8 consejos para mejorar tu imagen profesional en Internet

Internet

¿Puedes imaginar un mundo sin Internet? Sí, es muy difícil hacerlo debido a que lo utilizamos para todo. Lo mismo sucede con las redes sociales, que aunque son una fuente de entretenimiento, se han convertido en una herramienta para las empresas. Ya no es un secreto que antes de contratar a alguien visitan su perfil en Facebook, buscando que tu imagen profesional sea adecuada para el cargo.

Según Sebastián Stranieri, presidente de la compañía VU Security y experto en ciberseguridad, «muchas veces olvidamos que nuestros perfiles en línea exponen también nuestra identidad. Entonces, perdemos de vista que lo que hacemos en el mundo virtual puede tener consecuencias en el mundo real”.

En su opinión, hoy todo tiene que ver con la reputación. «Algo que publiques mal o el descuido que facilite las posibilidades de sufrir un ataque, por ejemplo, pueden hacer que una empresa cierre o tenga problemas”, comenta el directivo. Pensando en esto, en ENTER.CO te damos 8 tips que te ayudarán a mejorar tu imagen en Internet.

Internet

1. Piensa bien antes de publicar

Cada momento, idea u opinión que tienes sobre algo es muy importante, pero no siempre las personas lo comparten. Ten en cuenta las implicaciones que puede tener tu publicación en el futuro. Para ello, puedes preguntarte si te gustaría volver a leer este comentario o ver esta foto en unos años. Así mismo, trata de ponerte en el lugar de otra personas y qué puede pensar al leer o ver tu publicación.

2. Sé neutral

Aunque tienes tu opinión sobre lo que otras personas publican, no siempre es buena idea comentar tus emociones. No solo porque las personas de tu trabajo lo pueden ver. También te ayudará a evitar malentendidos ya que es mucho más complicado comunicarse sin los gestos que usamos en la comunicación cara a cara. Lo ideal es generar contenido claro y evitar ambigüedades. No busques ser gracioso, sarcástico, pasivo-agresivo o hacer insinuaciones.

3. Sigue reglas de gramática

Hay una diferencia muy grande en la imagen que proyectas al escribir “xq” o “porque” o “por qué”, ya sea en SMS, redes sociales, mails o blogs. Como profesional, es mejor usar palabras y oraciones completas: no olvides que a veces representas a una compañía. De todas maneras, dependiendo del entorno y nivel de confianza en que te encuentres, ciertas abreviaciones y emoticones pueden ser utilizados.

4. Piensa en tu receptor

Siempre, alguien leerá tus publicaciones. Por eso, debes tener presente a quién te diriges. Esto es fundamental a la hora de decidir cómo nos comunicamos y qué lenguaje utilizamos. No es lo mismo conversar con tu compañero de trabajo que con un potencial cliente o posible empleador.

5. Ten en cuenta en qué medio te encuentras

Así como piensas en tu lector, debes comprender que las reglas cambian según la red sociales que estemos utilizando. El lenguaje varía si estamos escribiendo en un blog, redactando un email, chateando o enviando mensajes de texto.

6. Considera quién quieres ser en Internet

La red es es un espacio público y libre y los usuarios pueden prácticamente decir lo que quieran y cuando quieran. Ahora bien, cuanta más información real acerca de nuestra identidad ponemos en la red, más cuidado hay que tener con lo que decimos, publicamos o compartimos. Nunca sabemos quién está mirando, ni las consecuencias que puede tener, ya sea para con nosotros como individuos o para nuestra empresa.

7. Evita publicar información personal, de tu familia o inclusive de transeúntes desconocidos

Este punto es muy importante y aplica para la información de tus hijos. Guarda las imágenes de tus hijos y evita tenerlas como foto de perfil o publicar lo que hacen a cada segundo en las redes. Así como con tu propia información, nunca sabemos quién puede estar mirando. A su vez, si no cuentas con el permiso explícito de un tercero deberíamos tratar de resguardar su imagen.

8. Elige cuidadosamente tu foto de perfil de Whatsapp y redes corporativas

A todos nos gusta divertirnos, tomar una cerveza o andar el traje de baño, pero es preferible dejarlo para nuestros amigos y mostrar una imagen más formal.

Al vivir hiperconectados, en general somos grandes conocedores de las redes sociales y sus lenguajes. Aún así, a veces nos gana la emoción del momento por contar lo que estamos haciendo o hablar mal de algo o alguien. Ya sea por cuestiones personales o profesionales, es importante pensar bien antes de publicar. Uno nunca sabe qué efecto puede tener esa queja o esa fotografía.

Imagen: Royal Anwar (vía Pexels)

Sharon Durán

Sharon Durán

Yo decía que quería ser astronauta, pero luego quería ser bióloga, aunque estaba en clases de danzas y teatro. Descubrí que quería una vida donde pudiera ser de todo y el periodismo ha sido la luz que me ha llevado a explorar la ciencia, la medicina, el arte y la tecnología para contarle a la gente las maravillas futuristas en las que hoy ya vivimos.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos