Evaluación: ‘Dallas Buyers Club’

Featured Video Play Icon

¿Qué haría si lo diagnosticaran con una enfermedad terminal y le dieran solo unos días de vida? Creo que es una pregunta que muchos han hecho. Las respuestas varían entre pasar más tiempo con la familia, vivir una vida alocada, encontrar una religión verdadera o simplemente abandonarse a la depresión y la soledad.

Debo admitir que siempre llego predispuesto a ver una película ‘basada en hechos reales’. En general terminan decepcionándome. Suelen hacer sufrir a los personajes más de lo necesario y se tornan muy amarillistas. En otras ocasiones los vuelven muy lastimeros para que se justifiquen todos sus actos y se tornan aburridas. Pero ese no fue el caso en esta entrega.

Mejor que la medicina prepagada

Dallas Buyers Club’ cuenta la vida de Ron Woodroof (Mathew McConaughey): un electricista sureño, homofóbico, alcohólico, estafador y mujeriego. El texano es diagnosticado con HIV y SIDA, y los médicos le dan solo 30 días para vivir. En ellos pasa por todas las etapas que mencioné arriba, pero logra abrir los ojos y busca una manera de mantenerse vivo lo más que pueda. Es así donde encuentra una manera heroica –y potencialmente ilegal– de ayudar a otros pacientes diagnosticados con la enfermedad.

Una pareja de negocios.
Una pareja de negocios.

Jean-Marc Vallée le da a su protagonista el balance entre el inevitable sufrimiento que cualquiera recibiría ante una enfermedad terminal y la fuerza, que le permite mantener su cara en alto para ayudarse y ayudar a los demás. En ningún momento hay más lagrimas de las necesarias, ni un impulso por volver el mundo un planeta rosa donde no hay dolor; la película se encarga muy bien de mantenernos anclados a una realidad con altibajos.

002Esto hace que el mayor logro del director sea la forma tan sencilla en la que lleva a su personaje a través de la soledad, la lucha, la simpatía y la voluntad por no dejarse caer. A pesar de que la mayoría de personajes son fugaces, y de que las situaciones son simples, la historia casi siempre está bien armada, y mantiene atento al espectador durante 117 minutos.

Lo único que parece arbitrario en la historia es la relación de McConaughey con Jennifer Garner. Abren una subtrama que parece importante, luego la olvidan y al final vemos que de alguna manera se resolvió, pero nos quitan mucho tiempo de algo que valía la pena conocer más.

Hablando de los aspectos técnicos, la película tiene un buen uso de arte y fotografía. La imagen simula el tono empastelado de las películas de los ochentas. Las escenas se mueven entre tonos rosas y azul y amarillo bebé, característicos de la época. La caracterización de personajes fue impecable, con un aplauso adicional para el travestido Jared Leto.

La música es bien utilizada para la transición entre escenas y uno que otro momento emocional, pero no fue sobreutilizada como en otros dramas de su clase. Esto permitió que la banda sonora se acoplara bien y fuera al ritmo de las imágenes.

Así es el club

Probablemente el elemento que más se destaca en la película es la actuación de sus actores principales. Todos se meten a fondo en su rol y tienen transformaciones fuertes a medida que avanza la historia.

Matthew McConaughey interpreta a Ron Woodroof, el protagonista de la historia. Desde un principio está en su rol de texano machista y avaro. Con sus miradas, el actor es capaz de mostrar el asco profundo que Woodroof siente por los homosexuales. A medida que su personaje se transforma toda su expresión corporal se adapta y nos hace sentir cuando tiene simpatía, cuando se debilita, cuando está a punto de caer, cuando se frustra, cuando se resigna a algo y cuando manda a los agentes de la FDA “a joderse y hacer su jodido trabajo bien”.

El papel y la caracterización de Leto es impecable.
El papel y la caracterización de Leto es impecable.

En esta misma línea Jared Leto interpreta el papel de Rayon, un travesti homosexual que esconde su dolor en la diversión y las drogas. El actor sabe llevar su personaje de manera femenina sin exagerar ni convertirse en un estereotipo. Por lo general siempre se presenta como un travesti alegre que puede recibir cualquier golpe de discriminación sin problema, pero luego salta a relucir el trabajo actoral en los momentos de desesperación y dolor por los que el pasa personaje.

Los personajes complementarios van y vienen para mover la historia o crear conflicto a los protagonistas. De ellos, el más destacado es Steve Zahn, quien pasa por un momento de transición similar al de McConaughey. La actuación de Jennifer Garner deja mucho que desear, aunque la falta de desarrollo en la relación de Woodroff y la doctora ayuda a que su personaje pierda valor.

¿Palomitas en combo o de microondas?

Un hombre de negocios con poco tiempo.
Un hombre de negocios con poco tiempo.

‘Dallas Buyers Club’ es un buen recuento de vida que lo hará reír, luego soltar un par de lagrimas y luego inclinarse en la espera de que todo salga bien al final. La actuación de los personajes sumerge al espectador en la historia sin necesidad de irse al extremo amarillista o demasiado optimista, lo que hace que la trama se sienta más real y lo motiva a comprometerse en ella.

La historia tecnicamente está bien narrada, y el único cabo suelto que nos debe es la historia entre Woodroof y su doctora. Es una película que no necesita muchas palabras para demostrar por qué está nominada al premio de la Academia.

Véala en la sala de cine con palomitas y gaseosa. Y si se encariña con ella, compre el Blu-Ray o DVD para una noche de películas con amigos o familia.

Sergio Fabara

Sergio Fabara

"La curiosidad mató al gato" es el refrán más hermoso que existe, aquel gato murió buscando algo por lo que vivir. Y así mismo, probablemente moriré en la búsqueda de saciar mi curiosidad con el mundo. Me gusta mucho el cine asiático, los romances de Wong Kar-Wai, y los monstruosos personajes de Takashi Miike. Me encanta pokemon y megaman, y debo decir que la influencia que tengo por parte de los videojuegos y el anime han influenciado mucho como veo la fotografía y el cine. Y ahora entro aquí a ENTER.CO, buscando conocer nueva información sobre este mundo, y escribirla en imágenes. Me gusta el chocolate blanco.

View all posts

4 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • A DiCaprio la academia le «debe» una estatuilla pero con el papelazo y la caracterización tan brutal que se faja McConaughey se le está empapelando ese premio

  • A DiCaprio la academia le «debe» una estatuilla pero con el papelazo y la caracterización tan brutal que se faja McConaughey se le está empapelando ese premio

  • Si les queda tiempo sería bueno una evaluación a «12 years a slave», hace rato no salia de una pelicula con ojo aguado y nudo en la garganta. Brutal y para oscar

  • Si les queda tiempo sería bueno una evaluación a «12 years a slave», hace rato no salia de una pelicula con ojo aguado y nudo en la garganta. Brutal y para oscar

Relacionados

Archivos