Evaluación: ‘Bird Box: a ciegas’

Featured Video Play Icon

Las películas de suspenso son una receta difícil de conseguir. Un elemento mal calibrado y el resultado es un filme que es grotesco, pero no atrapa, o una historia interesante, pero que no te pone tenso. Y aunque el catálogo de Netflix está plagado de filmes de zombis, demonios y niñeras psicópatas, la productora del servicio quiso apostarle a una historia más cercana al suspenso que al horror.

El resultado es ‘Bird Box: a ciegas’. La historia plantea un mundo en el que unas criaturas aparecen un día, sin razón aparente. Si una persona las ve, entra en un delirio suicida que la obliga de inmediato a matarse. La única excepción a este caso son persona con problemas mentales, que pueden observar a estos seres sin sucumbir de inmediato a este frenesí. La historia se divide entre el pasado y el presente de Malorie Hayes, una mujer que emprende un viaje peligroso a ciegas para llevar a sus dos hijos a un refugio seguro.

El mérito que se le puede dar a ‘Bird Box: a ciegas’ es que es entretenida. La cinta consigue mantener el suspenso a lo largo de su historia y crea momentos de tensión. Está llena de lugares comunes del género, pero para su fortuna consigue manejarlos sin que perjudiquen la historia. Es un filme que no se esfuerza en explicar o razonar sus monstruos (para su beneficio) pero que por momentos se siente que desaprovecha las oportunidades de ese mundo en el que se debe sobrevivir a ciegas.

Tensión, pero no miedo: el gancho de ‘Bird Box’

La primera aclaración es que ‘Bird Box’ no es un filme de horror. Aunque así podría parecer a algunos, su propósito no es generar miedo, sino una sensación de angustia y tensión a cada momento. Está mucho más cercana a una serie como ‘The Walking Dead’ que a un filme con un monstruo como tal. Es una cinta de fórmula que entiende cómo crear, mantener y elevar la tensión en los momentos más importantes. El resultado es un filme que resulta entretenido porque consigue, la mayoría del tiempo, mantener al espectador al borde de la silla. Esa capacidad de manipular lo impredecible de su mundo y el hecho de que narre la historia desde dos tiempos diferentes son herramientas que aprovecha al máximo.

Dicho esto, es también un filme que no escapa de los lugares comunes del género. No se trata de una propuesta única o novedosa. Si algo, solo utiliza la premisa de un monstruo diferente (ni siquiera original, pues en cintas como ‘El Fin de los Tiempos’ de M. Night Shyamalan existen fuerzas similares como antagonistas) para abordar la historia del grupo de sobrevivientes al apocalipsis.

Si eres un adicto a este género o sales del disfrute de la cinta para buscar estos clichés, encontrarás que son abundantes. El grupo de sobrevivientes con diferentes personalidades, incluidos los clichés de ahora y siempre: el protagonista empático y líder, el cretino que solo quiere sobrevivir, la mujer que resulta demasiado confiada, el negro que se sacrifica y muere… quizás los protagonistas de la cinta andan a ciegas, pero nosotros no y esto ya lo hemos visto antes.

Ojos que no ven, monstruos que funcionan

Muchos encontrarán el principal atractivo en las criaturas que ‘Bird Box’ propone. En la cinta nunca se muestra cuál es su apariencia o cómo las ven las personas que entran en contacto con ellas. Algunas pistas sobre su posible apariencia se dan a través de frases, pero nunca se establece de manera directa. De hecho, el filme se niega, de manera literal,  a mostrar cómo lucen dejando al espectador la idea de que son ‘invisibles e incorpóreas’. Esta negación a revelar su apariencia funciona en términos de suspenso. Debido a que no hay una manera de verlos, los espacios abiertos se convierten en lugares de tensión y dada su incapacidad de lastimar (al menos de manera directa) hace que cualquier brizna se convierta en una alarma.

El filme tampoco busca revelar su origen. Nunca define si se tratan de aliens invasores o demonios personificados. Lo que se agradece, pues las características de estas criaturas y sus limitaciones los harían parecer un poco patéticos de no ser por el anonimato que la cinta les da. Si se le diera al espectador la oportunidad de preguntarse por qué no pueden entrar a los espacios cerrados o cuál es la lógica detrás del que solo personas locas puedan verlos, su eficacia y ‘verosimilitud’ se ven lastimadas.

Dicho esto, hay momentos en los que ‘Bird Box’ empuja demasiado a sus monstruos y los hace perder su encanto. En una cinta en la que la gracia es que, si los ves estás muerto, es molesto cuando la criatura misteriosa sale de estos elementos definidos, solo para generar más tensión.

Un mundo de ciegos… que no vemos

Como mencioné antes, ‘Bird Box’ me parece más cercano a productos como ‘The Walking Dead’ o ‘A Quiet Place’. Esto no solo es por la idea del apocalipsis, sino por las herramientas que usa para crear tensión. Así, una de las cosas más llamativas de este tipo de historias está en la forma como se plantea esa supervivencia detrás del fin del fin del mundo. Las herramientas, inventos, costumbres o incluso la forma de moverse en una tierra plagada de monstruos.

En este punto, siento que a ‘Bird Box’ le falta lo necesario para aprovechar al máximo su concepto. La idea de una sociedad en la que no es posible ‘ver’ porque significa la muerte es fascinante. Pero la película se enfoca más en los clichés del género que en explotar este concepto y de esa manera diferenciarse de otras propuestas en la pantalla (para hacer una comparación odiosa, como lo hizo ‘A Quiet Place’). Quedan ganas de ver cómo se guían, qué herramientas usan para comunicarse cuando no pueden ver, qué rituales del día a día se ven afectados, etc.

No es que esta idea esté por completo ausente. Hay momentos en los que vemos a la protagonista usar maneras de guiarse en ese mundo. Pero el concepto daba para mucho más y, a menos que una secuela esté en desarrollo, resulta decepcionante que se sienta como una idea a medio desaprovechar.

Un filme hecho para gustar, pero no para trascender

Bird Box

‘Bird Box’ es una buena cinta de suspenso, en un año que se caracterizó por historias de calidad de este tipo. Es un filme que aprovecha al máximo su propuesta y las herramientas de siempre para conseguir mantener el interés de inicio a fin. Por esto, no sorprende que tantas personas se interesaran y que, en general, despertara el interés de los usuarios de Netflix.

Dicho esto, es necesario aclarar que el hecho de que sea buena no significa que sea especial. Su mayor atractivo está en el hecho de que consigue estresar y tensionar, pero nada más. Como dije antes, los últimos años han estado llenos de propuestas curiosas e interesantes del género como ‘Get Out’. Y, en este sentido, ‘Bird Box’ puede parecer única o innovadora gracias a lo particular de sus monstruos, pero no va más allá.

No es necesariamente una queja, pero encontré decepcionante que el equipo no mostrara una manera de hacer de la falta de visión un elemento más de tensión. De convertir a la oscuridad en un protagonista. Después de repetirla, concluí que usualmente ‘Bird Box’ consigue mantener la tensión mostrando las cosas de manera directa. Esto no sería mayor problema, si la premisa de la cinta no fuera este mundo lleno de ciegos que buscan sobrevivir. Esto no lo hace una mala película, pero es una anotación que es prudente para aquellos que, como yo, se sorprenden cuando una propuesta consigue hacer que se me pongan los pelos de punta con herramientas que mis pesadillas jamás me mostraron.

Imágenes: Netflix

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionados

Archivos