Tecnologías de monitoreo pueden llevar a cometer delitos contra la intimidad, advierten expertos

Para muchos padres, tener a los hijos en casa, sentados frente al PC durante horas, es sinónimo de seguridad y tranquilidad. Sin embargo, esto puede ser un espejismo. En la Red pululan serios riesgos para los niños, como pornografía, acoso de otros menores, presencia de abusadores y hasta amenazas reales de secuestro.

Para evitar esto, la tecnología provee programas y servicios web que ayudan a los padres. «A veces los niños no tienen claro qué es peligroso. Mi hijo aceptaba en sus redes sociales a personas a las que no conocía sólo porque eran ‘amigos de mis amigos’. Yo no se lo permito y lo prevengo con servicios web gratuitos que me avisan cuando pasa», dice David Castiglioni, de Microsoft.

Para este ejecutivo, las tecnologías de monitoreo se deben usar, de forma negociada, para prevenir riesgos.

«Yo contraté un servicio cuando vivía en Alemania, que me permitía conocer la ubicación del celular de mi hijo de 15 años mediante un mapa satelital a través de Internet. Así estaba tranquila cuando él salía», dice Renata Andrade, una colombiana residente en E.U.

Pero una cosa es cuidar a los hijos y otra vigilar ilegalmente a empleados, amigos o la pareja, algo que está contemplado como delito.

Al filo de lo ilegal

En nuestro país está prohibido intervenir las comunicaciones de una persona. Sólo una entidad de Policía o jurídica puede hacerlo amparada en una orden judicial.

«Instalar programas de espionaje o sistemas para captar el contenido de una llamada o el correo es considerado una violación del derecho a la intimidad», explica la abogada constitucionalista Clara Inés Vargas.

Sin embargo, una empresa sí puede monitorear, con ayuda de la tecnología, las actividades que realiza un empleado en el PC o el celular que le provee para trabajar. «Las empresas pueden indagar en qué sitios navegan sus empleados o con quién se comunican desde los PC de trabajo, sin que ello constituya una violación», dice. Lo que no puede hacer una compañía, afirma la abogada, es escuchar las llamadas o leer los contenidos de las comunicaciones.

Lo mismo se aplica en el espionaje de la pareja, cuando se sospecha que hay una infidelidad. La ley contempla que «los detalles y testimonios obtenidos por intervención ilegal de las comunicaciones de una persona no son válidos como prueba en un juicio», dice Vargas.

En el caso de los niños, «los padres deben acordar con ellos las normas de uso de Internet, el celular y el PC, informarles que van a estar vigilados y acompañados en caso de que sean víctimas de un incidente en la Red», explica Castiglioni.

Protección familiar gratuita

En el servicio de Hotmail hay una función llamada ‘Protección infantil’ (la encontrará en el enlace Más, en la parte superior de la página de su correo) que es ideal para supervisar la navegación y el servicio de chat.

Dicho sistema permite crear un perfil para cada persona que use el PC en la casa (uno por adulto y otro por cada niño), con funciones especiales, como: bloqueo de sitios web con contenidos nocivos (pornografía, violencia, etc.); control de las personas que solicitan contacto por Messenger, etc. También podrá ver un informe detallado de las páginas visitadas por cada usuario , entre otras.

«La idea es que los padres sepan con quién se están relacionando los menores para que en familia discutan si es seguro, si no se debe aceptar la amistad de alguien y advertir así a los niños de los riesgos de seguridad asociados», explica José Antonio Barraquer, de Microsoft Colombia.

Es necesario descargar una versión de la herramienta en cada PC de la casa. El servicio no tiene costo.

‘Smobile’ protege y vigila un celular

Smobile es un programa que se instala en el teléfono móvil y permite, desde un sitio web, saber a qué números llama la persona con ese equipo (o desde cuáles recibe llamadas), qué mensajes de texto entran o salen y qué correos electrónicos se intercambian.

También deja ver las fotos que se toman con el teléfono e incluso muestra en dónde está ubicado el celular en un mapa digital (el equipo debe tener activo un sistema de posicionamiento por satélite, o GPS).

Este software funciona en teléfonos BlackBerry, Windows Mobile, iPhone y Symbian (Nokia, LG, Samsung, etc.).

«Incluye un antivirus para proteger el equipo. También se puede bloquear el aparato o generar una copia de la información que guarda de manera remota, por Internet, en caso de pérdida», explica Nelly Suárez, de la empresa Kav Colombia, distribuidor mayorista del producto.

El sistema incluso le informa, vía correo electrónico, si ciertas palabras (sexo, droga, alcohol, etc.) aparecen en las comunicaciones del celular. La licencia anual del producto cuesta unos 100.000 pesos.

Norton no sólo es un antivirus

Además de los paquetes de programas de seguridad que ofrece Symantec con la marca Norton, esta empresa se apresta a lanzar servicios virtuales de protección como OnlineFamily.norton.com, un sistema que les permite a los padres de familia monitorear y controlar las actividades de sus hijos en Internet.

El programa, que se instala en el PC de la casa o en el de cada niño, permite definir un límite de horas de navegación al día; además, saber qué palabras están buscando los menores en la Red, qué programas son los que más usa cada persona y qué amigo es con el que se contacta más seguido a través de mensajería o redes sociales, entre otras funciones.

El servicio es, por el momento, gratuito.

JOSÉ CARLOS GARCÍA R.
SUBEDITOR TECNOLOGÍA

]]>

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos