Evaluación: ‘La forma del agua’

Featured Video Play Icon

Vivimos en un país de novelas. La mayoría de nosotros creció con un televisor de niñera. Y, debido a la falta de canales y la llegada tardía de la televisión por cable al país, muchos pasamos viendo más telenovelas que shows infantiles. Quizás una secuela de esta exposición prolongada a los romances es que la mayoría de adultos colombianos sean tan noveleros. Es posible que por eso ‘La Forma del Agua’ sea tan seductora: es una novela única en su tipo. 

‘La Forma del Agua’ (‘The Shape of Water’) se perfiló desde un principio como un filme para llamar la atención. Guillermo del Toro es una de esas leyendas que es difícil de ignorar. E incluso, cuando la audiencia no puede entrar en un consenso sobre el director, es seguro que su apellido atrae al público como una trampa de miel. A esto se sumó una premisa que parecía tan extraña como atractiva: el romance con una criatura acuática.

Y la primera conclusión a la que se puede llegar es que ‘La Forma del Agua’ es mágica de maneras inesperadas. Estamos frente a un filme que posee un encanto tan singular como su premisa. Quizás la idea de ver a un monstruo besar a una humana no sea del gusto de todos los estómagos. Pero después de que pasas esta barrera te encuentras con un filme sobre personas incompletas y su búsqueda por llenar ese vacío.

La trama: la daga de plata y punto débil de esta criatura

‘La Forma del Agua’ narra la historia de Elisa Esposito, una chica muda. Sin voz y familia, esta joven trabaja en una instalación secreta del gobierno. Un día llega una criatura con apariencia anfibia. Esposito comienza a desarrollar una relación con este monstruo y cuando se hace evidente que está en peligro desarrolla un plan para liberarlo.

Para disfrutarla se debe aceptar que esta es una de las cintas de Del Toro con más clichés.

Si somos honestos, la historia como tal tiene poco de original. Desde la mitad de la película es claro a dónde quiere llegar el director. Las revelaciones tampoco tienen mucho impacto y si algo su trama es predecible. El espectador debe aceptar que esta es, quizás con la excepción de ‘Pacific Rim’, una de las cintas de Del Toro con más clichés.

Este talón de Aquiles será el que haga que muchos abandonen la sala sin entender por qué hay tanto alboroto. Pero si eres capaz de perdonar lo predecible y ‘repetida’ que es esta historia, entonces verás aquellos méritos que la hacen una de las mejores de su director.

Un romance monstruoso

Una de las mayores quejas que he escuchado de ‘La Forma del Agua’ es que la historia del romance con el monstruo ya se ha hecho. Por esa razón muchos no demorarán en llamarla «‘La Bella y la bestia’ con un pez». Pero esta comparación es demasiado simple y pierde un punto importante del filme: la forma cómo su director manejó la criatura.

Historias como ‘La Bella y la Bestia’ o  ‘Edward manos de tijeras’ humanizaron a sus criaturas. Para poder vender el romance ofrecían príncipes azules disfrazados de monstruos terribles. Les entregaban la capacidad de hablar, los vestían con trajes e incluso les daban momentos que los hacían ver (así fuera por un minuto) como alguien humano. Pero ‘La Forma del Agua’ nos entrega un romance en el que el galán es una criatura con más de animal que de humano. Hay varias escenas en las que vemos a este hombre-pez actuar bajo sus instintos y comportarse de la misma manera que un monstruo lo haría.

Solo Del Toro podría conseguir entregar un verdadero romance de este tipo, sin humanizar en exceso a su protagonista. El director incluso va tan lejos como para agregar algo de erotismo a esta historia. El resultado final es una cinta que mezcla clichés con lo improbable, que consigue ganarse nuestro corazón sin trucos baratos. Su director probó que es posible que la más salvaje criatura puede convertirse en un príncipe azul. Y todo esto sin decir una sola palabra.

Otra prueba del talento de Del Toro para dirigir

La Forma del Agua

‘La Forma del Agua’ es una maravilla para los ojos. La trampa que nos guía a la guarida de este monstruo es lo hermoso de cada recuadro. Un viaje en un bus, el baño de la protagonista o las profundidades del mar, cada escenario tiene una belleza que cautiva. Hay momentos que parecen sacados de una pintura surrealista. Es un tono que le sienta bien a la cinta, transpira romance y maravilla por sus poros.

Del Toro es un brillante Dr. Frankestein y su más reciente creación exhuma de vida

Además, estamos frente a una dirección magnífica. Cada escena en ‘La Forma del Agua’ transmite lo que se propone: la tensión de una persecución o el erotismo de la relación sexual más extraña posible. Una de mis escenas favoritas es una transición de una escena ‘muda’ a un musical de los años 50. El ingenio para realizar homenajes y referencias no deja de sorprender a cada momento. Del Toro es un brillante Dr. Frankestein y su más reciente creación exhuma de vida

¡Unos monstruos de actores!

Esta cinta cuenta con un elenco talentoso que logra sacar el máximo potencial a una historia que fácilmente pudo fracasar. Sally Hawkins es brillante con una interpretación en la que, sin decir una sola palabra, nos habla de lo complejo de su personaje. A través de sus acciones comprendemos que estamos frente a una mujer que se siente incompleta. Y sin frases rebuscadas o líneas de una canción de Arjona entendemos el por qué termina enamorada de semejante monstruo.

A ella se unen Michael Shannon que da vida a un villano terrible y aterrador. Es él quien nos hace preguntar qué nos hace ser humanos y en qué punto nos transformamos en un monstruo. Habla además de una época de discriminación a través de sus acciones. Richard Jenkins y Octavia Spencer brillan, incluso si sus roles son secundarios y complementan más esa idea de ‘lo incompleto’ que ‘La Forma del Agua’ quiere vender. Es un elenco monstruoso que se merece más de una ovación cuando los créditos comienzan a rodar.

Imágenes: 20Th Century Fox

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

5 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Como dicen tiene esos clichés y esos romances ya muy conocidos. pero la producción, la actuación de Sally Hawkins, Octavia Spencer, los personajes como tal, diseño de vestuario etc, la hacen una gran película.

    «3 anuncios por un crimen» y «Lady Bird» también recomendadas para los que les gusta el cine.

  • Ayer la vi y creo que vi una pelicula diferente porque me parecio malisima, lo peor ver al hombre pez bailando y el hecho que le hiciera el amor a la muda me parecio absurdo; muy poco creible, o que me dicen del hecho que la muda inundara un baño completo hasta el techo solo abriendo la llave de la bañera y el lavamanos colocando una toalla debajo de la puerta para que no se saliera el agua. Que absurdo.

Relacionados

Archivos