Evaluación: ‘Daredevil’ temporada 3

Featured Video Play Icon

‘Daredevil’ fue la serie con la que Netflix se probó como productor de shows basados en héroes. Hasta el momento, los vigilantes de estos cómics se habían limitado a series animadas en la TV. Así, se trataba de una apuesta muy grande por parte del servicio de TV digital. Sin embargo, la plataforma no solo probó su valor, sino que además abrió las puertas para que otros personajes como Luke Cage, Jessica Jones, Frank Castle y Danny Rand tuvieran su oportunidad de brillar también. Dos temporadas después, ‘Daredevil’ ha mantenido la consistencia y calidad que encantó a los fans.

Los eventos en la nueva temporada de este show toman lugar después de ‘The Defenders‘. Luego de sobrevivir de milagro, nos encontramos con un Matt Murdock destrozado física y mentalmente. Así, la nueva tanda de capítulos de Netflix pretende explorar un lado más oscuro del personaje. Sin su fe en Dios o la justicia, Daredevil pone en duda su papel como héroe. Todo esto, al tiempo que Wilson Fisk comienza a desvelar su plan para salir de la cárcel y retomar el poder sobre todo Nueva York.

‘Daredevil’ comprueba, una vez más, por qué es uno de los niños consentidos de Netflix. La nueva temporada supera la calidad de sus antecesoras, y este es un elogio enorme. Tiene unas escenas de acción que son dinámicas, atrevidas y te mantienen pegado a la silla. Sus villanos son espectaculares a su propia manera, mostrando todo lo que pueden hacer y presentado una amenaza real para el vigilante. Hay una evolución en todos sus personaje y en aunque tiene 12 episodios, no se siente que algún capítulo sobre, sino que mantiene el vilo hasta el último momento. Lo que es mejor, deja espacio para sigamos que acompañando al diablo de Hell’s Kitchen por mucho más.

¡Boxeo y narices rotas!

Daredevil

Es curioso cómo, de todas las series de Marvel, Daredevil ha logrado pulir mejor la fórmula de una pelea de héroes para televisión. Combinando elementos de boxeo con la habilidad de Matt, el show ha conseguido combates que son, en iguales partes, fluidos y brutales. Esta temporada, dicha técnica se utiliza al máximo y, como resultado, consigue momentos que son memorables.

Por ejemplo, hay una escena que tiene lugar dentro de una prisión. Se trata de una toma larga consecutiva que sigue a los involucrados a través de pasillos, enfermerías, pabellones usando luz, oscuridad y los objetos para crear un dinamismo asombroso. El nivel técnico y detalle puesto en este combate está al nivel del de producciones para la pantalla grande, creando la sensación de tensión al mismo tiempo que muestra por completo las habilidades de uno de los personajes. Aunque este momento, a nuestro parecer, es el mayor pico en Daredevil, hay muchos otros que fácilmente pueden destacar.

Es gracias a la genialidad de las escenas de acción que la serie mantiene un buen balance entre drama, suspenso y emoción. Las series de héroes a menudo escapan de este tipo de momentos, pues dadas las habilidades de sus personajes es costoso producirlas y a menudo se sienten falsas. Daredevil, por otro lado, consigue que Matt Murdock use su conocimiento en boxeo y sus reflejos increíbles para convencernos de que él, más que nadie, merece llevar por tercera vez la máscara de Daredevil.

Fisk y compañía: lo mejor de Daredevil

Tan bueno como su héroe son los villanos de la tercera temporada. Uno de ellos regresa por tercera ocasión y está vez retoma su lugar como el principal antagonista: Fisk. Desde la primera temporada, este personaje se ha robado la mayoría de los elogios de fans y críticos. La razón está en que Vincent D’Onofrio (el actor que lo interpreta) logra capturar a la perfección la esencia de este villano. Cuando muchos podrían ver el tamaño y ‘gordura’ del Kingpin como algo difícil de presentar como amenaza, el actor ha conseguido capturar la furia y brutalidad psicótica de este rey del crimen.

En la más reciente temporada queda, más que nunca, claro porque él es uno de los villanos más grandes de Marvel Cómics.’Daredevil’ expone la inteligencia y frialdad de Kingpin. A cada paso se muestra más su capacidad de corromper y controlar, al punto que resulta creíble el hecho de que es ‘invencible’. Esto es algo que incluso con lo que las películas de Marvel tienen problemas: un enemigo que resulte una amenaza. La actuación de D’Onofrío explora esa mentalidad de Fisk de creer que él tiene derecho a la ciudad: su forma de hablar, su frialdad al dar ordenes o su brutalidad.

‘Daredevil’ introduce a otro villano (cuya identidad nos reservamos, para aquellos que desean evitar los spoilers). Aunque la serie se toma más de una libertad con sus orígenes, los cambios tienen lógica dentro de la historia y en ningún caso lo hacen menos peligroso. Eso sí, la serie usa todos los recursos posibles para mostrar al máximo las habilidades de este nuevo némesis. Esto, combinado con el detalle técnico de las escenas de pelea, dan como resultado un enemigo que queremos ver mucho más en la pantalla chica.

Te puede interesar: Evaluación ‘The Punisher’

Deja salir el diablo… más o menos

Uno de los principales temas en esta nueva temporada es la pérdida de fe de Matt. Después de muchas pérdidas, el peso de su rol como vigilante pone a prueba sus códigos. Así, la serie explora maneras de abordar esta crisis de identidad. Los primeros episodios entregan a un Daredevil más dispuesto a romperles los huesos a los criminales y menos abierto a perdonar.

Uno de los problemas con las sagas de identidad de los héroes es que, a menudo, se sienten más como un arco de relleno que un punto de prueba. Por lo usual, hacen más lentas otras historias o se quedan estancadas en las quejas del enmascarado. ‘Daredevil’ logra esquivar la gran mayoría de estos males propios de ‘el héroe que se vuelve malo’. Una solución que encontró la historia para hacer más amenos estos ‘debates de moral’ es hacer que Murdock enfrente sus demonios en conversaciones mentales que el espectador puede ver. También ayuda el que en vez de debatir, veamos al vigilante entrar en acción y mostrar sus facetas más brutales.

Pero esto no es una copia de ‘Shadowland’ (una famosa saga de ‘Daredevil’ en los cómics), así que aquellos que esperan ver a Matt irse por completo al lado oscuro, pueden llevarse una decepción. Otro problema está en que, aunque durante los primeros episodios su actitud y motivaciones parecen estar a la par con esa idea de ‘dejar salir el demonio’, para el final de la serie comienza a haber unos cambios y contradicción en acciones que ponen en jaque todo el arco anterior. Es por esto que muchos no quedarán del todo satisfechos con la faceta de Daredevil como vigilante sangriento.

Sobre Karen y Foggy

La nueva temporada de ‘Daredevil’ se encarga de explorar a fondo, no solo a Matt o sus villanos, sino también a personajes secundarios. Karen Page tiene mucho tiempo en la pantalla y una buena parte de la serie está centrada en que el espectador conozca más sobre ella. Tenemos la oportunidad de entender mejor sus demonios, así como conocer más sobre su pasado (que, hasta el momento, ha permanecido oculto, incluso para sus compañeros). También agrada que esta relevancia no esté sujeta a que sea el interés romántico del héroe, sino que la propone como algo más que la damisela en apuros.

Te puede interesar: «Si por  mi fuera, sería ‘Daredevil’ hasta los 60» Charlie Cox

Foggy Nelson también cobra una relevancia enorme en la temporada más reciente. La razón es que mientras Matt y Karen pasan por dos arcos oscuros y llenos de dudas morales, él consigue lidiar con el problema siguiendo sus propios métodos. Este abogado logra momentos de humor y positivismo, que reducen el tono dramático de la serie y le dan un balance que permite que no todas las historias se sientan igual. En cierta manera él consigue (por sí solo) ser un contrapeso para todo el tono más pesado de las otras subtramas y es posible que sin su arco ‘Daredevil’ fuera un poco más densa y aburrida esta temporada.

En resumen: ‘Daredevil’ sigue siendo el rey de Marvel TV y un ejemplo para lo que se puede hacer con este tipo de historias. Ahora que ni los vigilantes en la caja chica parecen estar a salvo de ser cancelados, esperamos que el chasquido de Thanos haya salvado a este héroe.

Imágenes: Netflix

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos