Evaluación ‘Pokémon Let’s Go’

Featured Video Play Icon

‘Pokémon’ es una de mis franquicias favoritas, porque fue uno de los primeros títulos que jugué. A falta de una Game Boy Advance, tuve que conformarme con emular el título en una PC vieja de la casa y de inmediato me enganché con el que, hasta la fecha, es uno de mis títulos favoritos. En 2018 y para inaugurar su consola de última generación, Nintendo decidió lanzar el primer juego de ‘Pokémon’ (sin contar los títulos de pelea u otras iteraciones de la franquicia) para una consola de sobremesa.

‘Pokémon Let’s Go Eeevee’ y ‘Pokémon Let’s Go Pikachu’ se diferencian de otros remakes como ‘Leaf Green’ o ‘Omega Ruby’ en que no es directamente una versión moderna del título, sino una adaptación de sus mecánicas para un formato diferente. Por ejemplo, en esta versión no debes batallar con los pokémon para capturarlos, sino que su sistema es más similar al de ‘Pokémon Go’.

Después de explorar a fondo su mundo, me queda más clara la intención de ‘Pokémon Let’s Go’. Es una versión simplificada, que sirve como punto de entrada para todos aquellos que jamás han probado los RPG, pero también un punto de encuentro para los nostálgicos de la vieja guardia. Detrás de su sencillez se esconden ideas muy buenas que, esperamos, sean aplicadas a la próxima generación de títulos. Incluso si no funciona tan bien como juego de consola de sobremesa gracias a sus controles poco confiables, es una aventura que todo fan de ‘Pokémon’ debería probar.

El balance entre lo sencillo y lo moderno

Una de las cosas que caracterizan a ‘Pokémon Let’s Go’ es que se puede considerar como una versión ‘ligera’ de los juegos tradicionales. El título opta por simplificar muchas mecánicas y conceptos del juego. El objetivo obvio es hacerlo mucho más accesible a un público infantil o a aquellos que nunca han probado algunos de los otros títulos.

Esto no quiere decir que sea un juego para ‘noobs’. El escenario del primer juego es espectacular para despertar esa vena de la nostalgia y entregar la posibilidad de revivir una aventura que, pese a todo, se siente diferente. Es como ver de nuevo ciertos recuerdos, mejorados por gráficas que dan vida a un título de antaño.

Dicho esto, no es un juego de ‘Pokémon’ pensado para los más competitivos. El catálogo del juego se limita a los primeros 150, no hay mecánicas, objetos o la posibilidad de criar pokémones. Esto limita sobre todo lo que se puede hacer con él una vez de completa la Elite Four y se consiguen todos los pokémones iniciales (que gracias a la conexión con ‘Pokémon Go’ no resulta difícil).

Te puede interesar: evaluación ‘Spyro Reignited Trilogy’

‘Pokémon Let’s Go’: el juego que entiende la magia y conexión

Pokémon Let's Go

Uno de los logros de ‘Pokémon Let’s Go’ es la forma como aprovecha su mejora gráfica para conectar mejor con las criaturas de su mundo. Aunque los juegos te permiten capturar o en algunos casos interactuar con las criaturas, esta conexión después de años se vuelve algo mecánica. Así, es maravilloso que ese título consiga recuperar esa magia.

Una de las formas más efectivas de hacerlo es usando escenas cinematográficas en las que el protagonista es tu acompañante. En mi caso, hubo momentos en los que sentí que mi Eevee no era solo un miembro más de mi equipo. En términos visuales, ‘Pokémon Let’s Go’ entiende muy bien cómo contar esas historias y crear momentos de conexión con las criaturas. Se sienten más vivas, con más personalidad que nunca y eso ayuda a reconectar con el niño que deseaba ser maestro pokémon, no por el poder de las criaturas sino por la posibilidad de verlas como compañeros.

La idea de usar a un pokémon como acompañante, por ejemplo, es una que se aprovecha al máximo en este juego para crear esa conexión. Esperamos que Nintendo entienda que este es uno de los mayores logros y cualidades de este juego está en esta mecánica y busque maneras de integrarlas a juegos futuros. La historia siempre ha sido uno de los puntos débiles de la franquicia y sorprende que este sea el título que entendiera que es a través de los pokémones que se puede crear esa emotividad.

¿Se desaprovechó la Switch?

Una de las cosas que emocionaba de este título era la posibilidad de poder jugar Pokémon en el TV. Hasta el momento, todos los títulos similares habían estado reservados a las consolas portátiles. Así, era curioso probar si la experiencia con el título iba a varias al ser disfrutada desde una consola de mesa. Por desgracia, los controles de la Switch en el modo para TV son un desastre.

Nunca fui capaz de encontrar el tiro a lanzar una pokeball, en especial cuando el pokémon se movía a uno de los extremos de la pantalla. Incluso cuando se quedaba en el centro, ocasionalmente el lanzamiento adquiría algún efecto imprevisto que me hacía perder el tiro y arriesgaba perder mi racha de capturas. Así, la mejor experiencia es usando la consola a modo de portátil. Esto es porque se usa el giroscopio de la consola para lanzar la pokeball como se quiere.

Esto me lleva a pensar que, por grandioso que sea, ‘Pokémon Let’s Go’ no es un juego que aproveche al máximo las posibilidades de tener una consola de sobremesa. Es una lástima que los Joycons de la Switch no ayuden a que la experiencia del juego sea tan completa como se anticipó.

Te puede interesar: ‘Evaluación COD Black Ops 4’

El look moderno de ‘Pokémon Let’s Go’

Pokémon Let’s Go

Sorprende la forma como ‘Pokémon Let’s Go’ consigue mantener ese balance entre ideas nuevas y lo de siempre. En algunos momentos se siente como un balance entre algunas de las mejores novedades de antaño con un motor gráfico que les da vida. Por ejemplo, ahora es posible que los pokémones en tu equipo te sigan (de manera similar a como lo hacen en ‘Soul Silver’). Sin embargo, cada uno de los 153 disponibles cuenta con una animación diferente y en algunos casos puedes montarlos, lo que ayuda a alimentar esa fantasía del mundo pokémon.

El juego también toma lecciones de juegos más recientes y al igual que ‘Pokémon Sol’ y ‘Pokémon Luna’ elimina las máquinas técnicas y las remplaza por movimientos que Eevee puede usar. De esta manera ayuda a que el equipo que elijas no esté influenciado por la necesidad de alguien con Surf o corte.

Por no mencionar la posibilidad de ver a los pokémones rondar entre los arbustos, cuevas o cuerpos de agua. Este elemento no solo hace menos tedioso tener que grindear por experiencia o buscar criaturas raras, sino que de nuevo alimenta esa aventura del mundo pokémon.

Imágenes: ENTER.CO 

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos