Un hombre ha sido sentenciado a prisión de por vida por ver El Juego del Calamar

El Juego del Calamar

Aunque el juego del Calamar haya sido una sensación, hay algunos que no ven el show con tan buenos ojos. Un ejemplo está Corea del Norte, cuya dictadura prohíbe la gran mayoría de las producciones extranjeras, en especial aquellas que provienen de su país vecino, Corea del Sur. Sin embargo, el castigo para aquellos que deciden romper este veto es igual de excesivo que las restricciones. Por ejemplo, un hombre ha sido sentenciado a la muerte, presuntamente por haber ingresado de manera ilegal una copia del show de Netflix.

La información proviene de Radio Free Asia, que asegura que el supuesto contrabandista consiguió una copia de la serie en China y luego intentó vender la serie a otras personas a través de USB a un grupo de estudiantes. La historia no termina ahí, pues supuestamente las autoridades de Corea del Norte habrían castigado también a uno de sus clientes, uno de los estudiantes, a prisión de por vida por el ‘crimen’ de haber visto El Juego del Calamar.

Otros seis de los estudiantes que vieron la serie de Netflix fueron enviados a trabajos forzados por cinco años, mientras que algunos de los profesores y administradores de la escuela también fueron despedidos.

Te puede interesar: El creador de ‘El Juego del Calamar’ explica su final

La primera aclaración es que la mayoría de noticias que provienen de Corea del Norte suelen ser exageradas. El control excesivo que tiene el país sobre la información y sus ciudadanos hacen fácil el creer muchas de estas historias (por ejemplo, la idea de que hay unos cortes de pelo ‘oficiales’ y reglamentados).

Pero también hay razones para ver por qué razón Corea del Norte vería a El Juego del Calamar como una propagan tan peligrosa. Uno de los personajes de la serie, Kang Sae-byeok (HoYeon Jung) es una desertora de Corea del Norte, que precisamente entra en los juegos con la intención de ganar suficiente dinero como para poder traer de regreso a su mamá. Considerando el mensaje público en ese país de que ‘no hay razón para desertar’ no cuesta entender por qué las autoridades no están contentas con el show de Netflix.

En noticias más afables, a El Juego del Calamar se le ha autorizado una segunda temporada (que por ahora no tiene una fecha de lanzamiento).

Imágenes: Netflix

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos