Evaluación: ‘Dreams’

Después de semanas de echar cabeza a ‘Dreams’ fue necesario descartar la idea de una evaluación tradicional. La razón es que, más que un videojuego, el título más reciente de Media Molecule (‘LittleBigPlanet’, ‘Tearaway’) es una plataforma para apreciar, aprender y maravillarse con la fuerza creativa que tiene el desarrollo de videojuegos. Más que nunca, en esta evaluación es necesario olvidar la calificación y entender que lo que ofrece no es para todo gamer, pero todo jugador sí debería al menos experimentar durante 30 minutos algunas de sus creaciones.

‘Dreams’ se describe como un juego tipo sandbox, con libertad creativa infinita. Pero siento que esta descripción es corta para identificar lo que realmente es. En mi experienci, es más el hibrido entre una plataforma de creación artística, combinada con una red social. También me parece adecuada la descripción que muchos otros han utilizado de ‘el YouTube de los videojuegos’. El juego básicamente invita a las personas a crear sus propios títulos o piezas de arte, pero también a disfrutar de lo que otros han hecho.

Un mundo creativo

dreams

Me sinceraré y diré que de todo mi tiempo en ‘Dreams’, pase muy pocas horas en su modo creativo. Y es importante aclarar que la principal razón está más en mi incapacidad por crear mundos o piezas artísticas, que en las herramientas que entrega el juego. La primera recomendación que sí entregaré es que antes de lanzarte a idear tus piezas, aproveches la ‘campaña de juego’ con el nombre de ‘Art’s Dream’, que no es otra cosa que un juego diseñado por Media Molecule para que entiendas los elementos más importantes. Aunque no es realmente una campaña en el sentido estricto de que haya desafíos por completar, lo que sí permite es entender los elementos más básicos del juego.

Porque al ser un título que quiere entregar todas las herramientas para que crees (o recrees) tu propio videojuego, la cantidad de herramientas y opciones puede resultar abrumadora. Al menos así se sintió en las primeras horas de juego, con una cantidad de opciones que pueden despistar o atemorizar a aquellos como yo. Los tutoriales, por suerte, son unas clases bastante prácticas para entender algunos de los conceptos más básicos, aunque solo aquellos que jueguen durante cientos de horas podrán entender cómo aprovechar al 100% lo que este título tiene para ofrecer.

La única queja en este punto son los controles. ‘Dreams’ ofrece 3 opciones para poder manejar, pintar y crear sus mundos. Una de ellas utiliza los controles de movimiento, que por desgracia no tengo (como, asumo, la mayoría de los usuarios), así que mi experiencia se limitó a los análogos. En general es posible navegar con ellos, pues también utilizan los sensores de movimiento. Pero no resultan muy confiables para aquellos que quieran poner pequeños detalles a sus juegos u obras de arte.

El universo de ‘Dreams’

Como mencioné antes, en un acto de sinceridad, pasé la mayoría de mi tiempo en el área de exploración de ‘Dreams’ jugando las obras de otras personas. Y cuando afirmé que este título es una versión de ‘YouTube’ para los videojuegos es porque se trata de una comparación acertada en niveles diferentes. Para empezar, Media Molecule creo una interfaz bastante limpia y fácil de seguir para ver las creaciones de otras personas. El reto no está en los juegos, sino en despertar de la enorme librería que ofrecen y no terminar pasando de uno a otro para ver qué tienen para ofrecer.

Y es que el ‘Dreamverse’ (que es el nombre de la sección en la que encuentras las creaciones de todas las otras personas) está lleno de listas de reproducción que hacen navegar mucho más fácil la librería vasta que tiene para ofrecer.  Puedes encontrar juegos, videos musicales, obras de arte… en realidad el espectro de creaciones es tan amplío que es muy fácil saltar de un mundo a otro, siempre encontrando algo diferente en formato, estilo de arte o propósito.

De hecho, lo único malo de esta librería es que, después de ver la capacidad y talento de otros jugadores, hay un sentimiento de falta de creatividad al ver las posibilidades que todavía no has descubierto. Hace poco me encontré con una reconstrucción del, todavía no lanzado, ‘tráiler de ‘Ghost of Tsushima’ o un nivel de ‘Crash Bandicoot’. Por supuesto, se trata en la mayoría de casos de reconstrucciones imperfectas, pero el solo hecho de que exista una plataforma que permita este tipo de creatividad merece elogios solo por el hecho de entregar esta herramienta.

¿Para quién es ‘Dreams’?

Que exista una plataforma con la escala, libertad y cantidad de herramientas como ‘Dreams’ es algo que parece casi imposible. Mientras más recorro sus galerías, más me atrevo a crear pequeños mundos y superar mi complejos, más me sorprendo con el hecho de que un juego así exista.

Puede sonar como un cliché, pero es claro que ‘Dreams’ no es para todo el mundo. Aquellos que disfrutan recreando mundos, aquellos que quieren aprender más del desarrollo de juegos, aquellos con una creatividad que no tiene límites podrán sacar provecho máximo a la caja de arena que ofrece este título. De hecho, en lo personal considero que se trata de una herramienta bastante lúdica para entender algunos de los elementos importantes en el desarrollo de niveles, de manera similar a la que funciona ‘Super Mario Maker’.

Aquellos que como yo se sienten un poco acomplejados por su creatividad en lo que a la creación de mundos respecta todavía tienen razones para ingresar al mundo de ‘Dreams’, aunque sin duda su encanto se ve limitado al cortar a 50% la razón para hacer la inversión en él.  Pero la variedad de contenido que tiene para ofrecer puede compensar la inversión, siempre que tengas presente que lo que vas a disfrutar no son títulos 100% pulidos, sino experiencias variadas.

Imágenes: captura de pantalla

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.