Evaluación: ‘El Ascenso de Skywalker’

Featured Video Play Icon

Diciembre es el mes de la fuerza. Al menos así ha sido en los últimos años, desde que ‘The Force Awakens’ resucitó una de las franquicias más importantes de la ciencia ficción. Este diciembre bien podría ser el último que una cinta de la franquicia se estrene por las fechas, pues estamos ante ‘Star Wars: El Ascenso de Skywalker’, la última parte de la trilogía que recorre los eventos después de ‘El Retorno del Jedi’.

Lo que resulta en una decepción, pues parece que el único legado que dejará la última trilogía es la de una franquicia incapaz de superar las tres películas que le precedieron. ‘Star Wars: El Ascenso de Skywalker’ no es una mala película. De hecho, algunos la pueden considerar entretenida y si te pones los lentes del amor por su universo quizás termines conmovido por lo que tiene para contar. Pero las fallas en su lógica, lo predecible y repetitivo de su tono son elementos que aquellos fuera de la ‘luna de miel’ podrán notar. Su mayor crimen es entregar una conclusión tibia a la dinastía de los Skywalker.

La fuerza es entretenida en ella

Parecen existir una serie de prerrequisitos para poder disfrutar de ‘Star Wars: El Ascenso de Skywalker’. El primero es aceptar con amor ciego lo que la cinta traerá y dejarse llevar por el paseo a la nostalgia que J.J Abrams trae. La segunda es rendirse y no esperar lógica o siquiera ingresar a la sala de teatro con una actitud crítica, sino aceptar la película por su valor de entretenimiento.

Los combates y coreografías son divertidos de ver, faltan más batallas en el espacio como las de antaño, pero la dosis que entrega ‘Star Wars: El Ascenso de Skywalker’ satisfacen. Es una cinta que en sus mejores momentos entrega escenas que conmueven y se sienten como cartas de amor a una generación para la que nombres como Luke Skywalker, Lando Calrissian, Leia Organa y Han Solo son legendas que aguan el ojo. Y, para no ser injustos, cumple con el deber mínimo de ser entretenida y no caer en el pecado de las precuelas de George Lucas que olvidaron que la política es importante, pero que vamos a las salas de cine a divertirnos y asombrarnos con ese mundo en una galaxia muy, muy lejana.

Así no es cómo funciona la fuerza

Pero, tampoco sería justo ignorar que hay personas que esperan de una franquicia del nivel de ‘Star Wars’ algo más que nostalgia y peleas de sables de luz interesantes. Ellos se van a llevar un fiasco porque  ‘Star Wars: El Ascenso de Skywalker’ carece de una lógica a lo largo de cada uno de sus actos y pide del espectador el suspender su incredibilidad demasiadas veces como para que ese truco jedi siga funcionando. Los actos de los protagonistas son impulsados por el mínimo de motivación, las revelaciones suelen dejar más dudas de las que resuelven y la película se sostiene demasiado en Deus Ex Machina (es decir, justificaciones sacadas del sombrero) para poder avanzar a cada paso.

Te puede interesar: Evaluación ‘Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw’ 

Es un problema que se expande a lo largo de la historia y que, por desgracia, arruina la cinta porque a menudo el espectador siente que hay conflictos o escenas que no tienen peso o que cumplen la única función de estar allí para justificar el siguiente giro. Sí algunos salieron confundidos con ‘El último Jedi’, la película más reciente en la trilogía pone en perspectiva si las quejas hacía el filme de Rian Johnson eran justificadas.

Borrando las huellas del pasado

Star Wars: El Ascenso de Skywalker

Hablando del episodio VIII, queda la sensación de que ‘Star Wars: El Ascenso de Skywalker’ intentara poner parches a las quejas que los fans tuvieron con la anterior película. A lo largo de su historia es doloroso ver cómo Abrams busca justificaciones o se retracta de ciertas decisiones que se tomaron en ‘El Último Jedi’. Una carrera desesperada por ajustar su visión de la franquicia, lo que los fans quieren y el estado en el que recibió la historia. Decimos que es doloroso, porque a menudo las maneras en las que ‘corrige’ los errores de ‘El último Jedi’ son explicaciones que se sienten fuera de lugar o que no están realmente merecidas.

La otra manera en la que el director enfrenta el pasado es ignorándolo. La evolución de los personajes, los arcos (innecesarios o no) que pasaron en ‘El último Jedi’ son pasados de largo. De esta manera nos quedamos con versiones incompletas de personajes que, a diferencia de los héroes de la trilogía original, se sienten exactamente iguales al momento en el que los conocimos, quizás con un poco más de confianza para hacer algún chiste entre ellos o incomodarnos con uno de los triángulos amorosos que a estas alturas nadie pide en la franquicia.

Un final poco memorable para los Skywalker

Quizás era mucho esperar que la última película de la trilogía actual dejara de apostar a lo tradicional. En especial después de la manera en la que la anterior fue recibida. Pero la manera en la que ‘Star Wars: El Ascenso de Skywalker’ va a lo seguro raya casi en lo aburrido. Esta es una película que tiene miedo de ir a lugares diferentes, de contar una historia que sorprenda al espectador. En cambio, en todo momento es fácil entender a dónde va la cinta. Se trata de un viaje por el espacio en el que vemos las mismas estrellas de siempre y, quizás por eso, ya no brillan con tanta intensidad.

Un crimen, considerando que es el último capítulo en la historia de los Skywalker. Así como se puede acusar a las precuelas de fallar en contar una historia interesante de Anakin, el pecado de las secuelas es que se sienten como un capítulo que finalmente es innecesario para el legado de la familia Jedi. Carece de ese sentimiento épico que tiene que tener una tercera parte, del peso o incluso de la manera en la que modifica la historia de sus protagonistas.

Te puede interesar: Evaluación ‘Había una vez… en Hollywood’

‘El Ascenso de Skywalker’ falla en la promesa de su título. La familia Jedi no sube a ningún lado, sino que durante la duración de la película se queda estancada en una conclusión que no le hace justicia ni a la pasión que sienten los fanáticos, ni a la importancia que tienen sus personajes. De nuevo, es una cinta tibia que no se siente como el final de la saga, sino uno de esos epílogos sin importancia que muchos deciden saltarse para no arruinar el desenlace que ya tienen. Lo triste de todo es que tenemos 9 capítulos de esta saga y, todavía, solo nace hacer maratón de la trilogía original.

Imágenes: Lucasfilm

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionados

Archivos