Non-Fungible Tokens (NFT): ¿una nueva burbuja?

Non-Fungible Tokens (NFT)

Desde hace unos meses, y en medio de una pandemia que en teoría tiene sumido a todo el mundo en una grave crisis económica, se han venido pagando cifras astronómicas por tweets, videos, animaciones y otros elementos digitales que cualquiera puede copiar o reproducir en Internet. Lo que los hace diferentes es que esos elementos se han convertido en Non-Fungible Tokens (NFT), algo que certifica quién es su propietario a través del blockchain del ethereum.

Por ejemplo, el cofundador y presidente de Twitter, Jack Dorsey, subastó el mes pasado el primer trino que se publicó en esa red social (es un tweet suyo del 21 de marzo del 2006). Un coleccionista e inversionista en criptomonedas de Malasia, llamado Sina Estavi, compró ese tweet por 2,9 millones de dólares.

En esencia, Estavi pagó el equivalente a 10.700 millones de pesos por un pantallazo de un trino que dice: “Solo configurando mi Twttr”. Lo único que ganó Estavi es una especie de ‘certificación digital’ de que él es el propietario del tweet de Dorsey, pero este inversionista comparó esa transacción con comprar la Monalisa, algo que a todas luces es un exabrupto.

Y si le parece que ese precio es exagerado, es todavía más sorprendente el pago de 69 millones de dólares por una obra digital llamada ‘Everydays: The First 5000 Days’, del artista estadounidense Mike Winkelmann –más conocido como Beeple–.

‘Everydays: The First 5000 Days’ es un collage formado por 5.000 pequeñas imágenes de las obras creadas por Beeple cada día durante más de 13 años. Este es el primer NFT subastado en la reconocida casa Christie’s, y estableció un precio récord para una obra que existe exclusivamente en formato digital.

Aclaro que me parece maravilloso que un artista digital gane buen dinero. La pregunta es: ¿el precio es razonable? Beeple no es un artista anónimo: tenía 1,8 millones de seguidores en Instagram antes de esta venta, y sus obras han sido utilizadas en conciertos de cantantes como Justin Bieber. Pero un artículo del medio estadounidense The Verge destaca que hasta octubre del año pasado Beeple nunca había vendido una de sus obras impresas por más de 100 dólares. ¿De repente Beeple se volvió un genio del arte o estamos enganchados en una nueva burbuja por cuenta de la tecnología?

El artículo central de la revista ENTER de abril explica qué son los NFT, por qué generan tanto interés, cómo funciona la tecnología blockchain en la que se apoyan y menciona –de forma muy general– cómo se convierte un elemento digital en NFT. En esa nota también contamos por qué, aunque muchos expertos opinan que se trata de una burbuja medio irracional (promovida por los mismos inversionistas que apoyan las criptomonedas), la tecnología que está detrás de los NFT sí tiene un enorme potencial para otras aplicaciones.

Otros artículos que encontrará en la edición 259 de ENTER son: 10 tips para sacarle jugo a Signal, el otro gran rival de WhatsApp; cómo funcionan los implantes en el cerebro que permitieron que un mono controle un computador con su mente; una mirada a fondo al nuevo celular plegable de Xiaomi; y cuáles son los mejores juegos inspirados en el universo de DC Comics.

Y el artículo que más le recomendamos: asistimos a un evento del reconocido coach estadounidense Tony Robbins, quien analizó cómo piensa, actúa y enfrenta los obstáculos un emprendedor exitoso. Esa nota tiene bastantes enseñanzas útiles para cualquier empresario o emprendedor que esté tratando de sacar adelante su negocio en estos tiempos tan complicados.

* Si quiere suscribirse a ENTER, escríbanos a [email protected], con su nombre y número de cédula. En pocos minutos le enviaremos un correo con un enlace de pago. La suscripción a ENTER cuesta solo 39 mil pesos al año (12 ediciones en PDF). Más información: revista-enter.co

Portada ENTER 259

Imagen de apertura: Freepik Premium


Javier Méndez

Javier Méndez

A mediados de los años 80 tuve un paso fugaz por la facultad de Ingeniería de Sistemas de la Universidad de los Andes, pero me tomó pocos meses descubrir que escribir código era mucho menos apasionante que escribir artículos. Desde entonces pienso que la tecnología es más divertida cuando se la disfruta desde afuera que cuando se la sufre desde adentro. Y aunque mis primeros pasos en el periodismo los di en la sección deportiva de El Tiempo, era cuestión de tiempo para que aterrizara en el mundo de la tecnología. Llevo 28 años escribiendo sobre este tema, primero en El Tiempo, y ahora en la revista ENTER y EmpresarioTek.co.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos