3 inventos que demuestran los alcances de la Inteligencia Artificial

Que Instagram suela mostrarte la publicidad de artículos que podrían gustarte, o que TikTok sea capaz de mantenerte por horas en su red social con videos que responden a tus intereses y curiosidad, son solo un par de ejemplos sencillos de una de las tantas aplicaciones y capacidades que tiene la Inteligencia Artificial en nuestros tiempos. Sin embargo, sus alcances van mucho más allá de los motores de búsqueda y la generación de un sistema de recomendaciones favorables a los mundos del comercio y la publicidad en la era de Internet.

Si se tiene en cuenta que la inteligencia suele ser descrita como una habilidad mental capaz de aprender, razonar, planificar y  resolver problemas, la inteligencia computarizada, que busca cumplir esa premisa basándose en datos, puede serle favorable prácticamente a cualquier campo de actividad donde se aplique, inclusive hasta en el que parecía ser de dominio exclusivo humano: el artístico.

Desde IA capaces de generar obras de arte a partir de descripciones textuales, hasta la sustitución de expresiones en actores y actrices cuyas películas requieren traducción, te traemos cinco formas en las que se ha aplicado la inteligencia artificial, que te demostrarán que los límites de su propio alcance depende únicamente de la imaginación humana.

Speech2Face: Inteligencia Artificial para predecir rostros

¿Alguna vez te ha pasado por la mente que eres capaz de imaginar la voz de un desconocido a a partir de su cara? Algo similar es lo que hace Speech2Face, pero de forma inversa. Esta IA, que podría ser un gran complemento a la hora de recrear un retrato hablado fue creada por el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT con el fin de predecir el rostro de una persona basándose en un clip de audio.

De acuerdo al paper en el que se publicó el proyecto, Speech2Face fue diseñada con fines científicos y no busca recrear con exactitud la identidad de quienes hablan, sino interpretar características físicas que puedan ser relevantes y estar relacionadas con el tipo de voz de una persona. Para esto, la IA es entrenada para aprender correlaciones audiovisuales de voz y rostro que le permitan producir imágenes que capturen algunos atributos físicos de los hablantes, como la edad, el género y el origen étnico.

 

La IA entrena con voces de personalidades famosas y luego compara sus características físicas con su modelo de rostro. En la captura se muestra la voz de referencia y la voz propuesta por Speech2Face.

 

PLATO: una IA para que las películas dobladas se vean más reales

El uso de Inteligencia Artificial para crear deepfakes en el cine ha dado resultados interesantes. Ha servido para recrear la imagen del fallecido actor Paul Walker en Rápidos y Furiosos 7 y ha logrado rejuvenecer a Luke Skywalker en The Mandalorian. Pero la IA en el séptimo arte puede ir más allá y en Tel Aviv lo saben, pues una compañía llamada Adapt Entertainment, ha desarrollado una tecnología que la utiliza para realizar doblajes sin que se note visualmente que el actor original habla otro idioma.

De acuerdo a Hipertextual, el método utilizado Adapt Entertainment, que tiene sedes también en Los Ángeles y en Sydney y que ya ha probado su propuesta en empresas como Netflix, consiste en grabar desde distintos ángulos a los actores de doblaje mientras recitan sus diálogos, con el fin de que el movimiento de sus bocas quede registrado desde varios ángulos para que, luego, mediante el uso de Inteligencia Artificial, los clips puedan fusionarse con la producción original.

DALL-E 2: Inteligencia Artificial para crear arte

Una de las discusiones clásicas que rodean a la Inteligencia Artificial gira alrededor de si tiene o no potencial para reemplazar a la inteligencia humana y una de sus características más representativas: la creatividad. Es posible que por ahora la IA no sea capaz de generar por sí sola una idea abstracta que sirva para interpretar artísticamente una realidad, pero sí puede hacerlo con ayuda.

Prueba de lo anterior es DALL-E 2, una IA creada por la compañía OpenAI capaz de generar imágenes realistas a partir de la descripción en texto que haga una persona. La tecnología es tan avanzada que el programa puede editar imágenes, cambiar su composición sobre la marcha, crear variaciones de la misma obra y combinar gráficamente conceptos que pueden sonar ilógicos o poco realistas como «un caballo en la luna y en estilo collage».

La primera versión de DALL-E se creó en 2021 y su nombre es la mezcla del nombre del robot Wall-E y del de Salvador Dalí: un gran guiño al arte, a la abstracción, al futuro y a la tecnología.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de DALL·E by OpenAI (@openaidalle)

Imágenes: Unsplash

Andrea Mercado

Andrea Mercado

Por los libros y la escritura me volví periodista, y por la música, locutora. Conversadora profesional. Curiosa, analítica y apasionada por la ciencia, la educación y la cultura. Pianista y pintora en mis tiempos libres. Graduada de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana. He publicado en Vivir en El Poblado, Rockal.co, Hora 13 Noticias y La X Medellín.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos