Neymar es un monje en capítulos resubidos de ‘La casa de papel’

Las cosas para la Resistencia no están fáciles al final de la tercera parte, que se estrenó el 18 de julio, y todos estamos expectantes para saber qué pasa en la cuarta temporada y cómo podrán salir del aprieto. Pero, mientras esperamos a los nuevos episodios, podemos disfrutar de un nuevo personaje de la serie, que actualmente se encuentra en Netflix.

El astro brasileño de fútbol Neymar actualmente está en medio de una telenovela sobre si se queda en el Paris Saint-Germain, se va a Real Madrid o regresa a Barcelona. A él esos dramas no le molestan. Todos sabemos de sus aptitudes histriónicas tanto adentro del campo, fingiendo faltas, como fuera de ella. Al menos eso vimos en la película ‘xXx: Reactivado’, donde se interpreta a sí mismo.

Ahora, el propio Neymar publicó en su cuenta de Instagram un video en el que aparece con el overol rojo y la máscara de Dalí, que se quita para revelar su rostro. Eso hizo pensar que el Profesor se le había adelantado a todos y lo había fichado para la Resistencia en la cuarta parte. Pero no es así.

Lee más sobre ‘La casa de papel’ en este enlace.

https://www.instagram.com/p/B1rHsrFATGt/?utm_source=ig_web_copy_link

El video viene acompañado de un texto que dice: «Pude realizar mi sueño y ser parte de mi serie favorita. ¡Y ahora puedo compartir a Joao con todos ustedes!». Claramente, su personaje se llama Joao y se trata de un monje del monasterio en que Berlín, Palermo y el Profesor están planeando el golpe al Banco de España.

El primer cameo de Neymar

La casa de papel

El futbolista aparece en dos capítulos de la tercera temporada, que fueron subidos nuevamente a la plataforma. En la primera escena en la que lo vemos es en el episodio 6, cuando el Profesor y Berlín están discutiendo por la pareja de este último, Tatiana.

En ese momento pasan dos monjes. Entonces, a diferencia del capítulo original, en el que Berlín solo los saluda en italiano, mientras siguen caminando, en este caso Giovanni, uno de ellos, le dice al hermano del Profesor, en italiano: «Señor Andrés, le traigo unos frutos del huerto», y vemos a Neymar a su lado.

Luego de recibirle los regalos y agradecerles, Berlín le pregunta al personaje de Neymar, en portugués: «¿Cómo estás, Joao? ¿Cómo te está yendo con los cantos gregorianos?». A lo que el futbolista responde: «Una cosa celestial, señor Andrés» y Berlín concluye diciendo: «me alegra» antes de despedirse en italiano: «que tengan un muy buen día». Giovanni y Joao le agradecen, mientras él reclama por un limoncello faltante en el regalo.

Neymar en su salsa: hablando de fútbol

Luego, al principio del octavo episodio, mientras Berlín y el Profesor siguen discutiendo por Tatiana y por el riesgo que implica involucrarse sentimentalmente durante un golpe, aparece Joao (Neymar, pues), que le entrega una bebida a Berlín (seguramente el limoncello que pedía), quien le pregunta por su lugar de procedencia, entonces, el futbolista-actor responde que de Sao Paulo.

Berlín toma eso para decirle a el Profesor que debe tomarse la vida más relajada: «¡Brasil! ¡Qué maravilla! A papá le encantaba Brasil.» y, dirigiéndose a Joao: «La alegría de tu tierra. La fiesta, la magia, el fútbol».

Entonces, dándole un tono de humor al momento, por ser Neymar quien lo interpreta, Joao dice: «A mí no me gusta el fútbol ni la fiesta» y Berlín lo inquiere: «pero seguro que sabes qué tipo de fútbol juega Brasil» a lo que Joao, con una sonrisa tierna responde: «bonito» y Berlín lo confirma: «¡exacto! ¡Juega bonito! Alegre, no juegan con miedo, no piensan en todo lo que puede salir mal. Disfrutan, bailan… bailan jugando [Joao sonríe en ese momento]. Por eso siempre han sido la referencia, hermano. Los mejores». Entonces, Joao dice: «En la Copa del Mundo siempre oro mucho por nuestra selección». Berlín le da las gracias, nuevamente, se despide, y Neymar… digo, Joao, se aleja, mientras Berlín y el Profesor siguen con su charla.

La casa de papel

Imágenes: Netflix.

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos