Evaluación: Samsung Galaxy Note9

El Galaxy Note9 fue anunciado al mundo en agosto de este año. Unas semanas después arribó a Colombia. Decidí hacer la evaluación de este equipo porque llevaba varios años siendo usuaria de iOS de forma ininterrumpida. Quería probar con el que se supone es una de las mejores cartas que tiene la plataforma de Google. Al ser usuaria de iOS, me sentía predispuesta por pasarme a Android –no fue nada fácil acostumbrarme a los nuevos gestos–. Pero al final, me sentí muy cómoda con el Note9.

Después de estar enamorada y sin poderme imaginar cómo iba a volver a usar mi teléfono, regresé a mi iPhone y a iOS. Esto lo hice para ver precisamente cuánto extrañaba el Galaxy Note9 y qué funcionalidades eran las que más falta me hacían. A continuación les dejo mis opiniones del celular, lo bueno y lo malo.

Note9

También te puede interesar: Sacamos de la caja el Samsung Galaxy Note9

El Galaxy Note9 viene con algunas diferencias frente a su predecesor: es un poco más grande, tiene una batería de 4.000 mAh y es uno de los celulares gama alta de este año. Eso quiere decir que no es amable con el bolsillo, si lo que necesitas es un celular que cumpla con las funcionalidades básicas; porque este viene equipado para hacer mucho más, por ende su precio también es más alto.

La verdad es que el precio versus la usabilidad no son tan descabellados; porque, enserio, es un celular que sorprende, que se adapta a las necesidades y que tiene más que ofrecer.

Tamaño y peso

Note9

Mi celular tiene un peso de 138 gramos y el Samsung Galaxy Note pesa 201 gramos. Pero la verdad, en este punto no tuve problemas en adaptarme. El principal problema fue en lograr acostumbrarme al tamaño cuando lo estaba usando, pues este celular es mucho más grande que mi anterior teléfono.

Es cierto, el Galaxy Note9 tiende a ser una phablet (una mezcla entre tableta y teléfono), más que un celular; pero a la larga fue cuestión de costumbre. Aunque estuvo cerca de caerse más de una vez cuando trataba de usarlo con una sola mano. Pero de acuerdo con las funciones que cumple y en comparación con otros teléfonos que hacen menos y solo son grandes por ir con una tendencia, no creo que el tamaño del Galaxy Note9 sea exagerado.

Pantalla del Galaxy Note9

El Samsung Galaxy Note9 tiene una pantalla de 6,4 pulgadas, lo que es agradable para muchas de las actividades que se hacen en un celular: desde navegar por redes sociales, hasta ver videos por YouTube.

La pantalla viene con la tendencia del 2018, con pequeños biseles. Pero, no todas las aplicaciones están bien diseñadas para este tipo de pantallas todavía. En muchas ocasiones, las historias de Instagram, imágenes de Pinterest y mi programa de libros digitales tendían a cortar el contenido.

Note9
El texto se corta en el lado izquierdo, debido a que algunas aplicaciones no están optimizadas todavía para la forma de la pantalla.

 

Este es un ejemplo: la Biblioteca pública de New York inició un proyecto en el que comparte clásicos a través de sus historias en Instagram, pero muchos de los textos se cortaban y, por lo tanto, era imposible leerlos.

Lo mismo ocurría cuando las aplicaciones dejaban una funcionalidad en el costado de la pantalla: es necesario tocar la pantalla varias veces e insistir para lograr acceder a esta. Siguiendo el ejemplo de Instagram, esto sucede para lograr cambiar el grosor de la pluma en las historias. Muchas veces resultaba haciendo otras cosas en la pantalla en lugar de hacer los cambios que quería.

Note9

 

Estas fallas, por supuesto, son más de las aplicaciones y cómo se adaptan a los nuevos diseños de los celulares. Por lo tanto, los creadores de contenido tendrán que acostumbrarse a pensar en las personas que tienen este tipo de celulares. De resto, la pantalla cumple con las expectativas. Por ejemplo, en un día soleado y al aire libre se pueden ver perfectamente los iconos y el texto, pues el sol no afecta en absoluto. Esto no sucede con los celulares con pantallas LCD como mi actual teléfono.

Sistema, velocidad, funcionalidad de multitarea y batería

El Galaxy Note9 viene con Android 8.1 Oreo. En cuanto a sus especificaciones, cuenta con 6 GB de RAM y un procesador octa core de 64 bits a 2,7 GHz + 1,7 GHz. Es un celular rápido, que no se congela o demora al pasar de una aplicación a otra. La funcionalidad de pantalla compartida –que permite tener dos aplicaciones en pantalla– es útil y funcionó a la perfección en las ocasiones en que la usé.

No soy amante de los juegos tipo Battle Royale, pero ya que Fortnite llegó junto con este celular, aproveché la oportunidad para descargarlo. El detalle de la pantalla era absolutamente diferente entre un iPhone 7, un celular gama media y gama baja (estos dos últimos tenían PUBG, un juego con características similares) y he de admitir que el Galaxy Note9 fue al que más le duró la batería. Aunque se sentía caliente al tacto, al menos no era tanto como los otros celulares con los que lo comparé, después de un tiempo prolongado de juego.

El Galaxy Note9 viene con 4.000 mAh de batería, esto es más de lo que traen otros teléfonos y, sin lugar a dudas, una mejora frente a mi anterior teléfono a este. Para aquellos que quieren saber cuánto duro la batería jugando Fortnite sin parar, con una carga del 100% jugamos entre 3 y 3 horas y media en las diferentes pruebas que hicimos. Por el rendimiento del celular en uso más clásico, la batería tendía a durar entre 36 horas a dos días.

Bixby, un botón muy inconveniente

Honestamente, este es el mayor problema del celular. Posiblemente, mi única queja. El botón de Bixby –que se encuentra en la parte izquierda del teléfono, debajo de los controles de volumen– se activaba continuamente y si tenemos en cuenta que el asistente de Samsung aún no ha hecho su presentación en español era incomodo que se activará constantemente.

En un principio, como novata en Android y en Samsung, no tenía idea de que se podía desactivar el asistente, pero fue cuestión de buscarlo en Google y encontrar la solución. Es una lástima que Samsung no permita asignar otra funcionalidad al botón, porque después de desactivar Bixby deja de tener una razón de existir.

Sonido del teléfono y llamada

Escuchar música en el Samsung Galaxy Note9 sin ayuda de parlantes es posible, en el sentido de que los bajos no se dañan y no se pierde tanta calidad comparado con el sonido de unos audífonos. El celular tiene un buen sonido, de calidad y estéreo. En cuanto a la calidad del audio con las llamadas no deja ninguna queja.

Su emparejamiento con distintas salidas de audio es igualmente fácil de hacer. En esta ocasión, tratamos con distintos audífonos inalámbricos con conexión Bluetooth y la conexión fue rápida, sin problemas, tanto para los gama alta como con los gama baja. Para los parlantes la experiencia fue similar, aunque tuvimos problemas para emparejar, pausar o saltar una canción en un parlante de gama baja de dos que probamos.

Una cámara que te permite jugar y crear

Note9

En esta ocasión, la cámara del Galaxy Note9 es otra de las apuestas de la compañía. Eso sí, la de este dispositivo no tiene diferencia con las cámaras del Samsung Galaxy S9, a excepción del lente teleobjetivo (este lente tiene mayor distancia focal, así que puedes dar zoom sin afectar mucho, la calidad de la imagen). La verdad es que es una cámara buena, potente y con funcionalidades para que tanto los aficionados, como las personas que saben de fotografía le saquen provecho a su manera.

La cámara dual de 12 megapixeles está compuesta por dos lentes: un gran angular (le da un mayor ángulo de visión) y un teleobjetivo. Y aunque usé todos los modos de la cámara –cámara lenta, AR emoji, modo PRO, Hiperlapso (cámara rápida)–, voy a hablar del modo Automático que muchos de nosotros usamos con mayor frecuencia.

El flash de la cámara no siempre es el mejor aliado

Este modo tiene inteligencia artificial integrada; por lo tanto, reconoce cuando estamos tomando un retrato de una persona, una foto a nuestra mascota, una planta o a una comida, y ajusta las configuraciones de acuerdo a esto. Aunque en la noche tiende a confundir todo con comida por algunos segundos. Lo que hace que algunas fotos queden con una saturación alta.

En condiciones de baja iluminación, la cámara tiende a granular las fotos. Esto es normal, inclusive en las cámaras profesionales. No hay manera de controlar el flash a menos que sea activándolo y desactivándolo manualmente. Por lo que es recomendable que te pongas atención a la iluminación ambiente, pues en algunas ocasiones la foto tiende a quedar bien sin necesidad del flash.

Note9

Note9

En las imágenes anteriores, la foto de la izquierda fue tomada con flash y la de la derecha, sin flash.

Note9

El flash definitivamente es una gran ayuda en situaciones de completa oscuridad, no tanto en situaciones donde la luz es baja, pues tiende a perder detalles y granular demasiado las imágenes.

No te confíes del foco automático

En cuanto a la fotografía de día y en situaciones normales, el foco automático escoge con facilidad a qué le estás tomando la foto; también es sencillo escoger con solo tocar la pantalla a qué debe enfocar la cámara y los ajusten se harán automáticamente. Sin embargo, para tomar fotos del mismo objeto en repetidas ocasiones, hay que recordarle de manera manual qué es lo que se quiere enfocar.

Esto me sucedió con la siguiente foto de un atardecer. Cada vez que tomaba la foto, la cámara enfocaba los edificios y, por lo tanto, se perdía el color del cielo. Por lo que para cada foto debí tocar el punto al que la cámara debía darle mayor importancia (la imagen superior fue enfocada manualmente y la inferior fue enfocada automáticamente por el celular).

Note9

Para los que quedaron con la duda de cómo funcionan los otros modos, debo admitir que son fáciles e intuitivos. De nuevo, son similares –probablemente iguales– a los modos de la cámara del Samsung Galaxy S9, los pequeños cambios que se dan es gracias al hardware de la cámara.

También te puede interesar: Conoce en detalle cómo funcionan las cámaras de los Galaxy S9

Desbloqueo

Ahora, además del patrón y del pin, existen otras maneras para desbloquear un celular: la huella, el reconocimiento facial y de iris. El Galaxy Note9 viene equipado con todos estos juguetes. En caso de que prefieras configurar uno o dos, o todos.

Hablemos primero del lector de huellas. Este se encuentra ubicado debajo de la cámara en la parte trasera del teléfono. Como lo dije anteriormente, tengo un iPhone y pasar del botón de inicio al lector en la parte de atrás me costó un poco más de tiempo. Además, hay que tener en cuenta que el teléfono es grande para el tamaño de mis manos y muchas veces debía ubicarlo para alcanzar el lector y volverlo a acomodar para poder hacer uso de la pantalla. Pero después de acostumbrarme a este cambio, es algo que se hace con naturalidad y sin inconvenientes.

En cuanto al reconocimiento facial y de iris, los dos sistemas funcionan como uno en este celular. En caso de no reconocer el rostro hace el reconocimiento de iris automáticamente o viceversa. Tiende a funcionar bien en situaciones con baja luz. Además, el Galaxy Note9 no se desbloqueó cuando diferentes familiares trataron de hacerlo en situaciones de poca luz. Esto da tranquilidad, pues una persona con rasgos similares no podrá desbloquear el teléfono con facilidad.

Otro de los puntos a favor del reconocimiento facial es que reconoce aunque haya cambios físicos. Por ejemplo, cuando configuré el teléfono lo hice sin maquillaje y con el cabello recogido. Pero el desbloqueo facial me reconoció siempre, aunque estuviera maquillada o con el cabello suelto. También funcionó con diferentes gafas de lectura. La única prueba que falló fue con los lentes de sol.

S-Pen un control que añade el toque mágico

Note9

Sin lugar a dudas, la apuesta de Samsung con el Galaxy Note9 era el S-Pen con sus mejoras. En esta ocasión, el lápiz digital trae conexión Bluetooth que le permite funcionar como control remoto del celular en ciertas funcionalidades. Además, su carga dura entre 28 y 32 minutos y se recarga a un 100% en tan solo 35 a 40 segundos. Esto lo hace bastante útil.

Pero veámoslo por partes. Por un lado, el lápiz permite hacer anotaciones con la pantalla bloqueada, de manera que para una persona que necesite anotar un nombre o un teléfono, en una emergencia, esta funcionalidad será de utilidad. Lo escrito se guarda automáticamente en la aplicación de Notas de Samsung y no es necesario desbloquear el teléfono para hacerlo.

note9

Por otro lado, los controles que prometieron funcionan de manera sencilla y no hay que pasar por un proceso de configuración. Sin embargo, si la persona desea cambiarlos, lo puede hacer.

También te puede interesar: ¿Por qué todos hablan del S-PEN del Galaxy Note9?

Los cambié en distintas ocasiones para probar cómo se adaptaba el pequeño botón del lápiz y todas las veces funcionó. Sin embargo, por cambiarlos varias veces ya no me acordaba qué hacia qué y tuve que pedirle al celular que volviera a la configuración preestablecida.

En cuanto a los mensajes animados, fue una grata sorpresa descubrir que estos se podían usar inclusive con personas que no tienen un Galaxy Note9, porque estos se comparten como un video. Es una funcionalidad con la que se puede entretener el usuario para crear mensajes divertidos y enviarlos a sus amigos sin importar qué celular tengan.

via GIPHY

***

En conclusión el Samsung Galaxy Note9 es un teléfono que cumple con lo que promete su precio. Las pequeñas fallas que tiene no son esenciales ni nublan la estabilidad y usabilidad del dispositivo. En mi caso, lo más llamativo fue la cámara, alguna de las funciones del S-Pen y, por supuesto, la batería.

Imágenes: ENTER.CO

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos