Evaluación ‘Detective Pikachu’

Featured Video Play Icon

¿La primera película de ‘Pokémon’ en ser llevada a la pantalla grande es sobre ‘Detective Pikachu’? Es seguro que muchos tuvieron la misma reacción ante el anuncio de Warner Pictures. La adaptación del juego (que en ese momento solo se había liberado para Japón) parecía más el intento por utilizar una licencia oscura, que un acercamiento sincero en llevar el mundo de Pokémon a la pantalla grande. Es una reacción común. Los estudios suelen subestimar el cariño y complejidad de los videojuegos. En su afán por llevar a gamers a las salas de cine, crean adaptaciones que rara vez complacen a aquellos que han seguido esas historias por las campañas largas. La historia de los live action es todavía más desastrosa, con ejemplos como ‘Super Mario Bros’ o ‘Doom’.

Pero pese a esto, la cinta consiguió despertar el interés gracias a la elección brillante de Ryan Reynolds como la voz de ‘Pikachu’ y un tráiler que mostró que era posible llevar a los Pokémón al mundo real y que siguieran siendo tan adorables como siempre. ‘Detective Pikachu’ tiene como centro a Tim Goodman (Justice Smith) un antiguo entrenador Pokémon que se encuentra con un Pikachu parlante y sin memoria, mientras que busca a su padre desaparecido. Siendo él la única persona capaz de entender al Pokémon, el dúo se involucra en un misterio mayor.

‘Detective Pikachu’ es una buena película, pese a sus múltiples fallas. Su mayor encanto está en traer al mundo real las criaturas del mundo de Pokémon, darles una personalidad y ese sentido de maravilla que es característico de la franquicia. También tiene a su favor el entregar una historia que es fácil de seguir, incluso si por momentos confunde esta virtud con ser simple. Su mayor defecto está en una serie de protagonistas y villanos que, de alguna manera, se sienten más artificiales que las criaturas extrañas que recorren las calles de ese mundo Pokémon.

El sueño de todo maestro ‘Pokémon’

Detective Pikachu

Como alguien obsesionado con la franquicia de Nintendo, ‘Detective Pikachu’ cumple uno de esos sueños de niño que incluso hoy resultan emocionantes: un mundo en el que estas criaturas se vean tan reales como los animales en el mundo real. ‘Detective Pikachu’ cumple a la perfección esta meta, entregando escenarios en los que el ojo se esfuerza por detectar cada nueva criatura que se esconde en un plano.

Para un fan de la franquicia, está la emoción de identificar y descubrir a los Pokémon en la pantalla. Ver a un Torterra aparecer del suelo, un Comfey volando en el aire o un grupo de Bulbasaurs caminando por un río es un regalo para los maestros Pokémon que sentimos un aprecio especial por ver estas criaturas sentirse más reales que nunca.

También hay que reconocer que hay un esfuerzo interesante por adaptar ciertos diseños que resultan problemáticos, como es el de un Gengar o Mr. Mime, pero que para término del filme funcionan muy bien. Es claro que la cinta entiende que el mayor encanto no estaba en su historia, sino en poder representar las criaturas de manera que no se sintieran únicamente como CGI. Para suerte de ‘Detective Pikachu’, este es el caso la mayoría del tiempo.

Un misterio que puede ser resuelto hasta por un Pikachu

Es una fortuna que los Pokémones de la cinta tengan este encanto, porque compensan los puntos más débiles de la historia del filme. ‘Detective Pikachu’ es una cinta que se encuentra en el limbo de estar dirigida a los adultos nostálgicos, pero querer entregar una historia sencilla y familiar que pueda ser entretenida para toda la familia. Por desgracia, Warner malinterpreta este último punto y el resultado es un misterio que carece de cualquier encanto para estar interesado.

El mayor problema está en que los giros que propone se ven venir desde metros de distancia. La cinta es tan predecible, que no es necesario un Pikachu detective para saber cómo va a terminar. A esto se suma una historia que realmente no tiene a su favor en términos de creatividad u originalidad, sino que usa el movimiento de ‘reciclaje’ (chiste obligatorio para todos los que juegan ‘Pokémon’) para traer de regreso una trama que no solo es vieja en el cine, sino en las adaptaciones de videojuegos.

También resulta sorprendente que en una franquicia que es reconocida por sus temáticas de compañerismo, conexión con estos animales, la historia se dedique más bien poco tiempo a hablar de la relación entre las criaturas y sus maestros, enfocándose en una historia que no tiene el encanto o emotividad requeridos para atraer de la manera que es necesaria.

También sufre de una conclusión que no funciona, principalmente porque carece de tensión y es rehén de los problemas con sus personajes principales (de los que vamos a hablar a continuación):

‘Detective Pikachu’ usa personajes humanos: es poco efectivo

Aunque los Pokémones de la cinta son las estrellas, los humanos que la protagonizan no tienen la misma suerte. La mayoría de esos carece del encanto necesario para sobresalir tanto como las criaturas de ese mundo. El protagonista solo tiene a su favor ser un buen compañero de bromas para el Pikachu de Reynolds, pero nada más. Y Lucy Stevens (Kathryn Newton) tampoco se destaca por mayor cosa que tener a un Psyduck que se roba la atención durante uno de los actos del filme.

Pero el mayor problema está en el villano principal de la historia. Sin entrar en mayores detalles para evitar spoilers, cuenta con una motivación que es bastante fiel a la mayoría de juegos, refiriéndonos a que es un tipo malo, que quiere hacer algo bueno por el mundo, pero aun así actúa de manera exagerada como el villano de alguna obra de teatro de secundaria. En ningún momento hay algún tipo de conexión o interés en él y el acto final lo convierte en algo así como un enorme  chiste.

Esta es la gran falla de ‘Detective Pikachu’. Mientras que la cinta consigue que sus monstruos se vean como algo familiar y cercano, entrega personajes humanos que, por el contrario, se sienten artificiales y exagerados. Los protagonistas y villanos de esta historia terminan por ser las verdaderas caricaturas.

El humor que levanta la historia

No confundan mi problema con la historia y personajes con una afirmación de que ‘Detective Pikachu’ es una mala elección para ir al cine. Incluso con estos problemas, es fácil pasar un buen rato en las salas de cine. La cinta cumple con su propósito de ser entretenida, incluso si su historia no tiene las mejores cualidades.

Una de las razones está en su humor. ‘Detective Pikachu’ usa al máximo la voz de Reynolds para entregar momentos que hacen reír y funcionan dentro de la cinta. De hecho, el mayor logro es que nunca se siente extraño ver a este Pokémon hablar, hacer chistes o quejarse de la situación. Y recordando el tiempo en la sala, la gran mayoría de las risas provienen de sus interacciones con este mundo.

‘Detective Pikachu’ no es la cinta terrible que muchos esperaban, pero tampoco rompe la maldición de las adaptaciones de videojuegos en la pantalla grande. Todavía falla en cumplir el elemento que otras adaptaciones tampoco han seguido sin entender, y es entregar una historia que no se alimente únicamente de las referencias y la nostalgia. Por desgracia, eso es todo lo que tiene este Pikachu por entregar.

Imágenes: Warner Pictures.

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos