Evaluación ‘Han Solo: una historia de Star Wars’

Featured Video Play Icon

Si en algo ha contribuido la compra de LucasFilm por parte de Disney ha sido en calmar la imaginación de los amantes de Star Wars. Así sucede con ‘Han Solo: una historia de Star Wars’. Si alguna vez los seguidores de estas películas se preguntaron cuál era el pasado del personaje o a qué se refería con su historia de que alguna vez el Halcón Milenario «había atravesado el pasillo de Kessel en 12 parsecs», Disney está aquí para crear una película que resuelve esta y cualquier otra duda que podamos tener.

Han Solo: Una historia de Star Wars

Así, ‘Han Solo: Una historia de Star Wars’ entrega una película que, a mi manera de ver, no era necesaria ni ofrece nuevos detalles que sean importante o innovadores. Pero cumple con su misión de entretener y se puede disfrutar si dejamos de compararla con otras entregas de la serie. Sin embargo,  no se puede dejar de sentir algo de decepción cuando abandonas la sala de cine.

‘Han Solo: Una historia de Star Wars’ se encuentra ubicada temporalmente entre ‘La venganza del Sith’ y ‘Una nueva esperanza’ y entrega respuestas básicas de la historia de Han Solo (dónde creció, habla de su padre, cómo conoció a Chewbacca y por qué le entiende, su relación con Lando y, por supuesto, podemos ver cómo fue la apuesta en la que ganó el Halcón Milenario).

Una historia que no era importante contar

Han Solo: Una historia de Star Wars

No se puede dejar de sentir algo de decepción cuando abandonas la sala de cine.

Puede que todos hayamos imaginado una vida superinteresante cuando Harrison Ford contaba que era el mejor piloto de la galaxia y su vida al margen de la ley. Pero en realidad, esta película es poco interesante, le quita magia al relato de la vida de Han Solo y nos hace ver que llegó a ser quién era gracias a otros y no porque fuera un aventurero por sí mismo. Me hubiera gustado que una precuela conectara con el espíritu del personaje creado por su intérprete original: ver al pistolero, mujeriego y casi un antihéroe. En vez de eso nos quedamos con un niño explorador perdido en el espacio buscando a su tutor.

La idea de contar una nueva historia o de rellenar huecos en el relato de los personas es crear aventuras que las hagan más fuertes, que muestren su conexión con la historia principal y agreguen detalles a la franquicia. Esperemos que a medida de que la historia de Han Solo evolucione nos ofrezcan detalles más jugosos. En esta medida, ‘Han Solo: Una historia de Star Wars’ se siente más como una anécdota fácil de olvidar, un momento en la vida del héroe de la guerra contra el Imperio que, si somos estrictos, no necesitaba ser contada ni merecía el tiempo en la pantalla. Un ejemplo de lo contrario es la serie animada de ‘La Guerra de los Clones’. Aquí vemos a los personajes en acción, con historias relevantes para sus versiones futuras. Por no poder cumplir con este requisito es que la cinta de Han Solo falla como precuela.

‘Han Solo: Una historia de Star Wars’ no es una historia de ‘Star Wars’

Han Solo: Una historia de Star Wars

‘Han Solo: una historia de Star Wars’ será una trilogía, pero está claro que es solo una tajada más que Disney trata de sacar de la manzana que tanto éxito tuvo. Y lo cierto es que todavía tiene una sólida base de fans dispuestos a ver y apostar por las nuevas historias que puedan producirse. En está ocasión no tuvieron que trabajar en crear producciones de calidad y con contenido importante como lo hicieron con Marvel. Todo lo que han tenido que hacer con las nuevas películas de Star Wars ha sido crear algo de intertextualidad y guiños a los antiguos episodios.

En esta nueva historia no está el Imperio en medio de la acción, no hay Estrella de la Muerte, toda la historia es nueva. No se mencionan a los jedis, ni la fuerza, tampoco vemos espadas láser; esta es una película que por primera vez no tiene ninguna relación con ‘Star Wars’ más allá de su personaje principal y lo que sabemos de él.

Alden Ehrenreich le da su propia interpretación a uno de los personajes más icónicos del cine, crea un personaje que es encantador y chistoso en la pantalla.

La película tiene su tono humorístico dentro de la poca acción que entrega, lo que le ayuda a hacerla entretenida y que nos olvidemos por completo de buscar pistas de sus antecesoras. Además, responde a las preguntas que tal vez alguna vez nos hicimos los fans cómo: ¿De dónde sacó Han su apellido? ¿Cómo conoció a Chewi? ¿Cuál fue el juego en el que ganó el Halcón? ¿Qué es el pasillo de Kessel y cómo lo atravesó en 12 parsecs?

Pero sus productores no apostaron a contar la misma historia que ya han contado las películas de ‘Star Wars’ desde otra perspectiva, aquí no hay elementos a la nostalgia

Una película relajada

Han Solo: Una historia de Star Wars

¿Qué más? Pues no es necesariamente una película de acción. Puede que tenga giros interesantes y nuevos personajes entretenidos y chistosos, como Tobias Beckett o L3 (si ya vieron la película, por favor, díganme si este robot no tiene la mejor personalidad de las últimas entregadas de Star wars y posiblemente de toda la película). Podría decirse que esta entrega es más en un híbrido de aventura y crimen, que un filme de acción con toques de humor.

La película tiene varios picos interesantes, giros dramáticos que nos agarran mientras está en la pantalla, pero no es una entrega de la que los fans estaremos hablando meses después de ir a las salas de cine. Por ejemplo, la escena del pasillo de Kessel y cómo lo atravesó en 12 parsecs se esperaba como el gran momento de este filme, pero carece de la emoción necesaria para hacerla memorable. Uno de los más grandes momentos en la vida de Solo está lejos de tener el impacto necesario para competir (o siquiera estar incluida) en una lista con los más importantes momentos de ‘Star Wars’, como la destrucción de la Estrella de la Muerte, la carbonización de Solo o incluso la desaparición de Luke.

De nuevo, la leyenda de Solo comienza mal con una película que falla en sacar el fan y niño interior de todos aquellos que crecimos con la trilogía original.

Un Han Solo que no reconocemos

Han Solo: Una historia de Star Wars

Sabemos que estamos hablando de Han Solo, pero este no es un tío gruñón. En esta entrega conocemos a un Han Solo que está enamorado, es idealista y está lejos de ser el criminal con miles de historias por contar que nos presentaron las historias originales. Alden Ehrenreich no trata de ser un Harrison Ford en el papel de Solo, le da su propia interpretación, y aunque se aleja de una de las interpretaciones más icónicas del cine, crea un personaje que es encantador y chistoso en la pantalla.

Sin embargo, no vemos que Han Solo crezca a través de la historia, aunque vemos las posibles causas de su cambio de personalidad hacia lo que conocimos en las primeras entregas de ‘Star Wars’.

Respecto al resto del elenco, Donald Glover en el papel de Lando nos entrega un personaje plano, con poco carisma y mucho más vanidoso que el original. Emilia Clarke no sorprende en su papel de interés romántico, aunque logra generar algo de curiosidad y sentimientos encontrados hacia Qi’ra (el personaje que interpreta).

No me puedo ir sin hablar del papel de las mujeres en esta película, que tienen cada vez más importancia en esta saga. Por ejemplo, L3 es un androide femenino y aunque tiene sus momentos chistosos, los productores no llevan al extremo su personalidad. Además, hay una mujer líder de una organización.

Aunque no es nuevo que Disney presente mujeres en roles y personalidades de poder en la nueva etapa de ‘Star Wars’, hay que reconocer el esfuerzo al hacerles un espacio más grande en una película en la que sus personajes principales son en su mayoría hombres.

Imagen: Capturas de pantalla.

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

View all posts

2 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • «Alden Ehrenreich no trata de ser un Harrison Ford en el papel de Solo, le da su propia interpretación,»

    Y ya con eso se entiende claramente por qué esta peli no es lo que los nostalgifans esperan, quieren algo que tenga sabor, olor y color a los años ’70, pero esta va mucho más allá de ese cliché, busca ser algo distinto a lo que ya se conoce.

  • De lejos la peor película de star wars, le doy un 2/5 , muy aburrida y sin ningún sentido, sobraba en la saga.

Relacionados

Archivos