Las referencias de Los Simpsons son el lenguaje de la Internet

Nunca pensé que llegaría el día en que tendría que defender las referencias de los Simpsons. Pero aquí estamos. Al parecer hay personas que no quieren los memes de los Simpsons, que no quieren las risas de chistes de ahora y siempre, que no quieren a Homero escondiéndose en un arbusto y que tampoco quieren a Millhouse. Pero no debería ser sorpresa. Nadie quiere a Millhouse.

No hay que poner mucha cabeza en la publicación de Carolina Sanín. La autora de tesis tan polémicas como que vestimos a las niñas de rosa porque tenemos una compulsión oculta por verlas desnudas, Sanín se ha destacado por hacer estos comentarios que nos confunden y hacen preguntar si son producto del elitismo o de un interés por molestar por el placer de molestar.

Además de la buena cantidad de memes que ha dejado los comentarios de Sanín, saco otra reflexión. Quizás lo que más molesta de su mensaje es que parece desconocer el hecho de que las referencias de los Simpsons no solo son una manera valiosa, divertida y valida de comunicarse: sino que son el mismo lenguaje de la internet.

A la grande le puse cuca

No creo que pase un día sin que realice al menos una referencia a los Simpsons. Se ha vuelto uno de esos reflejos imposibles de resistir. Una buena razón está en que la mayoría de mis amigos tienen un sentido del humor similar al mío, de manera que, si yo digo que “esta grasa no se quita”, no piensan que estoy hablando de mis problemas al lavar la loza.

Los Simpsons

Creo que una buena razón es que el Internet nos ha acostumbrado a hablar a través de referencias. Es un lenguaje común de los internautas, una manera de entablar un sentido del humor que es universal, encontrar a otros que se ríen al escuchar la misma voz mental de homero… o quizás otra, porque así el meme esté en inglés lo leemos en español. Lo sé, estamos enfermos.

Y no es de gripa, gordito.

Los Simpson

Quizás una de las mejores cosas de las referencias es que nos ayudan a crear contexto en un lugar en el que con desespero se necesita. A menudo es fácil pasar un comentario sarcástico por un insulto hiriente en internet. Dile a alguien que ‘qué esto ya se ha visto’ y es posible que lo vea como un comentario (en las palabras de cierta intelectual en las redes) ‘vacío de espíritu’. Agrega esta imagen y el contexto se entiende solo.

Te puede interesar: El trabajo soñado: 7.000 dólares por ver Los Simpson

Una muestra de la manera en la que nos hemos acostumbrado a hablar a través de referencias está en el hecho de que hoy casi toda plataforma de mensajería cuenta con una opción para enviar gifs. Es posible que si estás leyendo esto en algún momento hayas contestado con esta imagen:

Los Simpsons

Porque no se necesita contexto. Porque nos entendemos, nos reímos y de paso nos ahorramos las palabras que quizás puedan no entregar toda la idea. Porque a veces una referencia babosa de los Simpsons es todo lo que necesitas.

Así que creo que no solo es algo egocéntrico el esperar que dejemos de hablar con memes de los Simpsons… sino que incluso lo veo como una imposibilidad para los internautas. Esto le digo a Sanín y a todos los que me miran mal y me piden que renuncie a mis referencias:

Estamos seguros que entienden la referencia.

Imágenes: Fox

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos