Blu-ray, el DVD de alta definición de Sony, ganó la batalla

En los años 80 el Betamax de Sony perdió contra el VHS (de JVC) la batalla por imponer el formato estándar de la industria para video casero. Pero Sony acaba de obtener la revancha un cuarto de siglo después.

El disco Blu-ray de Sony, que se usa para distribuir películas de cine en alta definición (entre otros contenidos), ganó la guerra comercial que libraba desde hace casi dos años contra el HD DVD de Toshiba.

Esta empresa dijo hoy que cesará inmediatamente la producción de sus reproductores y grabadores de HD DVD, y espera finalizar su participación en ese negocio a finales de marzo.

Atsutoshi Nishida, presidente de Toshiba, dijo en una rueda de prensa: «Era una decisión difícil, pero tuvimos que evaluar el impacto de continuar con el negocio sobre nuestras ganancias».

Los rumores que había sobre la salida de Toshiba de ese negocio comenzaron el lunes cuando un alto funcionario de Toshiba reveló que su compañía planeaba dejar de fabricar reproductores de HD DVD.

La confirmación de la decisión hizo que las acciones de Toshiba subieran en la bolsa de valores de Tokio. La razón es que se evitó alargar una lucha cuyo desenlace ya se esperaba desde enero del 2008, cuando el estudio de cine Warner -el mayor productor de películas de cine en DVD de Estados Unidos- anunció que sus próximos estrenos solo estarían disponibles para discos Blu-ray.

Desde ese momento comenzó a derrumbarse el castillo de naipes que había construido Toshiba, pues con la partida de Warner quedaba solo con el apoyo de dos estudios grandes -Paramount y Universal-, lo que le garantizaban una participación inferior al 25 por ciento en el mercado de películas de alta definición.

Y aunque a finales de enero Toshiba intentó recobrar el terreno perdido -rebajó a la mitad el precio de sus reproductores de HD DVD- la medida no fue efectiva, e incluso se consideró desesperada. De hecho, según el diario The Wall Street Journal, en ese mes el 80 por ciento de las ventas de películas de alta definición fueron del formato Blu-ray.

Ante esos resultados grandes distribuidores de Estados Unidos, como Best Buy y Walmart, decidieron tomar partido en la contienda y le dieron la estocada final al HD DVD la semana pasada, cuando anunciaron que solo venderían reproductores y discos del formato de Sony.

«Hace mucho que se necesitaba terminar con la guerra de formatos, ya que ha frustrado y confundido a los consumidores», le dijo a Reuters Claudio Checchia, analista de la firma de investigación de mercados IDC.

Incluso, Nishida dijo que ya había llegado a la conclusión de que no había posibilidad de ganar la batalla contra Sony, especialmente después de que Warner decidiera quedarse en el bando Blu-ray.

La retirada de Toshiba del negocio de reproductores y películas de alta definición le significará a la compañía cientos de millones de dólares en pérdidas, de acuerdo con el The Wall Street Journal.

]]>

Archivos