Evaluación: ‘Love, Death & Robots’

Featured Video Play Icon

En el imaginario popular, al menos en occidente (porque el animé es otra historia), durante mucho tiempo la ecuación era: producción animada igual a algo para niños. Con el paso de los años, la cuestión ha cambiado y han comenzado a aparecer cada vez más animaciones para adultos. Más o menos desde finales de los 80 nos hemos encontrado con series y películas que tienen temáticas dirigidas a un público de edades superiores a los 14 años, que no solo buscan divertir.

Ahora nos encontramos con más y más animaciones para adultos. Algo que se potencia gracias a los servicios de streaming. Por ejemplo, en Netflix, quizá el servicio de streaming más popular del momento, le están apostando fuertemente a las animaciones para adultos, como ‘Rick y Morty’, pero también al animé y a experimentos audiovisuales novedosos, como ‘La frecuencia Kirlian’. Esta es una serie animada latinoamericana (argentina, para ser más específico), que consiste de cinco cortos de máximo 10 minutos, que recrean archivos de una radio, que solo transmite de noche, en un pequeño, extraño y ficticio pueblo en la provincia de Buenos Aires, en Argentina, llamado Kirlian. Allí suceden cosas sobrenaturales o siniestras.

Para leer más sobre Netflix, ingresa a este enlace.

Love Death + Robots

Pero el más reciente, ambicioso e interesante experimento animado que llegó a Netflix es ‘Love, Death & Robots’. Se trata de una una serie que idearon y produjeron David Fincher (director de ‘Seven’, ‘Zodiac’, ‘El curioso caso de Benjamin Button’, ‘Perdida’ y ‘House of Cards’) y Tim Miller (experto en efectos visuales y director de ‘Deadpool’).

Es una serie antológica de animación que explora precisamente los temas que se nombran en el título: amor, muerte y robots (o, mejor dicho, tecnología), en cortos de ciencia ficción. Desde que uno conoce la temática la serie promete ser muy interesante e invita a verla, con cierta ansiedad, especialmente después de ver el tráiler, y que engancha desde ‘La ventaja de Sonnie’, el primer corto que uno encuentra y, quizá, uno de los mejores.

Los cortos tienen entre 6 y 17 minutos. La duración es, precisamente, uno de los primeros aciertos, porque, como no son tan largos –algo que no es muy habitual en Netflix–, se mantiene un buen ritmo, que hace que uno pase de uno a otro casi sin notarlo. Eso es algo en lo que también ayudan las animaciones iniciales de cada uno, que, de una forma creativa y simbólica, juegan con el logo de la serie para resumir de lo que tratan. Esto los hace más llamativos y dinámicos.

Una galería de arte animado

Love Death + Robots

En ‘Love, Death & Robots’ trabajan distintos equipos de animación, provenientes de 11 países, que presentan una amplia e interesante variedad de estilos visuales para darle vida a los guiones escritos o adaptados, en su mayoría, por Philip Gelatt.

El trabajo gráfico es sumamente detallado y cuidadoso. Cada corto es una pequeña obra de arte, con sus aciertos y errores, que necesitarían una evaluación independiente para profundizar más en sus detalles, pero que en conjunto crean una pieza que bien podría convertirse en una serie de culto de la que hablaremos por mucho tiempo.

A pesar de la variedad de estilos, prima el realismo, que recuerda a las cinemáticas de los videojuegos. Y este no es un dato menor, ya que tanto Miller como Gelatt han trabajo en varios videojuegos, como ‘Rise of Tomb Rider’ o ‘Mass Effect 2’. Además, Miller es uno de los fundadores de la empresa Blur Studios, que creó las cinemáticas de juegos como ‘Batman: Arkham City’ o ‘Halo 2’.

Si bien ese no es un gran error de la serie, quizá la cercanía de Miller y Gelatt, entre otros miembros del equipo productivo, a los videojuegos hace que tengan especial debilidad por un estilo más realista que seguramente amarán especialmente los gamers, aunque pudo ser mejor trabajar cada historia en un estilo de animación marcadamente diferente, lo que la haría de ‘Love, Death & Robots’ una miscelánea de animaciones más interesante de lo que es, porque la variedad es una de las claves de esta serie.

El poder del equilibrio

Love Death + Robots

Por otro lado, el hecho de que sea una serie para adultos da muchas más libertades a los animadores y directores, que pueden jugar con la violencia, la sangre, el sexo, los desnudos y, en fin, el contenido explícito, que ayuda a que las historias sean contadas sin tapujos, con la crueldad y el realismo necesarios, aunque quizá a algunas personas, un poco más conservadoras, les parezca excesivo.

Sin embargo, y aunque la crudeza y el contenido explícito priman, sobre todo en los cortos de animación realista, la serie tiene una buena selección de estilos, géneros y temas que logran una combinación perfecta para que el espectador no se sienta abrumado por el exceso de desnudos o violencia, que se matizan con algo de comedia o relatos extraños y divertidos, como es el caso de ‘Los tres robots’, ‘El yogur que conquistó el mundo’ o ‘Historias alternativas’, que no solo suavizan el golpe de la crudeza de los otros cortos por la historia que cuentan, sino por el estilo relajado de animación que usan.

La imaginación es un universo en expansión

Love Death + Robots

Pero llegados a este punto, como queda claro, ya no hablamos solo del trabajo de animación, sino también del guion, de la historia que cuenta cada corto. Los relatos juegan con diferentes géneros, como acción, drama o comedia. Además, no se desarrollan en un mismo universo ni trabajan una misma temática. Todos son diferentes, con protagonistas distintos y situaciones diversas. Encontramos peleas de bestias, seres biomecánicos, futuros apocalípticos de todo tipo, mundos distópicos, ciberpunk, monstruos, extraterrestres, invasiones, hombres lobo y una variedad increíble de temas, protagonistas y universos que exploran el vasto alcance al que puede llegar la imaginación si no se le ponen límites, más que la verosimilitud.

Eso hace que cada relato tenga un toque de lucidez y genialidad, porque aborda tanto mundos y personajes conocidos como completamente novedosos, explorados de formas inimaginables. Por ejemplo, licántropos al servicio de la milicia, bestias legendarias y siniestras que les temen a los gatos, yogures con mente propia, fantasmas marinos, brujas biomecánicas, gatos dominantes con dedos oponibles y un sinfín de elementos que pueden hacer explotar cualquier cerebro. Personalmente destaco el juego narrativo de ‘Testigo’ por lo sorpresivo, original e ingenioso que llega a ser.

¡Oh, director, mi director!

Love Death + Robots

En este punto también cabe destacar el trabajo de los directores. En la serie trabajan 20 directores diferentes, que imprimen a cada corto mayor originalidad, personalidad e ingenio, marcada por el estilo de cada uno de ellos.

Cabe destacar el corto ‘La era de hielo’, que es curioso porque es el único que dirige Miller y, aunque por ese hecho uno esperaría que tuviera un componente animado muy fuerte y que resumiera la idea de toda la serie, resulta ser el que menos explora el amor, la muerte y los robots. Además, es el menos animado de todos, ya que la mayoría de la acción es real, con las actuaciones de Mary Elizabeth Winstead y Topher Grace, combinadas con un CGI sobrio y alucinante, que tiene un profundo mensaje de fondo que, aunque no es del todo novedoso, no deja de ser interesante, aunque este sea es uno de los cortos menos llamativos.

Sin embargo, no todo es genial en los guiones y el trabajo de los directores. Si bien presenciamos los límites inefables a los que puede llegar la imaginación, las narraciones no dejan de caer en lugares comunes. Por ejemplo, algunos son extremadamente machistas, haciendo que las protagonistas femeninas sean víctimas de maltratos y eso las lleve a reaccionar, y otros tienen el marcado chovinismo estadounidense, con una presencia repetitiva de banderas y referencias a ese país. Pero nada de eso hace que los cortos y la serie pierdan puntos en genialidad, originalidad y lucidez.

Unas partes geniales que forman un todo maravilloso

Love Death + Robots

Haciendo un balance general, nos encontramos con una ‘Love, Death & Robots’ que tiene el potencial para convertirse en una serie de culto. La calidad de cada corto hace que los espectadores puedan hacer una lista diferente de los que más y menos les gustaron, pero difícilmente alguien pueda afirmar que alguno es terriblemente malo. Los cortos fluctúan sobre una misma línea de calidad, que está en un punto tan alto que minimiza los errores que podemos encontrar y no logran empañar el resto del trabajo o impedir recomendarla.

Eso habla muy bien de la serie y del trabajo de selección que realizaron, que sitúa, como dije antes, a cada uno de los cortos en el estatus de pequeñas obras de arte, que, juntas, arman un todo por el que (siguiendo el espíritu libre de la serie) me voy a dar la libertad de calificar como una obra maestra, que sienta sus bases en la diversidad de estilos y géneros, y que nos lleva a explorar los límites de la imaginación y la animación. Más que una antología, la puedo definir como una galería de arte animado de ciencia ficción.

Imágenes: Montaje ENTER.CO

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionados

Archivos