Evaluación: ‘Santa Clarita Diet’, 3ª temporada

Featured Video Play Icon

‘Santa Clarita Diet’ nos tuvo a dieta por un largo tiempo. Algunos inclusive padecieron de síndrome de abstinencia y probablemente ya se estaban comiendo los dedos, uno a uno. Pero la tercera temporada por fin está disponible en Netflix y al parecer la hambruna valió la pena porque mantiene todo el sabor de sus entregas anteriores. 

La segunda temporada nos dejó con un final poco esperado que sorprendió a muchos y a otros los defraudó; por supuesto, todos quedamos con el antojo de saber que iba a pasar con los Hammond. La familia ya tiene una dinámica para sobrevivir a la dieta especial de Sheila (Drew Barrymore) y Netflix encontró la receta perfecta para hacer de una comedia negra un banquete para todos los gustos.

Santa Clarita Diet

La tercera temporada regresó con la misma dinámica que ya habíamos degustado en las anteriores entregas. Esta no nos deja con la duda de qué sucedió después de esa noche en el desierto, pues empieza justo donde nos dejó; bueno, unas horas después. A partir de esto, ‘Santa Clarita Diet’ entra en la dinámica que ya conocemos y que gusta a sus seguidores.

Una comedia para todos los gustos

Santa Clarita Diet

Una de las principales características de ‘Santa Clarita Diet’ es su comedia oscura, pero gracias a pequeños toques, aquí y allá, logra atraer a cualquier tipo de público. A los amantes de este tipo de comedias les parecerá que la tercera temporada no es tan oscura como las anteriores. Sin embargo, mantiene su esencia.

En la nueva entrega todavía vemos a la familia Hammond tratando de adaptarse a la dieta de Sheila sin ser descubiertos por la policía y sin causar la muerte de inocentes o gente ‘buena’, pero ahora tienen un plan concreto.

Las partes sangrientas siguen siendo exageradas, rayando con el límite de lo absurdo. Como esas películas de terror que causan más gracia que terror. Así que aquellos que desde la primera temporada sintieron disgusto por cómo la serie dibuja las entrañas humanas y no les agrada ver paredes llenas de sangre o dedos cayéndose en momentos inesperados, la serie seguirá sin gustarles.

Para aquellos que hemos aprendido a disfrutarla, evidentemente, las paredes llenas de sangre solo significan que una escena cómica acaba de suceder.

En la tercera temporada, Sheila y Joel (Timothy Olyphant) se enfrentan a nuevos desafíos personales y en su matrimonio, lo que los obliga a revaluar muchas de las dinámicas que hasta el momento se habían planteado. Timothy entrega un papel divertido y único, aunque a veces cae en la sobreactuación, pero esta misma logra sacar risas en su momento.

De rápida y fácil digestión

Santa Clarita Diet

Una de las mejores cualidades de ‘Santa Clarita Diet’ es que sigue yendo al grano. Aunque por un momento se siente que están creando demasiadas tramas para la familia Hammond, la serie logra resolverlas con facilidad. Otras, lastimosamente, simplemente quedan abiertas o abandonadas sin resolverse de la manera apropiada debido a la historia. Aunque no necesariamente dejan un sinsabor.

A pesar de todo esto, la serie es fácil de ver, seguirle la trama y divertirse. En esta temporada de ‘Santa Clarita Diet’, sin la vecina policía a su espalda, Sheila y Joel tienen que enfrentarse a un nuevo dilema: la mortalidad del matrimonio o la posibilidad de la inmortalidad de este. A la vez que tienen que pensar en una manera de deshacerse de la organización de Los caballeros de Serbia (una organización antigua que se asegura de matar a cualquier muerto no viviente que aparezca en la Tierra).

Sheila, por su parte, empieza a preguntarse cuál es la razón de ser un zombie y cómo puede hacer algo por el bien de su inmortalidad. Mientras tanto, Joel trata de considerar la inmortalidad, pero tiene miedo de en qué clase de persona puede convertirse.

Los dos adolescentes en esta ocasión tienen su propio arco, obviamente, enmarcado en la dicotomía de ser amigos o algo más y de sus planes para el futuro. A la vez que tienen que lidiar con la explosión que causaron en el pozo petrolero de Santa Clarita.

Un virus que crece y crece en ‘Santa Clarita Diet’

Santa Clarita diet

Desde la segunda temporada sabemos que Sheila no es la única muerta viviente de Santa Clarita, también conocemos la razón de su transformación. Pero ahora, Sheila tiene que enfrentarse a la propagación del virus y mantener a Los caballeros de Serbia lejos de ella.

Al mismo tiempo, Sheila sigue tratando de conectar con su hija y lidiar con los vendedores de bienes raíces que considera sus archienemigos. Ya no se trata de conocer su nuevo cuerpo y cómo no dejar que su instinto le gane. Ahora, la zombie está tratando de encontrar su lugar en el mundo y de sentir que todavía es un ser humano.

Además, por primera vez, vemos a Sheila pensar en su inmortalidad y la posibilidad de quedarse un día sin su familia. Joel a su vez se enfrenta a la idea de convertirse en zombi para estar junto a su esposa por toda la inmortalidad. Estas pequeñas dicotomías le dan un poco de drama a la comedia y permiten hacer giros que muchas veces el mismo público no espera.

¿Dónde está la sobremesa?Santa Clarita Diet

Una de las ventajas de ‘Santa Clarita Diet’ es que es rápida, sí; entretenida, sí. Pero en el último capítulo siempre deja al espectador con un cliffhanger un poco rebuscado y que aparece de la nada. Lo que alcanza a molestar a quienes estamos al otro lado de la pantalla porque sentimos que nos quitaron el postre sin ni siquiera dejarnos probarlo.

Como diríamos los colombianos, nos dan un almuerzo sin sobremesa y, por ende, no tenemos cómo bajar la comida.

Ahora, si ustedes son como yo, posiblemente se devoraron el banquete de un solo bocado y tendremos que ponernos de nuevo a dieta hasta la próxima entrega de ‘Santa Clarita Diet’. Pero muy seguramente no dudaremos en regresar una vez más con los personajes de este pueblo de California y, por supuesto, con una de las zombies más divertidas de Netflix.

Imágenes: Netflix.

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionados

Archivos