El sistema solar sería más grande, pero una estrella ‘robó’ una parte

Sistema solar

Nuestro sistema solar parece ordenado y todos los objetos en él siguen una órbita alrededor del Sol, que no ha cambiado mucho desde que tenemos memoria. Sin embargo, afuera, más allá del Plutón y del cinturón de Kuiper, todo es desorden, hay cientos de objetos que no siguen la ruta gravitacional de nuestra estrella.

Susanne Pfalzner, del Instituto Max Planck de Radioastronomía en Bonn, Alemania, y un grupo de expertos han investigado la razón del comportamiento de los cuerpos afuera de los límites del sistema solar.

De acuerdo con ese estudio, cuyos resultados se pueden leer en la página del Instituto Max Plank de Radioastronomía en Bonn, una estrella errante, de una masa similar al Sol, se acercó mucho al primitivo sistema solar, hace miles de millones de años, y se ‘robó’ algunos de los cuerpos más alejados.

“Nuestro grupo ha estado buscando por años lo que esos sobrevuelos podrían hacer a otros sistemas planetarios, sin considerar que nosotros podríamos vivir en uno ellos”, dijo Susanne Pfalzner.

¿Qué pasó, realmente? Como con plastilina…

Para explicarlo de manera más clara hay que ir al principio, cuando, en una nube de gas y polvo que colapsó, probablemente empujada por la explosión de una supernova cercana, se formó el Sol.

Durante ese proceso se creó un disco plano en el que se comenzaron a desarrollar los objetos que conformarían nuestro sistema solar, como planetas grandes, planetas enanos y asteroides, entre otros cuerpos celestes.

En principio, todos esos objetos deberían seguir siendo parte de nuestro sistema solar y seguir órbitas ordenadas alrededor de nuestra estrella, como las que actualmente tienen la Tierra y todos los planetas vecinos. 

Sistema solarSin embargo, no es así. Incluso, descubrieron que la masa acumulada de los objetos fuera de la región del sistema solar, allá donde parece reinar el desorden, se reduce drásticamente en tres órdenes de magnitud, lo que no es una coincidencia.

Eso solo pudo suceder por un evento catastrófico y la explicación más lógica es que una estrella errante se llevó muchos de los objetos del disco protoplanetario del Sol y arrojó otros, que tomaron órbitas excéntricas e inclinadas, algo que fue verificado mediante miles simulaciones en computador.

Se especula, incluso, que alguno de esos objetos que ‘arrastró’ la estrella errante que causó el desorden podría ser el noveno planeta del sistema solar, del que han hablado muchos astrónomos y que se cree que sigue una órbita alejada del Sol.

Entonces, nuestro vecindario sería más grande si ese intruso no hubiera llegado. Aunque sigue siendo inocente hasta que se le demuestre lo contrario, porque de momento solo existe este estudio preliminar y hacen falta más para corroborarlo.

Imágenes: NASA

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos