Los retos de Satya Nadella como CEO de Microsoft

Nadella tiene la misión de arreglar Windows.
Nadella tiene la misión de arreglar Windows.
Nadella tiene la misión de arreglar Windows.

Dicen que los equipos toman la personalidad de sus líderes. Pasa en los equipos deportivos y en las grandes corporaciones. Microsoft, bajo Ballmer, siempre fue una compañía agresiva y estrepitosa, así como él. Solo viendo las conferencias del retirado presidente se puede entrever cómo era el ambiente interno.

Steve Ballmer heredó el puesto de Bill Gates por una sencilla razón: era un gran vendedor. Fue así como Microsoft pasó de depender de las licencias de Windows y Office para convertirse en un jugador fuerte en los mercados corporativos. Ballmer tuvo la visión de diversificar el núcleo de Microsoft y entrar agresivamente a competir con Oracle, IBM y otros para quedarse con los grandes contratos empresariales. Nadella fue uno de sus alfiles para lograr ese objetivo.

Sin embargo, durante el periodo de Ballmer, también se presentaron innumerables errores. Microsoft se acomodó en sus negocios rentables (Windows y Office, principalmente) y descuidó las nuevas tecnologías que revolucionaron el mercado. La ola móvil los cogió totalmente por sorpresa y los servicios en línea, como la búsqueda y la pauta digital, los dejaron mareados buscando respuestas. Pero éstas llegaron muy tarde. Bing tiene el 18% del mercado frente al 66,9% de Google. Windows Phone, a pesar del reciente repunte, todavía tiene una participación mínima en el mercado de móviles (4,4% según las últimas cifras de Kantar) y Surface apenas está dando los primeros pasos en tabletas. Las dos unidades todavía no son rentables.

Microsoft descuidó las nuevas tecnologías que revolucionaron el mercado

Otro de los grandes desaciertos de Microsoft fue la cultura organizacional que se creó bajo la batuta de Steve Ballmer. El sistema de evaluación de personal creó grandes riñas y facilitó una cultura de atajos. Una pieza venenosa de Vanity Fair dejó al descubierto todos los problemas que tenía la multinacional por dentro. En resumidas cuentas, los gerentes de producto tenían que hacer una lista de sus empleados. Por ejemplo, si alguien tenía tres empleados bajo su responsabilidad, el último del ranking era despedido. Pero no necesariamente por ser malo, sino porque el sistema obligaba a ponerlos en una lista, aun si los tres eran igual de eficaces. Y lo mismo pasaba en todos los niveles de la escalera corporativa. Así, el miedo se fue propagando como gas mostaza por las oficinas de Redmond.

Algunos analistas explican que la cultura organizacional fue una de las razones fundamentales del bajón de MS. Y de alguna manera, eso le costó el puesto a Ballmer. No supo reaccionar al mercado móvil y se quedó dormido entre los colchones de sus productos más importantes.

El caso de Hotmail demuestra cómo Microsoft no se dio cuenta del valor que tenían los productos en internet. El servicio de correo electrónico era el líder indiscutible en el mercado y en un par de años quedó relegado por la popularidad de Gmail, un producto mucho más atractivo en el momento de su lanzamiento. Microsoft intentó ponerse al día, y aunque ya Outlook no sea un producto inferior, pasó de ser líder a ser escolta.

El resto de casos –móviles, tabletas, servicios Web–, es similar: la empresa parece haberse dormido en los laureles. Esto incluso pasa con Windows, una de sus estrellas. Mientras Microsoft intenta darle la vuelta a un Windows 8 que no revivió el mercado del PC, la competencia de Chrome OS está llenándoles los espejos y tiene a la gente de Redmond replanteándose algunas cosas.

El futuro

Hoy el objetivo es ver para dónde va Microsoft. Como lo pone Aaron Levie, CEO de BOX, en Twitter: «Microsoft tiene una última oportunidad de reiniciar el imperio. Va a ser una década muy interesante».

El nombramiento de Nadella presagia el futuro de la compañía de software. Después de una búsqueda que empezó con 100 candidatos, el comité decidió nombrar a un empleado de Microsoft con más de 22 años de experiencia dentro de la compañía. Como todo en la vida eso tiene varios pros y contras.

«Microsoft tiene una última oportunidad de reiniciar el imperio»

Satya Nadella es un ingeniero con visión de negocios. Ballmer tenía un perfil al revés: un hombre de negocios que aprendió de tecnología. Eso tiene serias implicaciones para el futuro de Microsoft. Nadella tendrá que fortalecer aun más los productos en la nube y los servicios en línea. Él ha sido clave para que Azure y otros productos empresariales en la nube sea exitosos. El nuevo presidente tiene toda la experiencia para desarrollar y ajustar la oferta de MS para satisfacer las necesidades de clientes corporativos, pero ahora tendrá el complicado reto de atraer a los consumidores finales.

Es ahí donde tendrá que brillar la mente ingeniera de Nadella. Los productos para el consumidor necesitan evolucionar. Una simple comparación entre los ‘shares’ de Bing contra los de Google, o los de Outlook contra los de Gmail, muestran que en Redmond tienen que esforzarse más para competir. En un caso similar, Marissa Mayer, apenas llegó a Yahoo!, rediseño la mayoría de sus productos móviles para afrontar la severa crisis que enfrenta. Ella sabe que ahí está el futuro y quería dar los primeros pincelazos. Microsoft ya debería estar haciendo lo mismo: un rediseño drástico de sus productos móviles.

Redmond debe volver a pelear en el mercado de consumidor

Después de eso, Nadella tiene que atacar el gran problema que tiene con Windows. Las ventas de los PC están cayendo y el nuevo sistema operativo no fue el motivante que todos los jugadores del mercado esperaban. Algunos fabricantes han dicho que dejarán de fabricar computadores y se enfocarán en tabletas profesionales para la productividad.

El mercado de PC está generando perdidas y además hay que pagar el costo de la licencia para usar Windows. Chrome OS y las tabletas Android no tienen ese costo y varias empresas ven el futuro por ahí.

Por lo tanto, Microsoft tiene que empezar a ofrecer sus productos estrella en cualquier plataforma y migrar a un modelo de suscripción. Ya lo están haciendo con Office 365, pero necesitan hacer más para atraer a los clientes que están usando Google Docs u otros servicios en la nube. ¿Por qué no hay Office para iOS? Pero para darle la vuelta a la compañía, Nadella tendrá que hacer un esfuerzo gigantesco de cara al cliente final y recuperar la confianza de sus consumidores.

Hoy en día, el consumidor final es complejo y demandante. Lo hemos visto con los celulares y las tabletas. Los ‘fanboys’ dan sus peleas respectivas, pero la realidad es que las empresas fabricantes de tecnología se están dando cuenta que los computadores se quedarán exclusivamente en las oficinas y las tabletas se convertirán en verdaderas herramientas de productividad.

Pero así como Apple, Microsoft tiene el problema de precio. Los Surface son muy caros para la mayoría de consumidores y aunque son productos enfocados en la productividad, no han tenido el éxito esperado. Junto a Gates, el presidente tendrá que explotar el talento de Nokia para crear dispositivos atractivos para dinamizar el ecosistema. Hay una gran oportunidad en los smartphones de baja gama -donde el Lumia 520 es un éxito- que puede explotar Microsoft. Tienen la obligación de dar la pelea tanto en la gama baja como en la alta.

La estrategia de Windows debe cambiar: la competencia le está llenando los espejos

Nadella tiene bajo su mando a más de 100.000 personas y tendrá que ser hábil para balancear los esfuerzos empresariales y las obligaciones con el consumidor final. También tendrá que repensar la estrategia de Windows, el producto emblemático de Microsoft. Actualmente la versión normal de Windows 8.1 vale 120 dólares. La competencia –venga de Apple, Google o Linux– se consigue por cero pesos.

Será interesante ver cómo Microsoft evoluciona y enfrenta los retos que tiene por delante. La junta directiva tendrá que vivir con la decisión que tomó y esperar que Nadella tenga la inteligencia de mantener el gigante por el camino correcto y asumir los diferentes retos que tendrá el mercado y montar una defensa contra los ataques de la competencia.

Mateo Santos

Mateo Santos

En vez de un tetero, nací con un Mac Classic en mi cuarto. Esa caja con pantalla en blanco y negro fue mi primera niñera. Por ahí, también rondaba un balón de fútbol y una camiseta de Millonarios. Desde ese día, sabía que la tecnología y el fútbol iban a ser mi estrella de Belén. El primer juego que tuve en mis manos fue Dark Castle, también en un Macintosh. No me gusta la música. Soy un amante escéptico de la tecnología. Hago parte del proyecto de ENTER.CO para llenar el vacío en información de tecnología que hay en América Latina, o como dirían los enterados, en LATAM. Me gradué de Administración de Empresas en los Andes y después hice una maestría en periodismo en la Universidad Europea de Madrid.

View all posts

20 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    • Igual tienes un portátil de x marca que usa Windows como S.O hay estas pagando hardware y te vino con wXP le quieres meter el 7 legalmente tienes que pagar por el software aunque ya pagaste por hardware, para los Mac era igual pero cambio con su ultimo S.O. Se que les queda un poco mas sencillo por que crean su propio hardware pero puedo asegurar que a las surface pro cuando salga el w9 o como sea que se llame si les dan compatibilidad lo mas seguro es que cobren para actualizar, aunque se haya pagado por su hadware,

    • Igual tienes un portátil de x marca que usa Windows como S.O hay estas pagando hardware y te vino con wXP le quieres meter el 7 legalmente tienes que pagar por el software aunque ya pagaste por hardware, para los Mac era igual pero cambio con su ultimo S.O. Se que les queda un poco mas sencillo por que crean su propio hardware pero puedo asegurar que a las surface pro cuando salga el w9 o como sea que se llame si les dan compatibilidad lo mas seguro es que cobren para actualizar, aunque se haya pagado por su hadware,

        • Igual tienes un portátil de x marca que usa Windows como S.O hay estas pagando hardware y te vino con wXP le quieres meter el 7 legalmente tienes que pagar por el software aunque ya pagaste por hardware, para los Mac era igual pero cambio con su ultimo S.O. Se que les queda un poco mas sencillo por que crean su propio hardware pero puedo asegurar que a las surface pro cuando salga el w9 o como sea que se llame si les dan compatibilidad lo mas seguro es que cobren para actualizar, aunque se haya pagado por su hardware.

        • Igual tienes un portátil de x marca que usa Windows como S.O hay estas pagando hardware y te vino con wXP le quieres meter el 7 legalmente tienes que pagar por el software aunque ya pagaste por hardware, para los Mac era igual pero cambio con su ultimo S.O. Se que les queda un poco mas sencillo por que crean su propio hardware pero puedo asegurar que a las surface pro cuando salga el w9 o como sea que se llame si les dan compatibilidad lo mas seguro es que cobren para actualizar, aunque se haya pagado por su hardware.

  • MMMMMMMM, me sabe a blackberry, dia 1. faltan 2 años… Dado su tamaño sus movimientos son tan paquidermicos, que cuando logren reaccionar con exito al HOY…ya el mundo será diferente…

  • MMMMMMMM, me sabe a blackberry, dia 1. faltan 2 años… Dado su tamaño sus movimientos son tan paquidermicos, que cuando logren reaccionar con exito al HOY…ya el mundo será diferente…

  • En mi opinión aun le falta mucho a Google y a Apple para ofrecer alternativas serias a nivel corporativo:
    (1) Aún no hay un S.O robusto que compita contra Windows Server por parte de estas dos, cosa que sí hace bien linux.
    (2) Aún no existe un RDBMS robusto que compita contra SQL Server por parte de Google y Apple, cosa que si hace bien Oracle, DB2, etc.
    (3) Google Apps For Business aún no ofrece ni la mitad de ventajas que recibe una compañía con Office 365, por ejemplo Google Sites es muy inferior a SharePoint, Google Drive apenas está aprendiendo de SkyDrive/OneDrive, Google Docs no es fácilmente adoptado por las empresas por su curva de aprendizaje puesto que toda la gente aprende en las universidades, colegios, empresas, etc, a manejar Word, Excel y ppt. Puedo seguir con un comparativo mucho mas detallado…
    (4) En qué plataforma se desarrolla Apps para Google y Apple? Acepto Java como respuesta que pueda competir de frente contra .NET.
    (5) Gmail será una mejor opción que Outlook el dia que deje de espiar el contenido de mis correos. En este sentido Apple parece mucho mas serio con su política de privacidad.
    (6) Google Chrome puede ser una excelente alternativa para un usuario promedio en su casa que privilegia la velocidad sobre la seguridad, pero no para un profesional de T.I que debe vigilar una red corporativa en una empresa.
    Puedo seguir enumerando otros puntos pero quiero cerrar diciendo que (1) el principal valor agregado de Microsoft es su fuerte ecosistema de soluciones, más que individualizar cada producto y que (2) Google puede seguir enfocado en android, el buscador y sus gafas porque a nivel corporativo aun esta aprendiendo (3) Apple puede seguir produciendo lindos iPhone, iPad y Mac costosos y (4) reconozco a estas compañías como gigantes mundiales, pero compitiendo en un segmento muy distinto al corporativo.

  • En mi opinión aun le falta mucho a Google y a Apple para ofrecer alternativas serias a nivel corporativo:
    (1) Aún no hay un S.O robusto que compita contra Windows Server por parte de estas dos, cosa que sí hace bien linux.
    (2) Aún no existe un RDBMS robusto que compita contra SQL Server por parte de Google y Apple, cosa que si hace bien Oracle, DB2, etc.
    (3) Google Apps For Business aún no ofrece ni la mitad de ventajas que recibe una compañía con Office 365, por ejemplo Google Sites es muy inferior a SharePoint, Google Drive apenas está aprendiendo de SkyDrive/OneDrive, Google Docs no es fácilmente adoptado por las empresas por su curva de aprendizaje puesto que toda la gente aprende en las universidades, colegios, empresas, etc, a manejar Word, Excel y ppt. Puedo seguir con un comparativo mucho mas detallado…
    (4) En qué plataforma se desarrolla Apps para Google y Apple? Acepto Java como respuesta que pueda competir de frente contra .NET.
    (5) Gmail será una mejor opción que Outlook el dia que deje de espiar el contenido de mis correos. En este sentido Apple parece mucho mas serio con su política de privacidad.
    (6) Google Chrome puede ser una excelente alternativa para un usuario promedio en su casa que privilegia la velocidad sobre la seguridad, pero no para un profesional de T.I que debe vigilar una red corporativa en una empresa.
    Puedo seguir enumerando otros puntos pero quiero cerrar diciendo que (1) el principal valor agregado de Microsoft es su fuerte ecosistema de soluciones, más que individualizar cada producto y que (2) Google puede seguir enfocado en android, el buscador y sus gafas porque a nivel corporativo aun esta aprendiendo (3) Apple puede seguir produciendo lindos iPhone, iPad y Mac costosos y (4) reconozco a estas compañías como gigantes mundiales, pero compitiendo en un segmento muy distinto al corporativo.

Archivos