llegar le costara a Mario más de 100 vidas. 

Las estrellas, su presente

Después de dos décadas, Mario se mantiene vigente y no se conforma con las marcas que están a su nombre: aparece en más de 150 videojuegos sin importar si son de carreras de autos, deportes o combates; sus series (Mario Kart, Super Mario Bros. 3, Super Mario 64, etc.) han vendido cerca de 193 millones de unidades; y en 1990, una encuesta en E.U. lo catapultó como el personaje más popular entre los niños, por encima incluso del ratón Mickey. 

En noviembre del 2007 regresó en Super Mario Galaxy. De nuevo de la mano de Nintendo y ahora como estandarte de la consola Wii. En su primera semana, Mario en su aventura galáctica vendió más de 500 mil unidades en E.U. y se convirtió en el juego más exitoso de Wii hasta la fecha y ¿en el Super Mario mejor vendido de la historia durante sus primeros siete días de existencia¿, según George Harrison, vicepresidente de mercadeo de Nintendo América.

Ahora, el fontanero debe recopilar 120 estrellas en el universo atravesando mundos esféricos, con nuevos movimientos y campos gravitatorios, lo que hace que el personaje tenga que dominar ubicaciones espaciales para avanzar en las misiones. 

Con gráficas más detalladas, enemigos más feroces y renovados poderes, el ícono de Nintendo y de una época regresa para ocupar el vacío que solo él puede dejar. Quién mejor que Mario para demostrar que los clásicos están de vuelta.

  • Más clásicos que retornan

Tetris Evolution (Xbox 360): el famoso Tetris regresa con sus líneas y cubos. Incluye dos nuevos modos de partidas, juego en línea y permite personalizar algunas opciones.

Pac-Man (Wii): el histórico juego de ¿maquinitas¿ está disponible en la Consola Virtual de Nintendo. Se puede jugar directamente desde Wii. Esta es la versión del juego que salió para la NES.

The Legend of Zelda: Phantom Hourglass (Nintendo DS): un inmenso mundo por recorrer en dos pantallas y con un lápiz como espada son las novedades de este nuevo capítulo de la popular saga.

  • Monopoly y Scrabble, digitales

Gracias a una alianza con el fabricante Hasbro, el estudio Electronic Arts (EA) desarrollará versiones digitales de Monopoly y Scrabble, dos de los juegos de mesa más populares. EA busca crear el software de los juegos para que puedan ser usados en distintos dispositivos, como consolas y teléfonos celulares.

El acuerdo tiene vigencia hasta el 2013 y le otorga al estudio la licencia mundial sobre todas las marcas de Hasbro para las versiones de los juego electrónicos. Los primeros títulos saldrán en el 2008.

]]>

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos