Evaluación: ‘Iron Fist’ temporada 2

Featured Video Play Icon

En medio de la tusa que muchos tienen por saber que no hay más películas de Marvel hasta 2019, es un consuelo para algunos recordar que Netflix planeaba sacar nuevas temporadas de todos sus héroes este año. Dicho esto, las expectativas para algunos de sus vigilantes no eran muy altas. He aquí el caso de ‘Iron Fist’.

La primera temporada del héroe dejó a muchos con un mal sabor de boca. Aunque no fue necesariamente mala, si le faltó la chispa necesaria para convertir a Danny Rand en algo más que un defensor aburrido. Así, fueron muy pocos los que estaban entusiasmados de ver el segundo round del guerrero de K’un L’un y pocos los que esperaban que la plataforma hubiera encontrado una forma de redimir el tedio de su introducción.

Esta es una de esas ocasiones en las que me alegro de estar equivocado. La segunda temporada de ‘Iron Fist’ es una de las mejores series de Netflix y, después de ‘Daredevil’, la mejor continuación de ese miniuniverso que se ha construido en la plataforma. Nos entrega a un protagonista mucho más interesante, profundo y humano. Lo mismo se puede decir de su villano que, pese a las fallas, consigue momentos de conexión. La acción está bien distribuida y cuenta con escenas de Kung Fu asombrosas . Incluso si su ritmo es un poco lento y algunas veces se siente que está extendiéndose de manera innecesaria, sigue siendo una de las mejores secuelas que han llegado a la plataforma este año.

¿Nuevo Danny Rand?

Marvel's Iron Fist

Una de las cosas que más lastimaron la primera temporada de ‘Iron Fist’ fue su protagonista. El Danny Rand que ingresó al universo era un niño impulsivo que carecía del carisma de sus pares. No dejaba de repetir que era su deber “derrotar a La Mano” y que era “el defensor de K’un L’un, bla, bla, bla”. Esta falta de carácter y actitud lo hicieron el miembro insoportable de los Defensores.

Sin embargo, el Iron Fist de la segunda temporada entrega a un Danny Rand mucho más maduro humano. Esta evolución, que hemos visto en progreso desde ‘The Defenders’ y ‘Luke Cage’, culmina con un protagonista que parece por completo diferente. El Danny de la nueva temporada sigue siendo impulsivo, pero los motivos no son tan planos como “soy el Iron Fist y este es mi deber”. Tampoco aparece tan robótico y blando, en gran parte gracias a su relación con Collen y su actitud hacía otros personajes.

El resultado final es un héroe que termina creando una conexión con el espectador. Es un personaje que se siente más humano, vulnerable y que incluso entiende mejor su papel en el mundo. Este ‘Nuevo Danny Rand’ es uno que merece el título de Iron Fist.

Te puede interesar: Evaluación ‘Iron Fist’ temporada 1

‘Iron Fist’ vs los villanos

Otro punto en el que mejora ‘Iron Fist’ es en la entrega de villanos. Hay que dar gracias a ‘The Defenders’ por acabar con La Mano, pues su ausencia ayuda a tener un enemigo mucho más atractivo. De hecho, esta nueva aventura pone a Davos y Joy (que ya sabíamos estaban planeando la caída de Danny) junto a otros enemigos adicionales. En la mayoría de casos, la serie consigue entregar un grupo de malos que son tan amenazadores como carismáticos.

En el caso de Davos, la historia se esfuerza por hacerte entender su obsesión con el Iron Fist. No justifica sus actos sanguinarios, sino que explica la razón por la que cree que Danny no es la persona encargada para cargar con ese poder. El resultado son algunos momentos que son perturbadores por lo personales que se sienten. En algunos escenas el espectador incluso sentirá algo similar a la compasión por él.

Joy, por el otro lado, no tiene esa misma suerte. ‘Iron Fist’ no solo falla en explorar la relación entre ella y Danny, sino que la ignora por completo. Esto, en pro de pintarla como la típica chica calculadora y fría en un plan de venganza. La historia plantea una serie de conflictos internos en ella, pero falla en entregar momentos tan humanos como los que consigue con Davos.

No hablaremos mucho de Walker, para evitar dar spoilers, pero tenemos que aplaudir a Alice Eve por su rol en la nueva temporada. Sin duda, estamos ante un villano con mucho potencial para explotar.

Collen: la verdadera heroína de ‘Iron Fist’

En la primera evaluación de ‘Iron Fist’ uno de los pocos puntos positivos que rescaté fue el papel de Collen Wing, interpretado por Jessica Henwick. Aunque su rol en esta nueva temporada puede ser anticipado por algunos amantes del cómic que saben un poco más de la historia de este personaje, su evolución para muchos será una agradable sorpresa. La razón es que pasa de ser un personaje de apoyo a una estrella del show.

La principal razón está en que sus escenas de acción siguen siendo magnificas. Ya sea usando una katana o luchando con sus manos, las peleas de Collen se sienten como si estuvieras viendo una de las películas clásicas de Kung Fu. Por fortuna, Netflix tomó nota del aprecio del público e incluyó muchas más escenas en la que la vemos mostrar todas sus habilidades.

También ayuda el que sea un personaje tan interesante, desde la perspectiva del ‘villano que se redime’. En esta temporada vemos a Collen lidiar con la culpa de sus decisiones. El peso de lo que hizo para La Mano  y su rolo como la persona que entrenó a asesinos. Esto entrega un arco del ‘héroe retirado’ que es interesante de observar.

Te puede interesar: Evaluación ‘(Des)encanto’

El punto débil del dragón

Marvel's Iron Fist

Por desgracia, no todos los defectos de ‘Iron Fist’ se solucionan en la nueva temporada. El show todavía tiene un grave problema de ritmo (igual que otros de Netflix). En algunos casos se siente que la serie está quemando tiempo para evitar entrar de inmediato en el conflicto final. El resultado son momentos en los que el espectador siente que no está pasando nada (porque, en efecto, nada ocurre). Así, la acción suele estar precedida de largos segmentos de exposición o de tramas menos importantes.

Con frecuencia, Danny y compañía hacen un plan para atrapar al malo, algo pasa, el héroe falla y comienza de nuevo su persecución del villano. Este ciclo se siente algo agotado cuando ‘Iron Fist’ llega a sus últimos episodios. La serie cuenta con la fortuna de un giro inesperado, que mantiene al espectador en los últimos momentos atento. Pero esto no elimina los siete capítulos de planes maquiavélicos cociéndose. Es bueno que Danny Rand aprendiera a tomar las cosas de manera más lenta, pero eso no quiere decir que en un show sobre Kung Fu sea entretenido ver cenas dramáticas.

Eso sí, se le agradece a Netflix que haya pasado de 13 a 10 episodios por temporada. Es bueno que la plataforma haya comprendido que más capítulos no son sinónimo de calidad.

Imágenes: Netflix

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos