Buenas noticias, borrachitos: está cerca la pastilla antiguayabo

Antiguayabo

Seguro esta situación te parece conocida: te vas de fiesta y te tomas hasta el agua del florero, al otro día sientes que te mueres y hasta el zumbido de una mosca causa que tu dolor de cabeza sea insoportable. Entonces, sueltas una maravillosa frase, que nadie nunca cumple: ¡no vuelvo a tomar en mi vida! Eso puede acabar ahora que un grupo de científicos trabajan en la pastilla antiguayabo.

El guayabo es quizá lo menos grave que pasa en tu cuerpo cuando bebes alcohol en exceso, ya que puede causar otros problemas serios de salud: cáncer o enfermedades gastrointestinales, cardiovasculares o hepáticas, como recuerda el portal TekCrispy.

Sin embargo, actualmente no existe un tratamiento efectivo y rápido para eliminar el alcohol del cuerpo, por lo que un grupo de investigadores de la Universidad de California, en Estados Unidos, se dieron a la tarea de desarrollar un antídoto para la intoxicación por alcohol o, en otras palabras, un método antiguayabo, cuyos avances se pueden leer en la revista Advanced Materials.

¿Por qué sentimos guayabo y cómo funcionaría la pastilla antiguayabo?

Cuando tomamos licor, el hígado empieza a trabajar fuertemente, con tiempos extra y sin mejora salarial para metabolizar ese líquido extraño que estamos ingiriendo como si el mañana no existiera: el órgano secreta una enzima llamada alcohol deshidrogenasa (ADH) para convertir el licor en acetaldehído.

AntiguayaboEncontramos el culpable del ‘bello’ sentimiento de muchos sábados en la mañana: el acetaldehído es la sustancia encargada de que tengamos todos esos síntomas que nos hacen decir ‘¡no vuelvo a tomar nunca en mi vida!’. Pero, entonces, llega la enzima acetaldehído deshidrogenasa (ALDH2) al rescate, con la única misión de descomponer el acetaldehído y convertirlo en un inocuo acetato.

Entonces, los investigadores trabajaron para empaquetar nanocápsulas de ADH y ALDH2 para acelerar el proceso de desintoxicación. Para probarlo, lo inyectaron en ratones intoxicados por alcohol. Las nanocápsulas se acumularon rápidamente en el hígado y sirvieron de refuerzo para la descomposición natural del alcohol.

Cuatro horas después, estos ratones mostraron una reducción de los niveles de alcohol en la sangre un 45% más bajos que otros roedores alcoholizados que habían sido tratados con placebos. Este es el primer paso para crear el antídoto, que nosotros seguiremos llamando, de cariño, pastilla antiguayabo.

Ahora, los investigadores trabajan en hacer que las nanoncápsulas no causen efectos secundarios, haciendo pruebas en animales. Luego, si funciona, las pruebas en humanos podrían realizarse en un año, aproximadamente, lo que no solo nos causaría placenteras mañanas posfiesta sino que también protegería el hígado del estrés y  prevendría enfermedades causadas por la ingesta de alcohol. ¡El paraíso de los tomadores en una pastillita!

Imágenes: rebcenter_moscow y Jarmoluk

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos