Evaluación: ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’

Featured Video Play Icon

Antes que ‘Mario Kart’ estuvo ‘Crash Team Racing’. No es una afirmación sobre la fecha de lanzamiento o cuál juego es mejor. Es la historia de mis inicios como aficionado a los videojuegos. Viniendo de una familia de no tantos recursos, mi primera consola fue una PlayStation usada que como regalo (o compensación por los futuros problemas que tendríamos con el lente) incluía el juego de carreras de Crash. Este fue uno de los títulos que pasé con mi hermano menor, que dañaron el control, que me ganaron más de un regaño en la casa por no dormir temprano. Su ausencia es una de las razones por las que no me anime a comprar la PlayStation Classic, porque para mí ‘CTR’ es un capítulo de la memoria que está ligado a esos primeros días jugando hasta no poder más.

Después de ‘Crash Bandicoot N.Sane Trilogy’ era obligatorio sacarle una versión moderna a ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’. Los fans lo pedían, así que el anuncio de su llegada no despertó tanta emoción por la sorpresa, sino por la necesidad de tenerlo ya. ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’ sin embargo no solo moderniza las pistas y modelos de los personajes, sino que prometió actualizar un poco el juego para que estuviera más acorde a lo que vemos hoy en títulos de carreras, esto sin modificar la jugabilidad del mismo.

‘Crash Team Racing Nitro Fueled’ es un juego que sirve como máquina del tiempo. Aunque el inició costó quitar el óxido y volverse a acostumbrar a sus pistas, drifteos y atajos, al final me sentí nuevamente como pez en el agua (o bandicoot en kart). Las mejoras en el modo Nitro-fueled pueden parecer menores, pero ayudan a que el juego se sienta, en partes iguales, nostalgia y novedad. Su modo de juego, nivel de dificultad y encanto lo convierten en uno de esos imanes que los más tercos no podrán dejar hasta quedar en el primer lugar.

Recordar cómo conducir de nuevo

En unas primeras impresiones que escribí, luego de probar al demo de E3, afirmé que la sensación de conducir en ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’ se sentía tosca y algo anticuada. Aprovecho este espacio para hacer una actualización y corregir esta afirmación, pues se trata de una descripción incompleta. Lo cierto es que aquellos que no hayan vuelto a jugar el título se encontrarán con que regresar a los Karts de Crash es complicado. La jugabilidad no se tocó y las mecánicas y controles se mantiene lo más fieles posibles al título original. Esto se ve amplificado por unos controles predeterminados que no están mapeados para que aquellos acostumbrados a juegos más modernos conduzcan con más naturalidad.

Pero se trata de un choque inicial. Después de unas horas en la campaña de ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’, de practicar los miniturbos, de volver a conocer las pistas y acostumbrarse a los tiempos, el conducir regresa a ser algo natural. Es como montar bicicleta, supongo. Realmente no se puede olvidar. De hecho las peculiaridades de su sistema de conducción es lo que separan a este juego de los clones de ‘Mario Kart’.

Para empezar, a diferencia del juego de Nintendo, la barra de dificultad es mucho más alta. Esto se ve reflejado en un sistema que exige que el jugador tenga maestría en sus mecánicas si desea llegar al primer lugar. También requiere de prestar atención constante e incluso memorizar saltos que se deben hacer a tiempo, con el objetivo de no caer en la esquina o terminar fuera de la pista. Luego está el hecho de que el AI de ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’ parece haber sido alimentado con los niños rata de nuestros amigos, que lanzan misiles en pleno salto o consiguen turbos perfectos. Este es un juego que requiere de mucha habilidad y al igual que ‘Crash Bandicoot’, lo amamos por eso.

Lo bueno y lo malo de ‘Crash’ está en su crueldad

Con esto, queremos decir que el gusto por ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’ estará en gran parte limitado a lo condescendiente que seas con su nivel de dificultad. El modo de aventura, por ejemplo, no perdona que tomes algún atajo. La única manera de poder avanzar es completar todas las pistas que están disponibles, de modo que no extraña que pases un solo día intentando alcanzar el primer lugar. Aquí la posibilidad de seleccionar la dificultad ayuda, pero no tanto como uno espera.

El AI, por ejemplo, será la mayor razón para odiar a ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’. No se trata de una competencia justa, sino a menudo de una lucha de 1 VS 7 en la que la única meta del computador es usar las trampas necesarias para evitar que ganes, lo que a menudo resulta en una montonera contra ti que solo sale bien cuando dominas por completo el juego y puedes tomar una ventaja considerable de ellos. En este juego es común pasar de 1 a 8, por una combinación de combos y ayudas entre los otros competidores.

Y, de nuevo, está el que el juego realmente espere un nivel de habilidad mínimo para superar sus retos. Para los coleccionistas, esto supone una montaña todavía más alta que escalar (gracias al contenido adicional) y a menudo la necesidad de mantener la calma ante un título diseñado para retar a sus usuarios. Pero, no es mucha sorpresa,se trata de un juego de ‘Crash’. Las ganas de romper el control vienen incluidas.

Engalla mi ‘CTR’

Pero hay detalles pequeños que hacen de la experiencia de ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’ algo que vale la pena jugar. En la ‘campaña’ de aventura está la opción de jugar el modo ‘Nitro Fueled’ que entrega añadidos pequeños a la experiencia. El más importante es la posibilidad de poder cambiar al piloto y no tener que completarla con Crash. En términos de jugabilidad, es un cambio enorme pues permite que el jugador pueda disfrutar de la experiencia de la manera más cómoda, en caso de que prefiera alguien que le dé prioridad a la velocidad o uno de los personajes más centrados en control, para dominar los miniturbos.

Hablando de esto último, también cuenta con mejoras visuales que hacen más fácil dominar esta técnica. No solo está el medidor de la esquina inferior, sino el brillo de las llantas, que permite poder acertar a los tiempos de manera más frecuente. Por último, está el tema de poder personalizar la experiencia de juego agregando skins o personalizando el vehículo. Se trata de un detalle menor, pero que modifica para mejor lo que ya era una sólida y retadora aventura.

Pero también está la adición de elementos como Pit Stop, que ahora permite comprar esas Skins, personajes, pinturas para los vehículos, entre otros elementos cosméticos. Las monedas para comprar estos objetos no son difíciles de conseguir, siendo el premio por competir en cualquiera de los modos de ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’.

Modos de juego para disfrutar en ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’

Crash Team Racing Nitro Fueled

Regresar a ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’ es algo especial, porque la memoria fallaba en recordar lo grande que se sentía el juego. Primero está el reto de completar el modo aventura. Pero incluso para aquellos que todavía manejen los karts del juego con precisión, están los retos para coleccionar reliquias y tokens, el modo de batalla (que sigue siendo tan caótico como recordaba) y la adición de multijugador online. De nuevo, la adición del Pit Stop es una de las razones por las que experimentar, fallar y seguir probando y puliendo las habilidades nunca aburre, pues está el incentivo de poder desbloquear contenido pendiente.

Luego está el hecho de que el desarrollador esté atento a mantener activo el juego con los eventos de Grand Prix, en los que se puede completar desafíos para ganar Nitro Points y desbloquear todavía más personajes, elementos cosméticos y pistas. El resultado final es un juego adictivo en el que su dificultad se convierte en el motor para pasar horas al volante. ‘Crash Team Racing Nitro Fueled’ no se siente como un vehículo viejo con una nueva capa de pintura, sino un coche de remodelado con la potencia para recorrer a toda velocidad las pistas de los juegos de carreras modernos.

Imágenes: Capturas de pantalla

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos