Así fue mi primera vez en SOFA 2018

SOFA 2018

Sobre las 9:30 de la mañana de este domingo 14 de octubre, seres fantásticos, casi mitológicos, y uno que otro superhéroe comenzaron a circular a mi alrededor. Dado que no había tomado ni un trago la noche anterior, esto solo podía significar que estaba en el sitio correcto: era mi primera vez en el Salón del Ocio y la Fantasía, SOFA 2018.

Las puertas de los pabellones no se abrirían sino a partir de las 10:00 de la mañana, de manera que tuve 30 minutos para dar una vuelta por las instalaciones de Corferias antes de decidir por dónde empezar mi recorrido.

SOFA 2018

¿El pabellón Gamer? Ni riesgo: la fila para entrar tenía una longitud infame y mis habilidades para los juegos de video no van más allá de Angry Birds. ¿Cardcaptor Sakura? Les entendí a los expertos que esta era una escala obligada en SOFA 2018, pero el nombre no me decía nada: yo me quedé en la época del Capitán Centella, Mazinger Z y el Gato Cósmico.

La verdad es que llegué a la feria porque mis compañeros de trabajo me dijeron que allí iba a encontrar “cosas chéveres” de Star Wars. Para no llegar completamente ignorante al Salón del Ocio y la Fantasía, les pedí una breve capacitación sobre lo que podría encontrar allí. Por ejemplo, que me explicaran términos como ‘cosplay’.

Debo confesar que me costó un poco entender la diferencia entre un gran disfraz y un ‘cosplay’. Ellos me explicaron que un ‘cosplay’ es mejor que un gran disfraz; que no se reduce a vestir las mismas prendas que el personaje, sino a vivirlo, interpretarlo, actuar como él. Y, claro, esto fue más fácil de entender estando en SOFA que viendo fotos por Internet.

SOFA 2018

De hecho, durante las ‘jornadas de capacitación’, Jeffrey Ramos tuvo el coraje de sugerirme que fuera disfrazado a SOFA. No había la menor probabilidad. De hecho, irme con la chaqueta de la Selección Colombia ya me pareció un poco exagerado; pero era esa o la de Alemania, y la verdad es que no tenía la intención de herir la susceptibilidad de alguien que pudiera confundir un traje deportivo con un artículo de propaganda nazi.

De todo para todos los gustos

A las 10 de la mañana, las puertas de los pabellones se abrieron. Por allá en el fondo escuché la música de ‘La guerra de las galaxias’ y mis pies se dirigieron automáticamente hacia el lugar de donde provenía. ¡Han Solo y la princesa Leia a la vista! ¡Iba por buen camino! Bueno, una versión sin afeitar de Han Solo… ¿o más bien podría ser Cassian Andor? No estoy seguro.

SOFA 2018

Pocillos, juegos, camisetas, figuras a escala, réplicas en Lego… Sí, había muchas cosas chéveres de Star Wars… pero a medida que caminaba por los pasillos de SOFA encontré otras cosas muy interesantes: artistas que pintaban en el piso, hijos tratando de acertar con una flecha a una manzana puesta en la cabeza de sus padres, jaulas y cuadriláteros para diversas técnicas de combate, dibujantes, carreras de carros a control remoto, drones. Ah, porque si te gustan los drones, puedes visitar el puesto que hay en el Gran Salón dedicado a estas aeronaves. No te puedes perder, está al lado del puesto de ENTER.CO.

SOFA 2018

Una pequeña confusión

Al salir del primer pabellón al que entré me llamaron la atención unos gritos desesperados que provenían de un puesto en el que parecían estar torturando a alguien. Segundos más tarde, una voz más afinada me hizo entender que tal vez se trataba de un karaoke al aire libre. Pero como no escuché dentro del repertorio ‘La maldita primavera’ ni algún éxito de Pandora, supuse que era un karaoke especializado en canciones de series animadas. No reconocí ninguna.

A los que reconocí fue a Batman y al Capitán América, que al parecer quedaron de encontrarse con varios superamigos –y archienemigos– para visitar la feria. Por un momento me sentí en otra dimensión al ver a Gokú haciendo fila para entrar a un pabellón. ¡Gokú haciendo fila como cualquier mortal! Pero volví a poner los pies sobre mi amada patria cuando escuché un par de voces haciendo planes para burlar el orden de entrada: “¿Y si nos hacemos los pendejos y nos metemos en la cola?”. Sí, sí, Colombia; sí, sí, Caribe.

SOFA 2018

La perrita y el tiranosaurio ‘cosplayers’

En busca de un lugar donde estirar las piernas un poco –para ir a SOFA y disfrutarlo se necesita un gran estado físico– me crucé con dos representantes de la fauna fantástica que llamaron mi atención: una perra ‘cosplayer’ y un tiranousaurio rex. Este último tuvo que ver con todos los que se cruzaron a su paso. Media hora después de ingresar a las instalaciones de Corferias, todavía había personas de todas las edades pidiéndole una foto mordiéndoles la cabeza.

SOFA 2018

Fue una buena idea pasar por el cajero cuando salí de mi casa, porque dentro de las instalaciones de Corferias las filas para los cajeros electrónicos competían con la de entrar al pabellón Gamer. Lo que no fue una buena idea fue dejar las compras para el final. Porque al final –al menos, a mi final, cuatro horas después de mi llegada a SOFA–, ya mis pies se negaban a darle otra vuelta a cualquiera de los espacios en los que podía comprar un recuerdo.

Entonces, las primeras gotas comenzaron a caer sobre lo que minutos antes era una soleada mañana bogotana. Después de todo, la chaqueta de la Selección Colombia no fue mala idea, porque tiene una capucha impermeable (la de Alemania no la tiene).

Todavía tienes oportunidad de ir a SOFA 2018

Afortunadamente, todavía queda un día de SOFA, el lunes festivo 15 de octubre. Porque, a pesar de que lo que se encuentra en el Salón del Ocio y la Fantasía no es mi fuerte, fue una experiencia interesante, divertida. Como para repetirla.

Para no arruinarle la mañana a una posible acompañante, en caso de que la feria no me gustara, decidí que mi primera vez fuera solo. Pero vale la pena ir acompañado, ir con alguien con quien uno pueda comentar y reírse de las cosas que ve y, en el mejor de los casos, que se las explique.

Vamos a ver si amanezco con pies para repetir la experiencia. Pero si usted no ha ido, péguese la pasadita por SOFA 2018. Seguro que vale la pena.

Todavía tienes oportunidad de ir a SOFA 2018

Imágenes: ENTER.CO

Jaime Dueñas

Jaime Dueñas

Nací. He crecido durante más de cuatro décadas. No me he reproducido. Soy periodista de profesión, músico por vocación y futbolista frustrado. Me encanta la tecnología, que en Enter.co tengo la oportunidad de mezclar con el periodismo y en mi vida cotidiana, con la música.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos