Evaluación: ‘Foxcatcher’

Featured Video Play Icon

La fuerza de muchos filmes está en transmitir experiencias, sensaciones y sentimientos. Cuando acudimos a la sala de cine para presenciar una cinta esperamos que las imagenes, personajes y escenas nos hagan sentir cosas. Sea por la emoción por una escena de acción bien armada, la tristeza con la muerte de un personaje que conocimos por menos de una hora, la ira ante un antagonista que no soportamos, la empatía frente un protagonista que piensa parecido a nosotros, o simplemente la alegría o risa tras un diálogo astuto o una situación graciosa.

¿Pero qué sucede cuando la película nos bombardea con otro tipo de sentimientos? No alegría, ira, risa o emoción. Nos transmite incomodidad. Qué sucede cuando las características de los personajes, como su personalidad, lenguaje corporal y sus palabras simplemente nos desubican y nos hacen sentir incómodos.

Dos actores que nos muestran una cara distinta.
Dos actores que nos muestran una cara distinta.

‘Foxcatcher’ tiene justamente ese efecto. Nos hace sentir incómodos. No con sangre o escenas llenas de intensidad visual, sino silencios, gestos, acaso un par de palabras y mucho de tensión. Y eso es totalmente aplaudible: buscar, entre el drama, la tristeza y el patetismo, la mejor excusa para desacomodarnos.

El gris panorama

No uso la palabra gris como algo negativo. Este es un drama duro e incómodo. Un drama pintado prácticamente de gris y azul oscuro. La trama gira en torno a Mark Schultz, un campeón olímpico de lucha libre. Interpretado por Channing Tatum, es un personaje que ha llegado al máximo de su carrera, y ahora solo se encuentra dando vueltas en círculos.

Esto cambia cuando es contactado por John du Pont, un excéntrico multimillonario que quiere patrocinar al equipo de lucha libre de Estados Unidos. En la historia también entra David Schultz, hermano de Mark, que también entrará a ser parte del sueño de du Pont. Todo está basado en hechos reales.

La formula Miller

El director de ‘Foxcatcher’ es Bennett Miller, una cara reconocida en las premiaciones de cine. La carrera de este director está compuesta por solo tres filmes, pero todos han sido nominados a distintos premios y se han mantenido como obras reconocidas. Su primera película fue ‘Capote’, que muchos consideran el mejor papel del difunto Philip Seymour Hoffman. En su segundo filme, ‘Moneyball’, descubrimos que Jonah Hill no era solo un actor de comedias (de paso Brad Pitt entregó una excelente actuación), sino que tenía potencial para aspirar al Óscar. Ahora sigue el turno para ‘Foxcatcher’. Y Miller lo hizo de nuevo.

El personaje de Carell es muy interesante.
El personaje de Carell es muy interesante.

El director tiene una gran habilidad para sacar lo mejor de su elenco. Sus historias se sostienen por dos factores: personajes y actuaciones. Ambos están entrelazados de una forma simplemente encantadora y atrapante. ‘Foxcatcher’ prácticamente triplica esa formula con Steve CarellChanning Tatum y Mark Ruffalo. Entre los tres, me atrevo a afirmar que el mejor es Tatum, sorprendiendo con su papel en el filme y entregando las mejores escenas de la cinta.

Con Carell y Tatum, dos actores acostumbrados a la comedia, Miller realiza toda una transformación y nos recuerda que ambos tienen una cara fuerte para presentar en el género del drama. Por su parte, Ruffalo entrega otra de sus grandes actuaciones, pero siguiendo esa fórmula del director: personajes llenos de silencios, pero que dicen mucho con su lenguaje corporal.

Miller no solo pone su firma en los actores. También lo demuestra con los colores de su película: grises y tonos oscuros. Además, los silencios y escenas sin ninguna musicalización ayudan a elaborar la tensión.

Lo positivo de la incomodidad

Como señalé, los filmes de Miller tienen su fortaleza en sus personajes y sus actores. Esto se logra capturando de la mejor forma una serie de gestos y movimientos que construyen al protagonista y se sienten comunes para el espectador. Pero no comunes en el sentido de simples u ordinarios. Comunes como algo que raya con el patetismo del diario vivir. De esos momentos en que la vida no puede ser más monótona y menos interesante, y por lo tanto, muy personal.

Le película tiene varias nominaciones al Óscar.
Le película tiene varias nominaciones al Óscar.

Los personajes de Tatum y Carell se mueven en ese terreno. A pesar de ser diferentes (distintas edades y clases sociales) comparten esa incapacidad de relacionarse con los demás, y por lo tanto una soledad que prácticamente transpiran. La interacción entre ambos está llena de ese sentimiento de incomodidad. Al verlos en pantalla, ante esos fracasos cotidianos que enfrentan cada uno a su manera, sentimos que no podrían llegar más bajo, y ese malestar que nos generan está totalmente medido por el guión, la dirección y el actor. El resultado es muy bueno.

Hay que recordar que esta es una historia real. Pero es muy probable que nunca antes hayas escuchado de los eventos que nos cuenta la cinta. Por ello, la fuerza del patetismo (de sus personajes y algunas situaciones) aumenta. Estos hechos no cambiaron al mundo, pero gracias a la fórmula de Miller –fortalecer la narración con personajes– no se pierde impacto por ello.

Algo lento que deja cosas al aire

Como varias de las cintas que tienen nominaciones al Óscar (y todas las películas de Miller), esta se basa en hechos reales. Puede que algunos aspectos sean fieles a la realidad, pero eso no quiere decir que estén bien narrados en pantalla. Eso sucede hacia el inicio del tercer y último acto de la película, donde el ritmo lento de Miller empieza a cobrarle al espectador. Algunas escenas se sentirán alargadas y hasta innecesarias, e hicieron la película más extensa de lo necesario.

Miller sabe exponer de gran forma a sus personajes.
Miller sabe exponer de gran forma a sus personajes.

El personaje de Tatum perderá la importancia con la que inicia, y, por lo tanto, se sentirá un vacío en la trama. Perder al personaje principal (con el cual empezamos la cinta y conocimos la historia) deja a la cinta un poco incompleta. Por ello, la conclusión del filme –aunque es igual de dura que muchas de las grandes escenas– puede sentirse rápida, pues deja algunas cosas sin explorar y no ofrece suficiente atención a las motivaciones finales.

En general, la película tiene un ritmo lento. Algo que es justo para la historia, personajes y escenas, pero a muchas personas eso no les gusta. Yo no lo considero así, pero no puedo negar que ese ritmo puede afectar la experiencia para algunos.

‘Foxcatcher’, a pesar de su último acto y algunos problemas de su ritmo, es una película que logra algo que muchas no pueden: generar una incomodidad medida y calculada. Combina personajes atrapantes y un poco repulsivos, actores que dan lo mejor de sí y un director que entiende el tipo de historia que tiene en manos.

La más reciente película de Miller es una pieza bien armada y que merece las nominaciones que ostenta en los Óscar a mejor director, actor de reparto y actor principal. Alguna de esas estatuillas se debe llevar.

Imágenes: Página oficial en Facebook de la película

Camilo Martínez

Camilo Martínez

Viviendo dentro de las cuatro líneas que arman una viñeta, transportándome en los fotogramas de las películas más clásicas o del cine más explosivo, leyendo desde literatura de ciencia ficción desechable o las obras hechas para el bronce. Básicamente amante ciego de las historias, sea en pantalla o papel, buenas o terribles. Profesional en comunicación social y periodismo del Politécnico Grancolombiano, he colaborado con medios como Caracol Radio, Cartel Urbano, Diario ADN y RCN Televisión.

View all posts

4 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Buenas tardes, la critica de la pelicula me parece que es buena y concuerda con lo que en lo personal yo vi, pero la redaccion creo que puede mejorar un poco por ejemplo en esta frase «No alegría, ira, risa o emoción.» creo que hay redundancia ya que la alegria y la ira son emociones , asi estemos acostumbrados a usar la palabra emocion como referencia a sentirnos exaltados. tambien me encontre con la palabra incomodidad varias veces lo cual me hizo sentir incomodo leyendo el texto, creo que se podrian usar mas sinonimos.

    Igual como lo dije anteriormente la critica es buena asi como se da palo tambien hay que felicitar cuando se hace un buen trabajo, yo critico su critica con un 4.0.

    • Creo que la palabra incomodidad simplemente se agarró fuerte en mi cabeza. Gracias por su calificación de esta calificación.

  • Buenas tardes, la critica de la pelicula me parece que es buena y concuerda con lo que en lo personal yo vi, pero la redaccion creo que puede mejorar un poco por ejemplo en esta frase «No alegría, ira, risa o emoción.» creo que hay redundancia ya que la alegria y la ira son emociones , asi estemos acostumbrados a usar la palabra emocion como referencia a sentirnos exaltados. tambien me encontre con la palabra incomodidad varias veces lo cual me hizo sentir incomodo leyendo el texto, creo que se podrian usar mas sinonimos.

    Igual como lo dije anteriormente la critica es buena asi como se da palo tambien hay que felicitar cuando se hace un buen trabajo, yo critico su critica con un 4.0.

    • Creo que la palabra incomodidad simplemente se agarró fuerte en mi cabeza. Gracias por su calificación de esta calificación.

Relacionados

Archivos