Evaluación: ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’

Featured Video Play Icon

Los crossovers siempre han tenido ese aspecto encantador. Hay algo que no podemos resistir de ver dos universos chocar. Es difícil describir ese atractivo de personajes de diferentes mundos creando o destruyendo alianzas. Esa es la fórmula que los juegos de pelea han aprovechado en últimos años, integrando de manera parcial o total crossovers a sus historias.

‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ es la sexta entrega de esta franquicia que desde 1996, con ‘X-Men vs. Street Fighter’, ha enfrentado a los personajes de cómics y videojuegos. Es un juego que llega en una ambiente de poca expectativa. También debe aterriza en un año particularmente complicado para los juegos de pelea. Con títulos como ‘Injustice 2‘, ‘Tekken 7’ o ‘Arms’, Capcom tenía la obligación de superarse.

Por desgracia, ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ es un poco más de lo mismo, en una fórmula que pierde su brillo mientras se le compara con juegos modernos. Sus modelos de personajes no son uniformes, con algunos héroes y villanos que lucen mal y otros que apenas pasan la prueba. Sus elementos se sienten anticuados para un título en 2017 y la presentación no ayuda. No se confundan, este es un competente juego de peleas con ideas que todavía entretienen, pero no es el héroe que necesitamos (o a momentos queremos).

Figuras de plástico

Marvel Vs Capcom: Infinite

Aquellos que tuvieron la oportunidad de jugar la beta saben la mala recepción que recibió el juego. Entre las críticas estaba un diseño de personajes que los hacía ver, para falta de otra palabra, feos. Chun-Li, por ejemplo, fue rediseñada después de que los fans se quejarán del modelo que apareció en la versión  de prueba.

Tal vez Capcom no tuvo la oportunidad de pasar por el mismo filtro todos sus personajes. Lo cierto es que ese mismo problema se replica a otros héroes y villanos del juego. Esto es más visible en los humanos que a momentos parecen figuras de plástico mal completadas. Las expresiones faciales son nulas y a momentos los rostros se sienten cómicamente mal hechos.

Quizás en medio de las batallas este elemento no sea tan importante, pero en la campaña y las escenas cinematográficas distrae de lo importante, la historia. De alguna manera crea esa sensación de que, por verse tan mal, esa pereza o falta de detalle se va a ver reflejada en el gameplay.

Puños pasados de moda

Marvel Vs Capcom: Infinite

El elemento gráfico es solo una de las razones por las que ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ se siente como un título anticuado. El contenido que ofrece es más bien limitado en sus modos de juego, además de la campaña, arcade y los modos versus.

Las comparaciones son odiosas, pero esta falta de ideas molesta más cuando se mira otros títulos del género de peleas que han salido en 2017. En general, no hay ningún nuevo elemento que distinga con claridad la sexta versión de la quinta. Se siente como un juego atrapado en el tiempo.

Tampoco hay muchas recompensas para aquellos interesados en invertir su tiempo en ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’. Mientras que ‘Injustice’ y ‘Tekken’ te tientan con trajes y accesorios, este juego pretende que el jugador se conforme con cambiar la paleta de color del héroe. Es extraño que se limitaran a los shaders cuando algunos personajes aparecen con trajes opcionales en la campaña, como es caso de Dante. Y la duda es si esta falta de originalidad es producto de la pereza o ideas anticuadas.

Una presentación que tropieza

Marvel Vs Capcom: Infinite

La campaña de ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ es lo que uno esperaría de este tipo de juegos en términos de historia y mecánicas.  El descanso entre peleas suele estar dado por una serie de escenas cinematográficas que hacen un buen trabajo entregando una historia que fácilmente podría caer en lo ridículo o aburrido. También incluye una serie de condiciones de victoria que, a momentos, agregan sazón a los combates.

La interfaz comparte el mismo problema que ya hemos mencionado antes: se siente anticuada. Tenemos un menú gris sobre una imagen estática y aburrida. De nuevo, quizás la presentación no sea vital en un juego de peleas, pero se agradecen estos detalles de coquetería.

Algo que sí puede llegar molestar son los tiempos de carga entre peleas. En ENTER.CO probamos la versión digital del juego en una Xbox One y en algunos casos experimentamos tiempos de hasta 30 o 35 segundos en la carga de una pelea.

La complejidad de ser un héroe

imagenes Marvel Vs Capcom: Infinite

Estos defectos molestan porque la idea detrás ‘Marvel Vs Capcom: Infinite’ sigue teniendo enorme potencial. Las peleas de tag teams mantienen el elemento de complejidad y adrenalina que ha caracterizado a entregas pasadas. De hecho, ciertas pequeñas mejoras han hecho que el intercambio de personajes sea un elemento importante para aquellas partidas que son en particular reñidas.

‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ también agrega las gemas del infinito, que son piedras que añaden ciertas bonificaciones al equipo. Aprender a utilizar e identificar qué personajes mejor uso pueden  hacer de ellas resulta entretenido y añade complejidad adicional. Además de eso, el jugador veterano puede esperar las mismas cadenas de combos avanzados.

La conclusión general es que ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ es un entretenido juego de pelea, atrapado en una interfaz y presentación de hace cinco años. Son estos elementos los que lo frenan de siquiera entrar a competir contra títulos modernos del género que sí han evolucionado. Y, tan solo mirando unos meses atrás, resulta difícil recomendarlo con la seguridad de que hay muchas mejores opciones en el mercado.

Imágenes: Capcom

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Capcom anda en racha definitivamente, este juego mas que una secuela de su antecesor, es un product placement en toda regla de la próxima película de Marvel, debido al tema de licencias no están algunos personajes queridos de otras entregas, ademas la historia esta puesta «como por obligación» debido a la cantidad de situaciones ridículas que presenta. Esperaba mucho mas de lo presentado, los gráficos no me importan mucho, pero las mecánicas se sienten anticuadas, sin ninguna novedad que haga denotar un salto evolutivo.

  • Mala cosa, definitivamente. Sin embargo, por malo que sea, no me extrañaría que sea en poco tiempo un referente en torneos de pelea y nivel de juego online, si tenemos en cuenta que el anterior emplasto de pelea que lanzaron al mercado, SF5, luce aún peor, pero aún así logró ocupar el lugar del mejor juego de lucha que debió ser para KoF PS4, un juego con mecánicas y sistema mucho mejores. Amanecerá y veremos.

Archivos