Evaluación: ‘Black Mirror’ temporada 4

Featured Video Play Icon

Desde ‘Cuentos de la Cripta’ o ‘La dimensión Desconocida’ no habíamos tenido una verdadera antología en la televisión (‘American Horror Story’ puede ser discutida en esta categoría, pues cambia la historia cada temporada). Más importante, el género de la ciencia ficción había decaído en los últimos años en la pantalla chica, siendo remplazado por las historias de héroes. Con ‘Black Mirror’ recuperamos lo mejor de ambos mundos. Pero lo que más gustó es que se usó el formato para realizar una crítica a la tecnología. Las historias de este show retrataban la paranoia digital y nos retaban a mirar nuestras peores pesadillas virtuales.

La tercera temporada cuenta con algunos de los mejores episodios en la historia del show: ‘Nosedive’ y ‘San Junipero’, por ejemplo. En esa medida, la barra propuesta para su sucesor era bastante alta. En especial siendo el show que cerraría 2017 para Netflix. El mayor reto era enamorar al público una vez más, con tan solo seis episodios.

No hay duda, la chispa de ‘Black Mirror’ está ahí. El formato de antología todavía funciona e incluso permite que en esta temporada se entreguen ciertos homenajes y guiños al pasado. Dicho esto, esta temporada es en la que menos se siente la crítica a la tecnología y más se juega con el tipo de historias que se pueden contar.

‘Black Mirror’ consigue abordar bien subgéneros como la acción o el romance.

La paranoia no lo es todo

Black Mirror

‘Black Mirror’ se clavó en las cabezas de los televidentes a través de una directa crítica a algunos de los mayores miedos y paranoias frente a la tecnología. Pero son pocos los episodios de la más reciente temporada que comparten este espíritu.

En muchos casos se siente que los inventos y tecnologías presentados son más una excusa para contar otro tipo de historia. ‘Crocodile’, por ejemplo, es más una historia de suspenso que un relato de ciencia ficción. Si se analiza a profundidad lo mismo se puede decir de ‘Metal Head’ o ‘Hang the DJ’, que utilizan posible tecnologías para hablar de amor o dramas. Y esto no es dicho a forma de crítica. ‘Black Mirror’ consigue abordar bien subgéneros como la acción o el romance, dejando de lado un directo mensaje sobre los peligros tecnológicos.

Lo que nos lleva a la otra cualidad de esta temporada. ‘Black Mirror’ se atreve a ser un poco más ‘positiva’ sobre los avances tecnológicos que llegarán. En muchos casos la conclusión de sus episodios es que el demonio no se esconde detrás de cada nuevo chip. Y quizás este optimismo (que todavía es escaso) no sea del gusto de aquellos que aprecian más el nihilismo que demuestran algunos de los mejores episodios de la antología.

La polémica de siempre

Black Mirror

Una de las cosas más difíciles de evaluar de ‘Black Mirror’ está en el hecho de que cada uno de sus episodios sea tan diferente. Las temáticas, tonos e incluso impacto de cada historia cambian con cada capítulo. Y como resultado tienes una show que tiene la variedad necesaria para mantenerte enganchado. Cada una de sus historias tiene algo para cada persona. Hay un poco para los románticos, otro para los amantes de las distopías, un guiño para los fans de las odiseas en el espacio y un gustíco para aquellos que prefieren el horror tecnológico.

La dificultad está en que al ser tan diferentes, ciertos episodios conectarán más con ciertas personas. Por ejemplo, en lo personal encontré tres episodios que disfruté bastante y otros tres que me parecieron más bien planos. Pero también he hablado con algunas personas que encuentran méritos en ciertas historias o aborrecen otras. En este sentido, es complicado evaluar la calidad entera del show.

Si es posible aventurarse a calificar la cuarta temporada de ‘Black Mirror’ tomaré el riesgo de afirmar que es buena. En algunos momentos me sentí como si estuviera leyendo un libro, con ciertas historias que quedaron grabadas en mi cabeza. Desde el momento en que comienza la maratón es difícil abandonar la ‘lectura’. Y cuando te das cuenta estás en los créditos del último episodio, con ganas de más.

Exploración en ‘Black Mirror’

Black Mirror

Como mencionamos antes, la variedad es una cualidad admirable en la más reciente temporada de ‘Black Mirror’. Y esto no solo se puede apreciar en el tono de la serie, sino también en otros elementos más técnicos. Hay capítulos en blanco y negro que aprovechan el formato para recordar alguna película retro de horror. Otros se atreven a crear antologías dentro de antologías e incluso hay ciertos que imitan (así sea en forma de burla) algunas de las carácteristicas de programas clásicos de ciencia ficción.

Hay episodios que aterran y presentan lo peor del ser humano de maneras inesperadas.

Algunos podrán afirmar (con motivos) que ciertas historias en la más reciente temporada de ‘Black Mirror’ no son tan originales como aseguran ser. Que toman prestados elementos de clásicos y solo los transforman. O que, como mencionamos antes, utilizan la tecnología para contar relatos sin algo nuevo. Dicho esto, se debe reconocer que esta antología todavía consigue momentos en que conecta de manera brutal con el espectador. Hay episodios que aterran y presentan lo peor del ser humano de maneras inesperadas. Hay otros que entregan giros que aceleran el corazón. Quizás este efecto sea exclusivo de solo ciertos episodios, pero alegra saber que la magia todavía está ahí.

Guiños y un universo conectado

Black Mirror

Por último, una recomendación es tener los ojos y oídos atentos en su maratón de ‘Black Mirror’. En la cuarta temporada en más de una ocasión hay ciertos guiños que hacen referencia a anteriores episodios. Más importante, en ciertos casos se alude de manera directa a eventos o tecnologías de anteriores historias. Y de esa manera se crea una continuidad o cronología en ‘Black Mirror’.  

Aunque estos guiños nunca son relevantes para la trama de cada episodio, es interesante ver como la franquicia reconoce algunos de sus más populares capítulos a través de menciones o al incorporarlos en otras historias. Podemos sumar a esto las múltiples referencias a elementos de la cotidianidad, como alguien afirmando que hoy en día “ya no se encuentran colecciones de VHS porque todo está en Netflix”.

Imágenes: Netflix

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Total desacuerdo. La serie no atrapa, no «engancha», perdió la chispa, el rumbo y sus historias carecen de innovación, polémica y factor sorpresa. Desde su primera temporada Black Mirror distinguía de ser una serie con un aire a cine de autor, eso era lo que mas llamó la atención de quienes vimos la serie mucho antes de que Netflix se quedara con sus derechos. La primera temporada de Netflix (season 3) nos presenta impactantes y desconsoladas historias sobre un universo donde la pantalla negra es en si el motor de nuestra existencia. En esta última temporada, peca por alejarse de eso y se centra en los conflictos internos de un grupo limitado de individuos, si bien las historias siempre nos mostraran la perspectiva de sus protagonistas, en Black Mirror podíamos sentir como una sociedad era participe de un ecosistema lleno de tecnología casi absurda pero en su universo, necesaria. Aquí no vimos eso, aquí no vimos estética, esta ultima temporada solo puede salvarse por 1 o 2 capítulos, pero eso no está bien!. No vamos a decir que es la peor serie de la historia, pero si que NO ES una BUENA temporada.

    • Ya vi la midad de los capitulos y si uno sabe cual es el sentido de la serie los disfruta bien. para mi es como un 4/5. Pero no voy a entar a jusgar cada capitulo porque nunca veo esa serie seguida sino como desparche.

Relacionados

Archivos