Aprende a convertir tu pantalón en un salvavidas, por si las moscas

No sé cuántas personas acaben en un naufragio, pero la cifra estadística debe ser muy baja. Es muy poco probable que termines en una suerte de Titanic moderno. Sin embargo, no está de más aprender uno que otro truquito para salvar tu vida, solo porque, aunque es muy baja, es una posibilidad.

Eso es lo que hacen los Seal de Estados Unidos, o sea, los equipos de aire, tierra y mar de la armada estadounidense, que te enseñan a usar tu pantalón para flotar en medio del océano o en cualquier cuerpo de agua profundo. Este truco funciona y lo sabemos porque recientemente se hizo noticia la historia de Arne Murke, un marinero alemán que, luego de caer de un yate durante una tormenta con olas de tres metros, sobrevivió tres horas a la deriva, hasta que fue rescatado, debido a que usó sus pantalones como un salvavidas, como cuenta Insider.

Siéntete como MacGyver en el agua

Entonces, para salvar nuestras vidas a la manera MacGyver que lo hizo Murke, los militares estadounidenses nos dan una guía de tres pasos, que publica Business Insider, para convertir nuestros pantalones en una herramienta que nos ayudará a flotar sin gastar energía.

El primer paso, como es obvio, es quitarse los pantalones. Para ello, lo mejor es ponerse boca arriba. Entonces, hay que hacer un nudo en cada extremo de la pierna y no podemos olvidar cerrar la cremallera y el botón, todo para evitar que el aire se escape, porque básicamente estamos convirtiendo nuestros pantalones en un globo. Es aconsejable atar las dos piernas juntas.

Conoce otros trucos en este enlace.

El segundo paso es inflar. Hay que colocar la abertura de la cintura por detrás de la cabeza para, luego, en un solo movimiento por encima, recoger la mayor cantidad de aire posible, mientras cierras la cintura con la fuerza de tus brazos y la metes en el agua, para poder cerrarla y mantener el aire, con el fin de que quede como un globo. Si fallas y no se logra inflar lo suficiente, tendrás que intentarlo varias veces o intentar soplando, a ver si lo logras.

El tercer y último paso consiste en pasar las piernas infladas del pantalón entre la cabeza y mantener la cintura cerrada bajo el agua. Entonces, espera ayuda y mantén la calma. Si el pantalón se desinfla, repite los pasos anteriores una y otra vez.

¿No entendiste ni papa? Pos hay video

Si no entendiste nada de lo que dije, puedes mirar este video que la Armada de Estados Unidos publicó en 2015 y en la que el HM1 (Médico de la armada de primera clase, por sus siglas en inglés Hospital Corpsman First Class) Richard O’Dell te explica el mismo proceso que acabamos de señalarte.

Si nada funciona, puedes buscar a Nemo, a Dory o la tabla en la que Rose pudo salvarse con Jack, pero decidió que quería un poco de espacio y prefirió que su amado muriera ahogado. En todo caso, esperamos que nunca necesites el truco y que solo lo uses en conversaciones con amigos… ojalá sin necesidad de que te estés ahogando, pero en alcohol.

Imágenes: US Army.

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.