Evaluación: ‘Overwatch’

Featured Video Play Icon
Creed, un pistolero, es parte de los héroes de Overwatch.

La historia de ’Overwatch’ parece de telenovela. Después del éxito de ‘World of Warcraft’, Blizzard se embarcó en un proyecto que llamó ‘Titan’, el cual resultó siendo uno de los fracasos más sonados de la industria de los juegos. Pero esta compañía de videojuegos es muy diferente al resto y de esa derrota aprendió mucho. De un gran fracaso salió ‘Overwatch’, una nueva franquicia de Blizzard, algo que no había hecho desde 1998 cuando sacaron ‘Starcraft’.

Este título, disponible para PC, PS4 y Xbox One, es un FPS con pequeñas piscas de Moba. El juego no tiene una campaña, casi todo está basado en un modo competitivo. Hay una opción para practicar contra bots controlados por el computador, pero no conozco ni una persona que haya entrado a ese modo.

Jugabilidad: no se aceptan lobos solitarios

Todos los jugadores tienen que entrar en acción.
Todos los jugadores tienen que entrar en acción.

En su corazón, ‘Overwatch’ quiere diferenciarse de la competencia en un género muy poblado con una propuesta basada en la camaradería. Si alguna vez lo juegan, se darán cuenta que en ningún momento podrás ver las bajas y las muertes de tus coequiperos o de los enemigos. Esto alivia la presión de no rendir como lo espera el equipo y te permite enfocarte en el objetivo. En ninguno de los modos es posible jugar el clásico ‘team deathmatch’, sino que todas las formas de juego están enfocadas en capturar un punto o llevar la carga a un punto específico.

Además de aliviar la presión, obliga al equipo a trabajar en conjunto para poder cumplir la misión. Con cuatro diferentes tipos de héroes, es fundamental conseguir la combinación perfecta para derrotar al equipo contrario.

Hay héroes ofensivos, defensivo, tanques y soporte. Los primeros son generalmente rápidos y sus armas hacen mucho daño. Sin embargo, son frágiles y no tienen muchas herramientas aparte de su pistola principal. Los personajes defensivos son un poco más versátiles: están los francotiradores, un robot que se convierte en una poderosa torreta, un ingeniero que puede construir torretas y dejarlas en sitios estratégicos y una rata que va disparando granadas y puede poner trampas. A su vez, los defensivos son caracterizados por su lentitud y el poco daño que hacen sus armas, pero ‘aguantan mucha bala’ y tienen poderes especiales como escudos que pueden proteger al grupo de los ataques enemigos. Finalmente están los héroes de soporte, cuya misión es curar, revivir y ayudar a los otros miembros del equipo.

Al comenzar una partida, los miembros del equipo pueden escoger cualquier mezcla de héroes, pero en gran medida, ahí está decidida la victoria o la derrota. Blizzard ha dicho varias veces que quiere que los jugadores cambien de personaje a mitad de la partida para responder a las necesidades el juego y en las 35 horas que le he metido al juego, parece que eso se está dando.

De cientos de partidas, podría contar con la mano aquellas en las cuales los miembros del equipo fueron tercos y no crearon una combinación adecuada.

Es fundamental conseguir la combinación perfecta para derrotar al equipo contrario

Siendo un veterano de los FPS, ‘Overwatch’ es un gratificante refresco al género. Todavía recibes la emoción de dar de baja a un enemigo, pero te sientes parte de algo más grande al salvar con tu Mercy a un compañero caído y dándole armadura al ya poderoso Reinhardt. Esas sinergias entre los personajes hacen que el juego sea totalmente diferente a otros que hay en el mercado y ese trabajo en equipo le da ese toque Moba del que hablé al comienzo.

El desarrollador se ha puesto la tarea de enfatizar el trabajo en equipo. Durante la selección de personajes, el título te avisa si hace falta un héroe de soporte o si tienes muchos tanques por ejemplo. Y en la mayoría de veces, alguien deja de jugar con su personaje preferido para el bien del equipo.

La jugabilidad es impecable. Yo lo estoy probando en PC, y aunque tuve la oportunidad de hacer una prueba en PS4, me quedo con ‘The Master Race’. Pocas veces sufrí lag, rápidamente encontré las partidas y nunca me sacó de una batalla, algo que me ha pasado varias veces en otros juegos de consola.

Pero lo más interesante de ‘Overwatch’ es como por medio de los héroes y el modo de juego, siempre hay interacción entre los dos equipos. Sí, algunos mapas tienen partes injustas para alguno de los dos lados, pero siempre sabrás donde está el enemigo y después de morir, podrán entrar rápidamente en la batalla, sobre todo si tienes un portal de Symmetra.

A final de cuentas, ganar o perder no depende de un solo jugador. Tuve partidas con cero bajas, pero pasé un minuto y medio escoltado la carga, algo que me mereció una medalla de oro al final del juego y que fue reconocido por los otros miembros del equipo.

La jugabilidad es impecable

Los jugadores más nuevos podrán aprovechar los diferentes estilos de juego para encontrar aquel que les guste más, mientras que los más ‘hardcore’ harán lo que siempre hacen: destrozar todo por su paso.

Pero no todo lo que toca Blizzard es oro. El juego es exponencialmente más divertido si lo juegas con amigos. Yo afortunadamente he podido conocer una gente que ha hecho la experiencia infinitamente más grata. Seguro no lo van a leer, pero le voy a dar las gracias a Marvel (sobre todo a él), Javi, DarkBlood y otros que me han invitado a hacer parte de sus equipo y sentir algo que solo he podido recrear en las canchas de fútbol.

Para muchos, conseguir un equipo no será fácil. Es más, yo nunca pude conseguir ‘parche’ para jugar Destiny, un juego que me llamó mucho la atención pero nunca pude completar un ‘raid’ porque no tenía la paciencia de meterme a las páginas para conseguir un grupo. Creo que a otra gente le podrá pasar lo mismo con ‘Overwatch’. Por eso, acá dejo mi battle tag, para que me agreguen y podamos jugar: Isaza#1690. Ahí nos podremos ver y disfrutar de un juego que está hecho para jugar entre amigos.

Arte, sonido y diseño

Si algo sabe hacer bien Blizzard es el diseño del juego. Sus entregas siempre han sido implecables, y los universos creados para sus respectivos juegos son atractivos y tienen una historia larga y profunda. Además, son visualmente espectaculares, con actuaciones de voz impecables.

Pues como pueden esperar, el mundo de ‘Overwatch’ está muy bien hecho. Como se trata de una nueva IP, Blizzard pudo crear un mundo colorido, lleno de vida y con detalles que hacen que los mapas se sientan parte integral el universo de ‘Overwatch’

dorado-screenshot-001
Una plaza mexicana será tu campo de batalla.

Atrás quedó el gris y el negro, característico de los ‘shooters’, reemplazados por colores vivos como el blanco y el azul, con mundos llenos de luz. El que se supone que recrea México, tiene mil colores en una plaza que le dan un sentido diferente al jugador.

El sonido es clave en el juego. Como el juego no tiene un minimapa, la única forma de saber que si están atacando por un flanco es oyendo a tu oponente. El ruido que hace tu enemigo se oye mucho más que el de tus compañeros y así podrás saber bien si estás en peligro o no. Además, los jugadores tienen una habilidad especial que se va cargando a medida que progresa el juego y antes de ejecutarla, se oye un sonido característico, lo que te permite buscar cubierta y tratar de evitar morir por el maldito dragón de Hanzo.

Ahora, hay detalles que todavía necesitan un poco de trabajo. Visualmente los mapas son espectaculares, pero su diseño dejan un poco de desear. Hay unos cuellos de botella que, si tienen un equipo coordinado en frente, será casi que imposibles de conquistar. Los personajes que no tienen habilidades verticales serán carne de cañón para los jugadores que están en posiciones defensivas.

Blizzard ha prometido que publicará más mapas y que saldrán nuevos personajes, lo que abre la oportunidad para que corrijan algunos de estos errores. El juego, que vale 40 dólares, incluye todo el contenido posterior que publique la compañía. Los nuevos personajes, los nuevos mapas y cualquier otro contenido descargable estará incluido en el precio inicial.

Los problemitas

Tengo un amigo editor que dice que ningún producto es perfecto y por eso, muy rara vez, en ENTER.CO damos un 5 a una evaluación. Y este juego, a pesar de ser excelente, todavía tiene detalles que lo distancian de la perfección.

El sistema de cajas de recompensa es poco atractivo. Normalmente lo que uno recibe son cosas cosméticas y dinero para comprar disfraces u otras cosas para tu personaje preferido. Y eso está bien; lo que pasa es que no hay otra forma de ir aumentando el nivel de tu personaje. Todo es a punta de suerte. Por ejemplo, yo tengo tres personajes preferidos (Windowmaker, Soldier 76 y Roadhog) y he pasado la mayoría del tiempo jugando con ellos. Pero tengo trajes y grafitis (sí, uno puede poner grafitis en cualquier pared) de otros personajes que nunca he usado.

Pasar por debajo de esa puerta te costará mucha sangre.
Pasar por debajo de esa puerta te costará mucha sangre.

Sería gratificante que todo el trabajo que le pongas a tu personaje también se vea recompensado desbloqueando los trajes, las frases y los grafitis de ese héroe.

Pero el problema mayor es que la experiencia es significativamente peor si juegas solo. De verdad, ‘Overwatch’ es un juego diferente con amigos. La experiencia solitaria es buena, pero la de jugar con otra gente, creando equipos coherentes con una estrategia bien armada, es el paquete completo.

Imágenes: Blizzard.

Mateo Santos

Mateo Santos

En vez de un tetero, nací con un Mac Classic en mi cuarto. Esa caja con pantalla en blanco y negro fue mi primera niñera. Por ahí, también rondaba un balón de fútbol y una camiseta de Millonarios. Desde ese día, sabía que la tecnología y el fútbol iban a ser mi estrella de Belén. El primer juego que tuve en mis manos fue Dark Castle, también en un Macintosh. No me gusta la música. Soy un amante escéptico de la tecnología. Hago parte del proyecto de ENTER.CO para llenar el vacío en información de tecnología que hay en América Latina, o como dirían los enterados, en LATAM. Me gradué de Administración de Empresas en los Andes y después hice una maestría en periodismo en la Universidad Europea de Madrid.

View all posts

10 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Por 180.000 pesos colombianos, sin saber en qué consiste el contenido que sacarán después, y sin saber si se seguirá jugando de aquí a diez años o si será un nuevo Titanfall, prefiero esperar a que pase tanto bombo a ver si luego hay una rebaja muuuuy substancial o si siguen el camino de TeamFortress y en algún punto se vuelve free to play.

  • Soy un seguidor de Blizzard, por mi parte he jugado desde hace mucho tiempo todos los juegos de sus franquicias, es más, el primer juego con el que me involucré integralmente fue con Warcraft III, luego llegó Starcraft, Diablo I y sus secuelas. Actualmente soy jugador de WoW y desde hace casi una década, pero Blizzard está exigiendo mucho a sus usuarios con este juego; no existe un modo historia, ni tampoco existen muchos modos de juego, lo probé desde la beta temprana y aunque era muy limitada, esperaba con expectación que liberaran más contenido. Para la beta abierta que hubo una semana antes de su lanzamiento, sentí que le falto algo y aunque suena paradójico, Blizzard siempre se ha caracterizado por inyectar un lore bastante carismático en todas sus franquicias, cosa que en Overwatch no se ve, no se, pero a mi punto de vista, este juego aún le debe a sus usuarios mas contenido y sobre todo más calidad.

  • Sobre lo de Destiny: ¿Por qué no intentó unirse a un clan? Ahí coordinamos raids (hasta 3 por día) con los miembros, todo por whatsapp.

    • No sé, nunca tuve el ingreso o el contacto para hacerlo. Y además creo que eso lo tenía que hacer Destiny automáticamente, como lo hacía con los jefes de tres personas. No sé, seguramente fue mi error, también.

Archivos