Evaluación: ‘Better Call Saul’, temporada 2

Featured Video Play Icon
Jimmy: cada vez más Saul.

Las secuelas y precuelas siempre la tienen difícil. Sobre todo cuando el producto original es ‘Breaking Bad’, quizás la mejor serie que se ha hecho en televisión en muchos años. Pero ‘Better Call Saul’ logra hacerse su propio lugar. No se siente como un apéndice, y tampoco como un producto cuyo único objetivo es aprovechar el producto inicial para facturar un poco más de dinero.

‘Better Call Saul’ nos muestra cómo Jimmy McGill se convierte en Saul Goodman. Cuando fue anunciada se dijo que iba a ser una comedia, pero en la segunda temporada, que terminó este martes, lo que vimos fue drama de principio a fin.

En su primera temporada quedó claro que es una serie muy bien hecha, que no necesita a ‘Breaking Bad’ pero sí hereda algunas de sus mejores cosas. La segunda temporada tenía la obligación de consolidarla como un producto en sí mismo, con su propia narrativa y su propia voz. ¿Lo logró? Esta es nuestra evaluación.

A partir de ahora: alerta de spoilers sobre la primera temporada de ‘Better Call Saul’ y sobre ‘Breaking Bad’.

Jimmy y Mike

Better Call Saul
Mike y su ‘talón de Aquiles’.

‘Better Call Saul’ no es solamente sobre Saul Goodman. La serie bien hubiera podido tener a Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks) en su título. La mitad de la historia es protagonizada por este matón con corazón; un cirujano del crimen que en ‘Breaking Bad’ nos dejaba ver sus meticulosas maneras de asesinar. Banks nos entrega una interpretación magistral, en la que los matices de Mike están más presentes que nunca: frío y calculador, pero al mismo tiempo, amigable y amoroso. Su cabeza fría le complica las cosas en el trabajo, pero es un deleite verlo afrontar la vida y sus problemas.

Jimmy (Bob Odenkirk) no puede ser más diferente a Mike: improvisador, reactivo y colorido. Mike no dispara si puede evitarlo; Jimmy primero tira la bala y después piensa sobre las consecuencias. Pero en esta serie descubrimos que es un personaje mucho más complejo que el abogado carnavalesco de Walter White. Es una persona como tú y como yo, un sujeto con corazón y emociones desbordantes. Eso sí: su sentido de la justicia es más retorcido que el tuyo o el mío. Odenkirk explora ese rango y logra una actuación muy conmovedora.

El guión hace poco por conectar las historias de Mike y de Jimmy

A la serie podría criticársele que el guión hace poco por conectar las dos historias. Es como si lo único que tuvieran Jimmy y Mike en común, al menos en esta segunda temporada, es que viven en la misma ciudad y que ambos, en un futuro cercano, tendrán que ver con Walter White y su imperio de la metanfetamina.

Better Call Saul

Pero también podría decirse que tiene sentido que ambos personajes compartan pantalla: los dos afrontan, más o menos, los mismos dilemas. Ambos se mueven en ese limbo entre lo legal y lo ilegal, y los dos lo hacen por razones sentimentales. Además –de esto hablaré un poco más adelante–, el ritmo de la serie nos anticipa que, quizás, más adelante habrá un momento en el que todo tenga sentido.

Los actores secundarios tienen mucho mérito. Kim Wexler (Rhea Seehorn), el interés romántico de Jimmy, se convierte en un motor muy importante de la historia, y Chuck McGill (Michael McKeen), el hermano de Jimmy, es su otra mitad: la dinámica entre ellos dos es la que enmarca toda la evolución de Jimmy a Saul.

Muestra, no digas

Better Call Saul
Chuck, la némesis de Jimmy.

‘Better Call Saul’ es serie lenta y difícil de ver, sin que eso sea algo negativo. Y, ciertamente, su ritmo no es rápido. Además, pone un gran peso en la psicología de sus personajes y en las sutilezas que los transforman: a final de cuentas es la historia de cómo una persona se convierte en otra.

Pero tampoco es esté llena de tiempos muertos, ni que se pueda narrar lo mismo y causar el mismo efecto en menos capítulos. De hecho, todo el tiempo están pasando cosas. Lo que ocurre es que buena parte de la historia se cuenta en imágenes. Hay secuencias increíbles en las que no hay ni una línea de diálogo y aún así se las arreglan para cambiar toda la situación. A menudo, las pistas de lo que pasa con Jimmy o con Mike están por ahí, en pequeñas expresiones o pequeños detalles.

Tal como en ‘Breaking Bad’, muchos de los encuadres añaden dramatismo y ayudan en la narración. La posición de cada actor en una escena cuenta y dice cosas; cada pequeño detalle tiene una motivación y un sentido. Y eso solo se puede decir de pocas series de televisión.

El lenguaje audiovisual funciona muy bien en la historia

Quizás a ‘Better Call Saul’ le falta un Walter White, un antihéroe que se eche la historia al hombro. No tendrá tantas secuencias de acción como ‘Breaking Bad’, ni tanta adrenalina. De hecho, es una serie que se cuece a fuego lento, hora tras hora, semana tras semana. Sus cabos se van atando muy despacio: hay que tener paciencia.

Y, como sabrá cualquier cocinero, nada como el fuego lento para sacarle todo el sabor a un ingrediente. Quienes llegamos a los últimos capítulos terminamos con el corazón en la mano, completamente cautivados por Jimmy, Mike y sus complejidades.

¿Un nuevo ‘Breaking Bad’?

Better Call Saul
Jimmy: cada vez más Saul.

Esta no es una serie para todo el mundo. Entender del todo ‘Better Call Saul’ requiere de atención y esfuerzo, algo que muchas personas no están dispuestas a poner cuando están frente al televisor. Quizás no es trepidante como ‘Breaking Bad’, y no engancha a la gente como su antecesora, pero tiene sus propios méritos y funciona por sí misma.

Probablemente no vaya a ser una serie tan celebrada como BB. Pero es un gran producto, que cuenta su historia a su manera y logra convencernos de que no solo es una precuela, sino uno de las mejores contenidos que se hacen hoy en televisión.

Imágenes: AMC

José Luis Peñarredonda

José Luis Peñarredonda

Un día me preguntaron sobre mis intereses y no supe por dónde empezar. Decidí entonces ponerlos en orden y dibujé un diagrama de Venn para agruparlos a todos: Internet, cine, periodismo, literatura, narración, música, ciencia, fotografía, diseño, política, escritura, filosofía, creatividad... Me di cuenta de que en toda la mitad de ese diagrama, en el punto en el que todos estos círculos confluyen, está la tecnología. Eso me llevó a ENTER.CO. Estudié Periodismo y Filosofía en la U. del Rosario. PGP: http://bit.ly/1Us3JoT

View all posts

3 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • A mi Personalmente, me encanta la Serie, es una serie que poco a poco va mostrando la evolución de Jimmy, y comienzo a pensar que su hermano es un bastardo resentido, nadie es perfecto y todos cometemos errores como amigos, hermanos, pareja pero en la serie chuck no le perdona ni una a jimmy, siempre vive pendiente de verlo caer, excelente historia me encanta, y de mike impresionante personaje, ojala fuera mi guardaespaldas.

  • De acuerdo con el análisis practicamente al cien por cien. Si tienes el interés y la sensibilidad suficientes para estudiar los pequeños detalles del lenguaje audiovisual (planos muy subjetivos, secuencias lentas sin diálogo pero muy narrativas…), no te queda otra que admitir que es un trabajo excelente. Al final de la temporada te acabas preguntando como es posible que una serie lenta y sin acción te haya enganchado hasta el final…

Relacionados

Archivos