Evaluación: iPad Mini 2019

Featured Video Play Icon

¿Para qué usan las personas una tableta? ¿Qué buscan de una tableta cuando la compran? ¿Qué cumpla las funciones que no puede un celular? ¿Qué funcione como un portátil pero con mayor versatilidad para cargarlo? La verdad es que una tableta puede tener muchos usos; por ejemplo, en mi caso, la uso para ver y consumir contenidos. Es decir, desde leer y ver películas hasta navegar por redes sociales. Otras personas, las usan para crear contenidos. Por ejemplo, una amiga la usa en lugar de cargar con un portátil en sus viajes. Y otros simplemente no le ven uso, como un compañero de redacción que afirma que para eso existen los celulares con pantalla grande. 

Así que cuando me dieron el iPad Mini para una evaluación, la primera tarea que me puse fue definir cómo iba a evaluar la tableta. Por supuesto, una evaluación tiende a ser subjetiva así que decidí compararla con su antecesora el iPad Mini 4.

El nuevo iPad Mini trae, entre sus novedades, el soporte para usar con él el Apple Pencil; así que además de consumir contenidos, tenía que buscar una excusa para crearlos desde la tableta.

Apple no renovaba su tableta pequeña desde 2015 y, cuando por fin se anunció su nueva versión, muchos se sorprendieron de que, al menos por fuera, pareciera exactamente igual a su modelo anterior ya que no hay cambios en su diseño.

iPad Mini

Los cambios en el interior, sin embargo, son notorios cuando se usa la tableta. Por ejemplo, tiene el mismo chip de los iPhone XS,  XS Max y XR. Esto la hace mucho más veloz a su antecesora. Así mismo, la cámara del frente tiene una clara mejora.

Mejor batería y mejor imagen

La primera comparación que decidí hacer entre el iPad Mini 4 y el nuevo iPad Mini fue su batería. De acuerdo con Apple, esta debería durar 10 horas en funcionamiento. Primero, con las dos completamente descargadas, decidí ver el tiempo que se demoraban en llegar a 100%.

Para mi sorpresa, dos horas y media después el iPad Mini estaba totalmente cargado, mientras que su antecesor estaba en 70%. Normalmente, mi tableta vieja tiende a demorarse entre 5 horas y 6 en cargar completamente.

iPad Mini

La segunda comparación fue en ver qué tan rápido se descarga la batería. El iPad Mini normalmente no pierde mucha batería al dejarlo varios días sin usarlo, cosa que no sucede con su predecesor. Lo contrario ocurre cuando se reproduce una película, aunque la diferencia no es mucha (62% vs 58%). Esto puede explicarse en las características de la pantalla y en que el nuevo iPad tiene una imagen mucho mejor que el anterior, gracias a su tecnología Wide color display (P3), un estándar que es usado en proyectores digitales y que Apple desarrolló para sus dispositivos.

Otro cambio que es muy perceptible es que la pantalla cambia iluminación para ayudar a los ojos y tener mejor imagen, con la tecnología True Tone. Esto quiere decir que la pantalla ajusta el balance de blancos automáticamente; de este modo, a la luz natural la pantalla se ve más azul y en ambientes cerrados o de luz artificial la pantalla se ve más amarilla.

Un diseño pasado de moda y lápiz

iPad Mini

Como ya lo mencionamos anteriormente, el nuevo iPad Mini luce exactamente como su antecesor, a pesar de que Apple tuvo tres años para cambiarlo o para unirse a la moda de biseles más delgados. Adicionalmente, otra actualización que nos quedamos esperando fue el reconocimiento facial.

Por su parte, la cámara trasera no obtuvo ninguna mejora, tiene 8 megapíxeles, igual que su antecesor. Por supuesto, el iPad no está hecho para tomar fotografías, para eso existen los iPhone. Sin embargo, con esta calidad es suficiente para responder bien a juegos o aplicaciones que usan realidad aumentada. La cámara del frente pasó de 1,2 a 7 megapíxeles, una mejora que las personas tienden a notar en las videollamadas.

Otro detalle que sorprendió fue que la tableta ahora tiene soporte para el Apple Pencil; sin embargo, solo para el lápiz de primera generación (tengamos en cuenta que Apple presentó su lápiz de segunda generación el año pasado en el que mejoró muchos de los aspectos criticados es su primer modelo). El lápiz de primera generación es un accesorio que recibió distintas críticas por la facilidad con la que se rueda de una superficie plana y que su tapa se puede perder (ya perdí la cuenta las veces que la he perdido mientras espero que cargue). Adicionalmente, debido a su material tiene algunos problemas de agarre al momento de escribir, si la persona está acostumbrada a escribir haciendo fuerza se le va a deslizar constantemente.

Para leer nuestra evaluación del iPad Pro, visita este enlace.

Para la evaluación del iPad Pro, le pedimos a nuestro diseñador Germán Bolívar que jugará un rato con el dispositivo y nos diera su opinión; igual lo hicimos con el iPad Mini, a continuación encuentras algunos dibujos que hizo en diferentes aplicaciones que descargamos de diseño y dibujo.

iPad Mini

Para Germán, a diferencia de su experiencia anterior, hay un retraso en la interfaz. Algo que noté con anterioridad, haciendo pruebas en las aplicaciones de tomar apuntes y dibujo.

Por último, me gustaría señalar que el iPad Mini tiende a ser más sensible a la baja calidad de conexión que su modelo anterior y esto es un problema cuando la personas lo usa especialmente para ver películas o series.

Un iPad Mini versátil

El iPad Mini conserva la conexión Lightning en lugar de USB tipo C que trae el iPad Pro. Lo que es conveniente para las personas que están dando el salto de un iPad Mini anterior a este. Esto porque todos los accesorios funcionan, desde la cubierta inteligente hasta los teclados.

Gracias a su procesador, corre bien aplicaciones que su antecesor no parece lograr trabajar muy bien. Entre ellas se encuentran Lightroom, Photoshop y Premier Rush. Su tamaño lo hace perfecto y versátil para llevar en una maleta o un bolso. También para usarlo en diferentes tareas, desde leer, ver series en una sala de espera hasta tomar apuntes; además, su tamaño es perfecto para sostenerlo con una sola mano y cuando es necesario usar el teclado se puede alcanzar con los dos pulgares sin problema.

Por último, la funcionalidad de multitarea funciona sin necesariamente sobrecalentar el dispositivo. En cuanto a los videojuegos, mi hermano decidió descargar algunos de sus favoritos y de nuevo confirmamos lo que les hemos dicho anteriormente, tiene buenas imágenes, corre los juegos con facilidad; gracias a su tamaño no es incómodo o completamente extraño jugar y no se recalienta a un punto que es imposible tocarlo como pasa con otros dispositivos.

***

El iPad Mini es una tableta confiable, con el tamaño preciso para cargar a cualquier parte. Gracias a su tamaño es versátil, especialmente para las personas que tienen tomar notas o que necesitan un acompañante para hacer bosquejos. En cuanto a las aplicaciones para hacerlo depende completamente de los gustos y capacidad de bolsillo de cada persona.

Por ejemplo, a mi hermano le gustaron algunas muy diferentes para hacer anotaciones y que le funcionaron muy bien a él, pero a mí no, entre ellas Flow by Moleskine. Igual le sucedió a Germán, nuestro diseñador, con las aplicaciones para dibujar; mientras yo preferí una para ciertas tareas y otras para caligrafía, él escogió una que yo no logré usar. Por cierto, las aplicaciones de Apple, Notas y Pages, aún necesitan mejorar mucho si esperan que la gente use sus apps con el Apple Pencil.

Para leer noticias sobre Apple, visita este enlace.

En este punto, debo admitir que pensar en la tableta como una herramienta para crear contenido en lugar de solo consumir es cuestión de costumbre. Al final logré dejar mi cuaderno y esferos de colores, a cambio del iPad Mini. Obviamente, también ahorró peso y espacio en el bolso, un punto más a favor de la tableta de Apple.

En conclusión, si me preguntan si estaría dispuesta a dejar mi iPad Mini 4 por la nueva versión, dependería bastante de los usos. Si lo que necesito es una tableta para consumir contenidos, puedo admitir que no es necesario para mí cambiar de tableta inmediatamente, como posiblemente lo sería con un celular después de tres años. Pero si mi tableta se perdiera, muriera o fuera robada, no duraría en hacer la inversión de un iPad Mini 2019.

Imágenes: ENTER.CO y Apple.

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionados

Archivos